Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iRMOMETRO CLÍNICO- ASÉPTICO- g HlASOMBROSOHtj Sin intermediarios. Ultimo mod. Rec. SOLO POR QUINCE DÍAS (Termómetro de fiebre siempre desinfectado) El Real Consejo de Sanidad, en su primera sesión, ha presentado una moción encaminada a facilitar su uso, siendo aprobada POR UNANIMIDAD, adhiriéndose a los entusiastas juicios de las cuarenta naciones del reciente Congreso de Medicina de Londres y notabilidades más destacadas del mundo médico. SON EXACTOS, EVITAN CONTAGIOS T SON BARATOS. -PELIGROSO USAR OTROS DISTRIBUIDOR: CARRETAS, 31- -AGENCIA CENTRAL. Paseo de Recoletos, 16, 1. Madrid. as, 5 9 5 aramia. COMO NUEVAS Precios s i n competencia. Calidad insuperable. Fabricante: Enrique Arnaidos. CASPE (Zaragoza) 5 T MD A A las Hermandades de Semana Santa interesa pedir notas de precios de túnicas para nazarenos, sandalias, zapatillas, escudos, etc. Presupuestos gratis. Vda. de Fdo. Kamírez. Alvarez Quintero, 35 y 37. SEVILLA %3 ffS S B í 3 i celebrará el día 24 del corriente una gran subasta de sellos. Interesándonos que todos los coleccionistas que deseen tomar parte en ella se encuentren en igualdad de condiciones, se celebrará solamente por las órdenes que se reciban. Detalles sobre la forma en que se celebrará los encontrarán en el catálogo de la subasta, que se enviará a todo coleccionista avanzado que no lo haya recibido, dirigiendo la petición a J o s é Delgado, Peligros, 5, Madrid. S u p r i m e pérdidas de energía; se amortiza rápidamente; dura más que ninguna y es una correa. Jh ¿correaa de calidad P. o del Prado, 36, Madrid. Ja. ¿aimso- ga i latina, 30 y 32 kilos, grandes partidas, ocasión. Jorge Behrendt. Apartado 289, Madrid. 268 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO DE MADRIGAL 265 por ti, y que te he dado músicas y te he seguido como a la sombra, y lo que es de hoy no pasa sin que logren premio mis fatigas. Sayda M i r i a n que había escuchado muda de indignación al estudiante, se retiró dos pasos al ver que Corchuelos llevaba su audacia hasta extender 3 a mano hacia ella, y exclamó trémula de i r a ¡Q u i t a o s de delante, miserable, u os pesa! ¿Y quién ha de hacer que me pese? -exclamó eon insolencia Corchuelos, viendo al viejo G i l L ó pez que acudía- ¿E s e vejete que no tiene fuerza para mantenerse en pie? Vamos, déjate querer, paloma; vente conmigo, y hablaremos, que hablando se entienden las gentes, y no te ha de pesar. ¡A p a r t a d enhoramala! -gritó Sayda M i r i a n retrocediendo, porque Corchuelos se acercaba más y m á s a ella. ¡Aquí, muchachos, con las estacas! -dijo G i l López, llamando a los mozos de l a pastelería. E n aquel momento se sintió bajar violentamente por las escaleras, y apareció Gabriel de Espinosa que, lívido de cólera, se lanzó sobre el estudiante, que al verle se hizo atrás, tomando rápidamente distancia, y tiró de su espada. G i l L ó pez y Sayda M i r i a n se arrojaron sobre Gabriel de Espinosa y le contuvieron, al mismo tiempo que jos dos mozos de la pastelería acudían con garrotes. -i Q u é vas a hacer, Gabriel? -dijo Sayda M i Tian- N o te pierdas ni pierdas tu casa por un estudiante borracho. ¿Cómo te llamas, miserable? -dijo Gabriel de Espinosa, sacando su cabeza, lívida de coraje, por entre Sayda M i r i a n y G i l López, de los cuales no podía desasirse- Dímelo y vete, porque no me dejan llegar a t i y acude gente, y yo necesito buscarte para matarte. -L o mismo me buscarás tú- -dijo soltando una insolente carcajada Corchuelos- -que yo busco a m i abuela; tú eres un cobarde, y no mereces tener a esa real moza. Gabriel rugió, llevó delante de sí a Sayda M i rian y a G i l López, mientras los mozos no se atrevían a llegar al estudiante, porque tenía fama de valiente, y algunas personas se paraban delante de l a pastelería. A este tiempo, habiendo oído la voz el señor Cosme Pedralva y acomodadle bien. Buenas noches, y hasta otro día. -Dios dé a vuestra señoría muy buenas noches -dijo Anguila, y salió con el escribano y con una I- -DIOS D E A VUESTRA SEÑORÍA M U Y BUENAS NOCHES DIJO AN 0 L IL 4. 5 de las luces, que tomó de sobre la mesa, dejando solo al alcalde, de quien se despidió Pedralva de lina manera familiar, aunque respetuosa, como se despiden dos antiguos conocstíos.
 // Cambio Nodo4-Sevilla