Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O g D E F E B R E R O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. guras representativas que posponen, temporalmente, las peculiares convicciones de ca da cual para realizar una obra de carácter nacional, y por tanto previo. -Y a dice usted en su libro que lo primero ha de ser constituir el estadio de las luchas políticas venideras y aprobar el reglamento de esas luchas. -Exacto. Pero eso 1 0 lo puede hacer so 1 lo ningún partido, sino una conjunción de buenas voluntades de muy diversas procedencias. La cuestión está en que se llegue a conseguir. sus cátedras ¡os señores Jiméne j. i, OrE n Economía tega y Gasset y otros, fueron ovacionados E l subsecretario, Sr. Pan dé Soraluce, por los estudiantes. recibió ayer mañana a los periodistas, ofreTerminadas las clases salieron hasta la ciéndoseles amablemente en su nuevo cargo. calle los escolares, a los que se unieron muEn la maiiana de ayer, el subsecretario chos curiosos, interrumpiéndose la circuladio posesión de la subdirección de Indusción, pero los grupos se disolvieron sin intria al ingeniero industrial Sr. Grancha. coantes. Manifestaciones del ministro de Trabajo -oy recibió a los periodistas el señor Sangro y Ros de Olano, y a las preguntas que le hicieron sobr la dimisión del general Vallespinosa, de la presidencia de J a Comisión interina de Corporaciones, dijo que le había sido admitida y que el cargo se proveerá en un sentido de enlace de dicho organismo con el Consejo de Trabajo. E l vicepresidente primero de este Consejo, Sr. Rodríguez de Viguri, desempeñará la presidencia de la Comisión interina de Corporaciones. E l ministro añadió que el señor Rodríguez de Viguri es persona de gran prestigio y colaborará con él eficazmente en el estudio de la Confederación Corporativa. -A la que no tocará usted, según sus frases- -le dijeron los informadores. -L a Institución- -contestó el ministro- -no es un derecho adquirido, es una conquista y la obligación de todo ministro de Trabajo es estudiarla con el detenimiento y la meditación que el asunto requiere. Preguntado sobre el pase de varios organismos de trabajo a otros departamentos, contestó que el asunto está a estudio de la ponencia gubernamental designada y que en todo momento imperará el criterio del ministro de Hacienda, ajustándose los cambios, si los hubiere, a la política de austeridad en los gastos adoptada por el Gobierno. Dijo, finalmente, que la dimisión dejos presidentes y secretarios de los Comités Paritarios no pasaba de ser un rumor y que del nombramiento de subsecretario no había nada porque ni siquiera se ha restablecido el cargo. V i a j e del ministro de Justicia y Culto E l ministro de Justicia y Culto, señor i irada, acompañado del nuevo subsecretario del departamento, D. Antonio Taboada, marcho ayer mañana a Málaga para asistir a la toma de dichos de su hija María Teresa. Málaga 8, 2 tarde. Para asistir a la toma de dichos de su hija llegó el ministro de Justicia y Culto, Sr. Estrada, acompañado de su secretario. E l ministro, para guardar el incógnito, se apeó del expreso en la estación de Alora, tomando un automóvil; al pasar por los pueblos de Pizarra y Cártama, el vecindario le hizo objeto de manifestaciones de simpatía. La primera visita realizada inmediatamente- de llegar fué a la Audiencia, donde el ministro fué cariñosamente recibido, rehusando el Sr. Estrada un banquete con que quería obsequiarle el personal. E l Sr. Estrada recibió en su domicilio a numerosos amigos, cumplimentándole el alcalde. E l señor C a m b ó expone su p e n samiento en o r d e n a las cuestiones políticas de actualidad Madrid 9, 2 madrugada. E l Sr. Cambó, que se negó en los pasados días a conceder interviús a los representantes de los periódicos madrileños, entendió que debía recibirlos horas antes de su regreso a Barcelona, y ayer, a las seis y media de la tarde, en sus habitaciones del Ritz, habló con numerosos informadores, previamente invitados. Una nota oficiosa Antes de entablar el diálogo con los periodistas, les entregó la siguiente nota, para poner en claro, según dijo, ciertos rumores respecto a la creación de un gran partido nacional, que él acaudillaría: Las declaraciones del conde de la Moriera, aparecidas en El Sol de esta mañana, excusan toda rectificación sobre cuanto se ha dicho en los últimos días sobre supuestos propósitos míos de creación de un gran partido nacional. Suscribo cuanto ha dicho el conde de la Moriera, por ser la expresión exacta de la verdad. Si, después de siete años de Dictadura, la política española se plantease a base de derechas e izquierdas, podría decirse o que la Dictadura había caído prematuramente o que merecíamos otra nueva Dictadura. No sé si