Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A G N I F I C A SALA D E L E C T U R A D E L A B I B L I O T E C A D E B I L B A O es tan desconocido el caso, y aun casos- -ya no, por fortuna- de esas ventas de papeles al por mayor, por organismos y entidades ignaros, ordenadas mayestáticamente por la razón de ser antiguos y, consiguientemente, de poco v a l o r H e dicho que ya no ocurre esto, por fortuna. E l baldón no corresponde siquiera a este siglo. Aquello de arbitrar recursos para éstas y otras fiestas, con éste u otro motivo, vendiendo carretadas de papel inútil por referirse a l gobierno y administración de antiguos Concejos y lugares es cosa de otros tiempos, no muy lejanos, pero extintos, gracias a Dios. L a Diputación de Bilbao ha querido para su A r c h i v o y Biblioteca luz, aire, riqueza. Ciertamente, riqueza. Díganlo si no esos departamentos originalísimos, habitaciones de cristal, una, dos, tres, cuatro, en las que el investigador y el estudioso se aisian de todo lo que les rodea, sin hurtarse a la mirada de! archivero, y allí, sin percibir ruido alguno n i aguantar la más leve molestia, yacen embebecidos sobre su documento o sobre su libro, y son dueños y señores de su estancia de cristal, que cierran con su llave y vuelven a ocuparla al s i guiente día, ahorrándose el trabajo y el tiempo del pedido documental o bibliográfico, porque el documento o el libro allí le aguardan, inmutables y solícitos a su i n vestigación o estudio. Del A r c h i v o pasamos a la Biblioteca. ¡Qué amable es la lectura en esta sala renacentista de espléndidas mesas, cómodos asientos y rapidísimo servicio, que entre el pedir y el obtener libro no hay más de tres minutos, el tiempo justo de subir y bajar el ascensor acelerado que nos lo pone en las manos. E n las estancias metálicas descansan muy cerca de 20.000 volúmenes. E n el día de nuestra visita hay Exposición de libros r a ros y curiosos. L o s vemos uno a uno, y de algunas de sus portadas obtenemos l a copia fotográfica. E l l a ha de ser para el lector la referencia más breve y luminosa. A h o r a gratamente, complacidamente, firmamos en el álbum, y por casualidad bajo la firma, del obispo de V i t o r i a que se extiende junto á la del presidente del G o bierno, en recordación ele su visita a tai Centro. Y el pensamiento del prelado nos ha parecido la más certera glosa de la significación y excelencia del A r c h i v o ¡H i j o s nobilísimos del: glorioso señorío! Podéis y debéis venir aquí a llenar vuestras inteligencias del pan de la mente y del espíritu; él es sano, sabroso, abundante Oportunas palabras, valioso juicio, amorosa invitación, que en el alma del obispo se extendió a todos los hijos de España. BALTASAR D E F. CHADE Y SU C E L E B R E LIBRO S O B R E L A ANTIGÜEDAD D E L A L E N G U A CÁNTABRA FRANCISCO MENDIZABAL (Fotos Espiga.
 // Cambio Nodo4-Sevilla