Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESAS T R O P A S D E C O M E D I A N T E S Y MÚSICOS A M BULANTES, Q U E SE P A R E C E N A NUESTROS GITANOS CAZADORES de tigres. Ensueño de los chicos que empiezan a leer libros de viajes, y que sólo los potentados de la tierra pueden realizar. Corno el mundo, por ia facilidad de los transportes y de los medios de comunicación, se ha empequeñecido, cuando llega el otoño ya no se organizan, sino en raras posesiones señoriales, las clásicas c a c e r í a s de ciervos o de liebres de que conservamos la imagen por los grabados ingleses. L o elegante ahora es embarcar para el África o la India en busca de emociones más fuertes. Sólo que para eso es preciso contar con la amistad de a l g ú n raja o, lo que es más importante, con la benevolencia de las autoridades inglesas. Y ios grandes paquebotes que salen de Marsella o de Liverpool hacia las tierras de sol llevan siempre, en estas semanas de invierACERÍA DE TIGRES no, aficionados a las grandes cacerías. Hasta las damas y damiselas p a r t i c i p a n de esas emociones. Y como se suele viajar en grupos unidos por la a m i s t a d o por esos vínculos menos s ó l i dos que establece l a convivencia en un mismo medio social cosmopolita, ni siquiera hay que interrumpir en el curso de la expedición los ritos mundanos. Junto a las carabinas W i n c h e s t e r van los recipientes platead os para hacer el cock- tail a su h o r a quiero decir a todas horas. Y nada impide a los viajeros- -terminada la caza del día- -vestirse para comer como lo harían en una residencia aristocrática una noche de fiesta de la vieja Europa. Y es v e r d a d -preguntaba una señ o r a curiosa- -que cuando las damas toman parte en una cacería de tigres los sirvientes del ortfani z a dor dejan en la selva C BAILARINAS CON GESTO RESPLANDECIENTES MELANCÓLICO QUE 1 F. J O Y A S RECUERDA F A L S A S QUE: V A N D E F E R I A L A TRISTEZA D E NUESTROS EN FERIA PO- CANTOS PULARES
 // Cambio Nodo4-Sevilla