volveré a actuar en política; lo seguro es que en todo caso actuaré desde el Poder, a base de obtener concursos considerables de toda España, que me aseguren la colaboración y el apoyo de lo más selecto de la intelectualidad española y de las fuerzas económicas de toda España. Hoy por hoy, apoyo decidido al actual Gobierno, cuya obra es mucho más difícil de lo que comúnmente se cree. En el último capítulo de mi libro Las Dictaduras, estudio las inmensas dificultades que habrán de afrontar los que presidan el tránsito del régimen de Dictadura al régimen de libertad. Y entre estas dificultades figura la revisión de la obra dictatorial, que debe hacerse sin apasionamientos ni espíritu revanchista, pues perdería toda autoridad y produciría en la opinión una reacción favorable a la Dictadura. En lo económico y en lo financiero, donde la acción de la Dictadura ha sido más copiosa, y muchas veces desacertada, la labor de revisión reclama prudencia y cuidados exquisitos, incompatibles con todo prejuicio y ligereza. Mas, porque conozco la magnitud y la complejidad de la labor que el Gobierno debe realizar antes de ir a las Cortes, entiendo que no se le puede apremiar fa ello, dejándole el tiempo que juzgue indispensable. La revisión de la obra dictatorial debe hacerla el Gobierno. Si la hiciera el Parlamento no sería revisión, sino una algarabía, en la cual el Parlamento perdería su prestigio. No olvidemos que el Parlamento futuro habrá de cancelar con la seriedad de su actuación un pasado del que el país guarda un recuerdo poco grato. U n a carta del marqués de Esíella E l general Primo de Rivera se ha dirigido a los asambleístas, y es claro que entre ellos a las personalidades que figuraron en el organismo consultivo, para darles cuenta de la organización de un partido politice, a cuyo frente estarán los ex ministros de la Dictadura. E l seguirá al frente de la Unión Patriótica, que tiene un carácter apolítico y al que le unen miembros muy fuertes desde que inició su obra de Gobierno. E l partido, dirigido por los ex ministros, irá a las elecciones para conseguir puestos en el Parlamento y defender allí la obra de la Dictadura. E n Fomento Ayer mañana recibió el ministro las siguientes visitas: general Vives, García V i nuesa, González del Valle, D. Tomás Asensio, D. Manuel Eirariturry, general De E u genio, García Bordoy, D. Miguel Davis, Semprúu, Castroviejo, del Pino, Creus, López Aguilar, Girona, duque de Sessa, Castillejo, barón de Andina, Ra ventos, Rodríguez Viguri, conde de Santa Engracia y Fernández Cancela; una representación de la Escuela de Ingenieros de Montes, Junta de Interventores del Estado de Ferrocarriles, y una comisión del Sindicato profesional de Periodistas de Barcelona, con objeto de que influya cerca del ministro de Trabajo para que se levante la suspensión de expedientes de Casas Baratas, dispuesta por el anterior ministro, con 16 que se facilitaría la construcción de casas de periodistas. E l señor Matos desde la semana próxima no recibirá visitas más que los martes y sábados. Ayer mañana tomó posesión de la Dirección general de Minas y Combustibles e interinamente de la de Montes, D. Rafael García O rmaechea, dándosela los directores salientes, señores Fuentes Pila y Elorric a. Lo que dice el c o n d e Mortera de la E n Hacienda Entre otras personas que acudieron a visitar al ministro de Hacienda, el Sr. Arguelles recibió a los siguientes señores: intendente general militar D. Enrich Pocer, don Rogelio de Madariaga, el vizconde de Cussó y D. Alfonso Cabello, que fué a hablar de la instalación del Banco Exterior en Portugal Un redactor de El Sol ha mantenido una conversación con el conde de la Moriera, acerca de sus entrevistas con el Sr. Cambó. De su referencia son los siguientes párrafos ¿Qué hay de ese partido de concentración de derechas? -preguntamos al señor Maura. -Absolutamente nada. N i partido, ni concentración, ni de derechas. E l eterno pleito de derechas e izquierdas está ahora supeditado a otro que, circunstancialmente, tiene mucho más interés: E l de la vieja y la nueva política. ¿Cree usted que no debe volver la antigua? -Creo que si vuelve vendrá también, más o menos pronto, otra Dictadura de arriba o de abajo, peor todavía que la pasada. -I Se refiere usted a las personas o a las conductas? -A las conductas, naturalmente. Pero las personas, que ni aun en el ostracismo han aprendido ni olvidado nada, reincidirán en su anterior conducta porque, ingenuamente, están persuadidas de que no cabe seguir otra. -Entonces si la fórmula no es partido... -Queda el de la unión sagrada. Es decir En vista de la coincidencia de todos los extremos de un amplio problema para el futuro la pasajera conjunción de varias fi-
 // Cambio Nodo4-Sevilla