Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 5 D E F E B R E R O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 22. Ecuatoriano, el Proto Chimú y Chimú, y de al margen de lo mitológico, que busca su el Proto Nasca. y Nasca, acreditan l a sobe- i compleja evolución de los zoo y antropomorfos. De la serpiente, del pez, del jaguar y del ranía de los estilos decorativos más ricos y fecundos de l a alfarería y artes textiles cóndor, a la imagen panteísta y totalizadora precolombinos. del W i r a- K o c h a Nos referimos, naturalmente, a lo ecuaE l ilustre arquitecto, que confirmó una toriano y peruano, puesto que en lo tocanvez m á s en esta parte de l a conferencia que Cuarta conferencia del señor Noel su infatigable curiosidad sabe tenerle al día te al Altiplano Tiahuanaquense y Diaguita en cuantas teorías pueden relacionarse con hemos de atender a la autorizada opinión de A y e r por la tarde explicó en la Universiel arte colonial hispanoamericano, dedicó otros eruditos, y entonces habremos hecho dad el Sr. Noel su cuarta conferencia, con especial atención a las últimamente emitila excursión azarosa m á s o menos científiel mismo éxito que las anteriores, y ante das acerca del arte precolombino, haciendo ca que dista de l a exaltación cremática de un público tan numeroso, que acredita el. atinadísimas observaciones. las hilanderías y cerámicas de los verdeinterés creciente que estas conferencias han gueantes oasis de la costa a la sobriedad Flamantes indagaciones, dijo, correlaciodespertado entre el elemento culto. adusta y arcaizante de las culturas del intenan también aquellas culturas, como ya heE l tema de la conferencia de ayer llamó rior, ensombrecidas por el dramatismo anmos apuntado, con las fuentes centroameripoderosamente la atención, por el carácter dino. Con bellas y sentidas frases subrayó canas y del Yucatán, al extremo de que W a l exaraño de los monumentos proyectados, ter Lehmann en su Historia del arte del anel conferenciante el contraste entre ambas tan ajeno a todo sentido clásico. Su aspecto tiguo Perú, corroborando con los estudios culturas. fantástico, sus estilizaciones y sus simboliscolombinos de Seler, establece un gráfico Mas dicho esto y dado que es nuestro mos, tan sorprendentes, produjeron l a más cronológico de la marcha invasora de una propósito el extendernos sobre algunos coagradable impresión al ser explicados por y otra corriente de donde la vieja crónica mentarios críticos que se refieren ai momenla palabra mágica del Sr. Noel. tíe Balboa de que Lambaye que fuera funto de auge del inkario, o sea cuando desde dado en fechas remotas por inmigrantes veE l título de la conferencia fué E l arte Tiahuanako hasta las cercanías de Quito nidos del Océano cobra singularísima moprecolombino en el P e r ú y en el Altiplano reinaba el poder religioso y político de C o dernidad, pues suponiendo que aquellos nauAndino. Sus proyecciones y trayectorias. rikancha y el militar de Saksahuaman es tas, como procedentes de Centroamérica o Antecedentes de la fusión indígena necesario añadir una consideración de orSur de Méjico, se explica a maravillas las Comenzó manifestando el conferenciante, den particular. Expone después la original con el elevado sentido histórico que le es, relaciones existentes entre la cerámica T o l teoría de que en Sudamérica los Incas sigteca y Nasca, por un lado, y la M a y a y propio, al exponer sus originales teorías, nifican algo así como los indígenas moderChimú, por el otro. que para aclarar el punto de vista en que nistas del siglo x v i que aproximan las culha de colocarse a l considerar el aporte de turas precolombinas al mundo virreinal y el También se nos dice que el cacique C h i las culturas precolombinas en los estilos v i de aquellos valores culturales iniciales, ex- mú Nainlap, que desembarcó en el citado rreinales considera de toda oportunidad traviando su jerarquía en la m a r a ñ a del puerto de Lambayeque, tan estratégico. por el establecer el prestigio exacto del imperio tiempo llegan hasta nosotros, merced a la mediar entre las dos corrientes, era de oriinkásico en el momento en que E s p a ñ a acción purificadora de Incas como Tupaogen ecuatoriano, y recuerda con la mayor irrumpe en el Perú. Yupanki y H u i n a Capaco conducen las inoportunidad que M a x Uhle, en las conferenfluencias peruanas hasta el Ecuador, vale a Con l a prudencia de quien conoce a fondo cias dictadas no hace mucho en la Universiconsignar que ya en el siglo x v se encuenla. materia, dice hacer esta afirmación pordad de Quito, parece adelantar la idea dé tran en Tomebamba y Cuenca restos imporque los modernos estudios americanistas la supremacía M a y a en el proceso de la i n tantes de cultura incaica. parecen definir o juzgar de muy distinta mavasión centroamericana. nera la importancia y predominio de l a c i U n a de las partes que m á s interesó de l a E n el otro extremo estos mismos Sobevilización quechua, otorgándose por una parhermosa conferencia fué la referente a la ranos habían invadido los valles calchaquíes; te jmtcha mayor categoría a las culturas cosfantástica ornamentación peruana que, ininlos dominios del Inkario se extendían pues teñas, las que, a