Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 3 DE. FEBRERO DE ig o. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A 3 PAG. n maestro D Ors se calle. Estas líneas son como para reactivarle un entusiasmo al cual j lia de responder siempre la gratitud encen- i dida del nuestro. Claro está que el maestro ha de bajar un poquito. Acaso, envuelto desdeñosa y altivamente en la gloria de su literatura- ¡y esto es lo que hace falta, literatura! se habrá dicho, como los italianos, chi pito capire capisca y han cápiio, esto es, han entendido, no pocos; pero urge que entiendan todos, y hablarle claro al vulgo de Lope de Vega, que desde su tiempo ya pagaba y sancionaba, y al cual conviene poner en guardia contra los anticristos o Bragaglias que pudieran venir a marearle. (l AUTOCRÍTICAS Se l i a estrenado en el teatro L a r a de Madrid, l a a d a p t a c i ó n escénica, hecha por Federico Olivcr, de l a novela, de Alberto l nsúa, El negro que tenia el alma Vlanca. E l Sr. Bragaglia pasó entre nosotros como un cometa; pero el rabo larguísimo de su teoria antiliteraria nos ha enrarecido el ambiente. Hasta el maestro Azor in, que es ante todo y sobre todo, y lo fué toda la vida, un literato, y si no es eso no sabemos lo que es, abogó, el mismo día que se estrenaba su traducción de Maya, por- el teatro antiliterario, y Maya es principalmente una obra de literatura. ¿Cabe suponer, ni por un momento, que Azorín ignorase la calidad de la Gregorio Martínez Sierra, autor de obra que traducía? No. Pero es que hay que ponerse otra yez de acuerdo en lo que enTriángulo. (Apunte de Sohs Avila. tendemos por literatura, y lo que entienden FEDERICO O L I V E R los buenos literatos es indispensable en el si ustedes quieren- -ciega y aturde, y hay teatro, porque es consubstancial con él. que ver con ojos limpios para sentir con sensibilidad limpia... que es el único modo E n el Cómico, de Madrid, se esMaya no gustó, no gusta a la mayor parte de entender. treno el juguete De cuarenta vara de los espectadores- Y como no gusta, no arriba... de. F e r n á n d e z Lepina y pueden entenderla. Cuando la sensibilidad González del Toro. Mientras pedimos una novedad absoluta, rechaza, el entendimiento se inhibe. Todo y se va perdiendo el gusto de la realidad es inútil, como no se eduque literariamente- -base de sustentación dé todo teatro verEn estos tiempos en que tan de moda está la sensibilidad. dadero, aunque sea teatro poético, expresado el teatro de vanguardia, nos asomamos al Maya disgusta a los preceptistas que to- con realidades de apariencia viva- por ahí escenario del Cómico ¡ojalá! con el misdavía insisten en la exposición, el nudo y el los grandes autores renuevan lo antiguo apo- ino azoramicnto que iríamos a pasear por desenlace, y defienden, como último baluar- yándose en ello. Lennormand, y más aden- ia Castellana con levita y chistera, o con te, la única unidad que todavía se les antoja tro Cocteau y su discípulo Giradoux, inter- americana de trabilla, si no quieren ustedes respetable, la de acción. Puede haber, hay, pretan caprichosa, pero literariamente, vie- que nos pongamos fúnebres o anticuados en otra unidad; la del tono, la ideológica, y esa jos temas, y Tules Romains ofrece al mundo exceso. es la sola que existe en Maya, asentada en la novedad antigua de Volpone. E l juguete que estrenamos hoy es de perel alma de la protagonista. Es el círculo cefecta retaguardia. Enredo, equívocos, chisrrado de una vida que cambia y es siemtes, o, por lo menos, frases que a nosotros Eso teatral es una pre la misma. Sin exasperarse- -con cierta odiosa. del teatroexageración. Y redundancia nos lo parecen... todo lo que el género exige. Y una por consijusticia cuando se exige para Gantillón, guiente, una caricatura; el teatro teatral es Estos trajecitos, si caen bien, esto es, si saque no es Shakespeare precisamente, un una caricatura del buen teatro. len graciosos, se llevan siempre. respeto absoluto, que no se tuvo siempre, ¿Cómo ha salido el nuestro? No lo sabepara Jacinto Benavente, por ejemplo- hay mos, pero poco nos falta para averiguarlo. que