Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
bres, que dejando V i z c a y a por imperio de Ja vida, fueron a proseguirla en Castilla o en otros lugares, siempre al amparo de su privilegio por naturaleza, el de ser, por haber nacido allí, ¡hijosdalgo, sin otra probanza n i invocación alguna. A h o r a dejo a un lado la consideración de l a valía de estos fondos documentales que aquí se custodian, y reparo en lá magnificencia del palacio que alberga al. A r c h i vo, instalado, como la Biblioteca, a todo coste y rumbo, pregonando el de la procer esplendidez de la Diputación, que entiende, muy a diferencia de otras, que estos testimonios del pasado y estas creaciones de la inteligencia han de estar, por propio derecho y decoro de quienes las poseen, en el lugar y sitio adecuados, rompiendo la terrible tradición de los consabidos sótanos sombríos y las estancias húmedas, hediondas y tenebrosas, al amparo sangriento de papeles inútiles por viejos E l contrasentido es curioso v triste. N o an RELACIOX r- P I i- JES! A E X SEVILLA i LA B E A T i r i f ACJOX D E S A X i G X A l! POSTADA D E T, A C R O M Í V D E (REPRESENTA L ÜRDFCN DE SAN AGUSTÍN, E X DIEGO ORTIZ) E L PE. RU E L M A R T I R I O D E L P. su amoroso afán se truncó al paso de l a bástale con saber que tal nombre designaba francesada L o mismo en Bilbao que en antiguamente la parte occidental de V i z c a Simancas y en otros depósitos documeny a en 18 ó 20 leguas a la redonda, ct. ire tales de España. Álava, Burgos y Santander. Observamos, en realidad, que dentro de H e aquí otro aspecto interesante del A r este A r c h i v o componiendo su primera y chivo. E n estos papeles de Cargos del semás importante sección, hay cuatro archiñorío hallaremos preciosas noticias genea- vos el de las Encartaciones, el de la Telógicas de numerosas familias, de aquellas nencia del Corregimiento de Durango, el cuyo uno de sus miembros; siendo extraño de la de Guernica y, por último, por ser al señorío, aspiró a ejercer cargo dentro de el primero, el que se nutre de los acuerdos él, para lo cual tuvo que probar forzosaoriginales de las Diputaciones torales y mente quesera hijodalgo. juntas generales. E n este sentido, el arsenal de documentos No hay que olvidar que el territorio de que interesa a V i z c a y a propiamente no está privilegio, según el Fuero, comprende el en Bilbao, sino en Valladolid, en la Real señorío de V i z c a y a tierra liana, villas, c i u Cnancillería, aunque- bien veo que el invesdad, encartaciones y duranguesas tigador vizcaíno, o el que a Vizcaya llegue, Infanzonado tuvo por otro nombre la puede saber, sin ir a Vaüladolíd, lo que V a tierra llana ocupada por las anteiglesias, lladolid contiene, porque tiene á su d i s p o en siete mérinclades, que han de omitirse sición el oportuno catálogo por letras que en gracia a la brevedad y sencillez del rele enseña y le muestra, en resumen, la vida lato. L o mismo digo de Encartaciones, en de su señorío en los litigios mantenidos los varios valles que Se integran. A l lector fuera de su territorio por sus propios hom- UNA l A L A DEL DE LOS XfUKRDO SEÑORÍO
 // Cambio Nodo4-Sevilla