su vez, están vinculadas a teligible a primera vista, resplandeció en en la dicha centuria desde el Tucuman hasta las centroamericanas y a las mavoides del toda su belleza, gracias a la elocuente paQuito. Ecuador, y por otra, a la arcaica andina labra del ilustre profesor argentino. P o r Terminó afirmando en bien construidos o del centro, que corresponde a la región tanto- -dijo- -así se acreditan y justifican esperíodos, que el poder imperial, centralizado cisandina de las vertientes de l a cordillera. tas bellas figuraciones exornativas de las en el Cuzco, había simbolizado su poder d i artes aplicadas. peruanas. Lehmann las anaE s decir, que tras, el escenario plástico vino unificando mitos y deidades, el panteísliza con escrupulosa metodología, observanque hallaron los conquistadores y que resmo quechua aglutinaba al politeísmo de los do la evolución tecnológica del primitivo napondía en absoluto, a la dominación. del i n poderosos Yuncas. L a cultura andina, a la turalismo indígena y determinando, fisiógekario, prevalecía, empero, la j e r a r q u í a arsazón, habíase entralazado a la costeña. Inti na y tectógenamente, el origen estilístico de tística de otras culturas y de otros pueblos, y Pachacamaj, el sol ardiente y l a dulcelas diversas composiciones, o sea: De lo naque habían aportado m s que recogido. dumbre lunar gravitaban bajo el ritmo de turalista a lo figurativo. Uhle subraya, por Subraya después, con breves y elocuentes una común teogonia. ejemplo, la antigüedad de la cultura negatifrases, que la cultura arcaica del centro es, A continuación expuso una interesantíva, de donde la cultura submayoide y masin duda alguna, de capitalísima importansima serie de diapositivas, en extremo cuyoide ecuatorianas entroncan lo peruano con cia, denotando la posible migración que riosas, de este arte e x t r a ñ o y lleno de vida, lo de Centroamérica. por los tajos de la cordillera practicaron los que van explicando gráficamente la tesis Vinculando estos estudios a los postulados viejos pueblos centroamericanos y hasta con tanto éxito desarrollada por el ilustre por el notable profesor peruano D Julio Temejicanos en todo caso Arahuacos, Chibconferenciante. Primero desfilan los bellos 11o, particularmente con aquellos orientados ckas, Prototoltecas y Mayas. Su fina sensiejemplos de arquitectura de la costa y de a descifrar el sentido místico de las figurabilidad para sorprender el fenómeno histéTiahmanaco. Luego, alfarerías y otros eleciones ornamentales, llega el Sr. Noel, con rico- artístico le áace precisar, con mano mentos representativos del arte peruano; esprofundo rigor científico, a dirimir, en gran maestra, la importancia de esta corriente, culturas de intensa expresión, instrumentos parte, el aspecto esencial de lo que intereque es l a que podrá explicarnos m á s adelanmusicales, utensilios diversos, hilanderías, sa a las artes precolombinas en su acción te la correlación del aspecto uniforme que ídolos de plata, terminando con la proyecgerminadora de arquetipos virreinales. E l e mantiene la arquitectura virreinal de las ción de una manta, pieza magnífica del arte mentos plectoformos y plectógenos pueden sierras dentro de una tónica particularísitextil, en la que las estilizaciones indígenas ser derivados en el orden que les corresponma, si no tanto en el detalle, sí en cambio, aparecen bajo la influencia hispánica de la en las características de los estilos. P o r otra conquista. Frente al gráfico, insiste sobre la parte, l a cultura del centro empalma en disposición de las diversas culturas precoTiahuanako con las corrientes que penetran lombinas, y sobre sus posibles relaciones e en las regiones Diaguita, Guaraní y A r a u irradiaciones, demostrando hasta la saciedad cana. su importante teoría. Respecto a la Diaguita, que interesa tanto También evocó, con una elocuencia de á la Argentina, revela tan palmarias correrico colorido, algunas leyendas que rezan laciones, como la de Roberto Leviller en sobre los ritos m á s trascendentes en el teNueva Crónica de la Conquista del Tucurreno histórico y termina su comentario el mán, puntualiza, parangonando poterías conferenciante aludiendo a l a hermosa colecDiag uitas, con ejemplos cerámicos de Reció de objetos atesorados en el pabellón de cuay. Sumemos otro dato como este que R Á P I D O SE V 1I LA- JEREZ- ALGEOiRAS aquel país, en la Exposición IberoamericaPASAJEROS Y- MERCANCÍAS nos suministra el Sr. Ponsnasky, o sea, con m a g n í f i c o ó m n i b u s na de Sevilla, que dan acabada cuenta del que los chibchas de Bogotá llegan hasta BUSSING P U M J M A N hondo siernificado artístico de las culturas Tiahunako. en c o m b i n a c i ó n con los correos de Ceuta, precolombinas de Suramérica. Con claridad magistral y alto sentido peT á n g e r y Gibraltar. dagógico puntualizó después cómo a su vez E l público, muy complacido por la brillanSalida, 7 m a ñ a n a Gran C a p i t á n 12. Telas culturas costeñas, localizadas en tres te disertación, aplaudió durante largo rato l é f o n o 22690. centros esenciales, a saber: el Mayoide al orador Á l g e c i r a s Marina, 3. T e l é f o n o 183. E L CURSO D E A R T E COLONIAL HISPANOAMERICANO
 // Cambio Nodo4-Sevilla