entender, y entender literariamente, para No hacen falta novedades de procedimien- Aunque es costumbre dedicar en estas autoseparar la paja del grano, en el zurcido es- to hace falta novedad de personajes. Con críticas un elogio a los intérpretes, en esta cénico del Sr. Baty. Porque el Sr. Baty es personas dramáticas nuevas no hay asunto ocasión lo juzgamos innecesario. Los prinun metteur en scené, y éstos, más atentos- viejo, y las personas dramáticas nuevas están cipales papeles corren a cargo de Loreto y a lo plástico y decorativo, piensan poco en ahí, en la vida; andan por la calle, aguar- Chicote. la literatura, y hay algo más que lo decora- dando una interpretación literaria que sirva tivo y plástico en una obra de teatro; hay a darles un valor teatral. Y estas personas ANTONIO F E R N A N D E Z L E P I N A nuevas no son siempre paisaje, aunque a algo antes: lo literario. RICARDO G. D E L T O R O veces lo parezcan, como una hilera de alcornoques. Todos los innovadores del teatro dramático, desde Andreieff a Pirandello, desde S O B R E M E S A Y ALIVIO Bernard Shaw a Lennormand, han innovaEl lector me perdone las incoherencias y do ideológica y literariamente; hasta los pu- acaso la obscuridad. La confusión es demaDE COMEDIANTES ramente ingeniosos, como Rosso di San Se- siado grande y el espacio de que dispongo condo. y Bontempelli, y Chiarelli, y Savoir. excesivamente estrecho. Acaso si un editor- -La compañía de comedia Clásica da Cuando Eduardo Marquina aboga por lo quiere, y el humor me ayuda, un día le echa- Arte Moderno, organizada por Isabel Baplástico, y espectacular, aboga como poeta, ré sus nudos a estas puntadas y haré un todo rren y Rivas Cherif, comenzará el próximo con el arma de su verso, que es el que le da coherente y unido. Y cuando yo no pueda, día 20, en el Liceo de Salamanca, con La la victoria. En el fondo, el procedimiento es ya vendrá otro con mejor aguja, mejor hilo moza de cántaro, restituida a la versión oriel mismo, y no vale la incomodidad de y mejor tela. ¡Hace falta. ginal de Lope de Vega y refundida escénicambiarlo cuando no hay una idea literacamente en cinco jlornadas divididas en FELIPE S A S S O N E ria dentro. E l procedimiento- -el drama no diez cuadros. es pintura, ni música, ni siquiera poesía líSeguidamente estrenará el drama en cuatro rica- -lleva ya más de veinte siglos y esta actos, de Miguel de Unamuno, estabilidad habla muy alto de su virtuda- Montalbán D. Julio Macedo, del que la Julio y nueUna obra dramática no es un ballet ruso. va agrupación artística tiene la exclusiva. Este es una fiesta de los ojos, de los oídos, A l estreno, cuyo solo anuncio ha suscitado de los sentidos; en él se siente por sentir; justificada expectación, asistirán destacaen el drama se siente para entender, y por das personalidades de la literatura y del peFrancisco Alvarez. Constantino. eso importan los personajes, las personas riodismo. Después, y alternando con las cidramáticas, entes de razón y, por ende, creatadas producciones, se representará Blan. ejoues literarias. chette, comedia la más significativa de El exceso de luz y. de ruido- r- de música cura tos, catarros, fatiga, gripe, 4,15 ptas. Brieux, adaptada al ambiente español zo J ¿Qué decir de El negro que tenia el almablanca? L a popular novela ha sido uno de los triunfos editoriales más resonantes. Traducida a casi todos los idiomas, y convertida en película, ha recorrido el mundo. No sé, en verdad, decir otra cosa sino que tengo miedo de haber desfigurado la creación de mi fraternal cantarada Alberto Insúa. La obra ha sido estrenada, es cierto, en América y provincias. No quiero invocar el éxito obtenido. Siento tanto respeto por el público de Madrid, que ante su fallo inminente considero mi trabajo como cosa inédita que viene al mundo con un temblorciljo de iucertidumbre. La novela queda por encima de mi intervención. No hay que decirlo. La compañía de Lara hace maravillas. Leocadia Alba, Carmen Carbonell, Manolo González, Antonio Vico, y todos, todos, pase lo que pase, merecen nuestra fervorosa gratitud. A 1I S SAN ISIDRO 1 JARABE CHELVI