Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES n DE FEBRERO DE 1930. E D I C I Ó N DE ANDALUCÍA. PAG. 16. 1 E l subsecretario, Sr. P a n y Soraluce, íué encargado del despacho de la Dirección General de Comercio y Abastos. Reales decretos de varios ministerios M a d r i d 10, 7 tarde. S. M el Rey ha firmado los siguientes: Ejército. Disponiendo que el comandante de Ingenieros D Rafael Serra cese en el cargo de ayudante de S. M el Rey, por cumplir el plazo reglamentario, y nombrando para sustituirle al comandante de Ingenieros D Luis Torres Capelaztegui. Nombrando capitán general de Baleares al teniente general D Rafael. Pérez Herrera, y gobernador militar de Cádiz, a D A n drés Saliquet. Designando al teniente coronel de Infantería D. José Delgado al mando del batallón de Cazadores de Barbastro; a los coroneles D Aquilino Castro, al regimiento de Dragones de Numancia; D Ricardo T o rres, al de Cazadores de Villarrobledo, y a. D Joaquín Patino, al cargo de inspector jefe de la 4. Zona. Instrucción Pública. Derogando el decreto relativo a la organización de la A c a demia de Jurisprudencia, que seguirá r i giéndose por los antiguos estatutos. vuestros deseos al decir que no hay otro hombre dentro del partido por el puesto que ocupa, por su personalidad y por sus condiciones relevantes que el conde de B u gallal para ocupar esta presidencia. (Grandes aplausos. Creo que he interpretado bien la opinión de los que aquí nos congregamos y, por tanto, no tenemos que hacer otra cosa, sino aclamar a nuestro presidente, seguros de que la Patria la Monarquía y el partido liberal- conservador encontrarán en él un defensor constante y que para nosotros será un guía en las difíciles circunstancias que atravesamos. (Gran ovación) D i s c u r s o del conde de Bugallal El p a r t i d o l i b e r a l- c o n s e r v a d o r vive E 3 conde de Bugallal es p r o c l a mado jefe del partido liberal- conservador L a jefatura del partido liberal- conservador está vinculada tradicionalmente a la presidencia del Círculo. Así fueron elegidos para el cargo, y con él para la dirección de las fuerzas del partido, los señores Dato y Sánchez- Guerra. Ayer, a las seis de la tarde, se celebró la anunciada reunión de la Junta general del Círculo para la elección de nueva directiva. L a concurrencia fué numerosísima. Se hallaban en el salón los ex ministros señores vizconde de E z a Ortuño, Ordóñez, Espada, conde de Lizárraga, Rodríguez de V i g u r i y marqués de Lema, y señores marqués de Santa Cruz, duque de Villahermosa, marqués de Selva Alegre, Roland, Estévez, marqués de Canillejas, conde de San Esteban de Cañongo, Bernal, Mazarroso, Fernández Doza, marqués de Arenas, Marín Lázaro, conde de Torreanaz, Cervantes (D José, don Juan y D Javier) Díaz Cordobés, del M o ral, Prats, Marfil, García Duran, Bugallal (don D marqués de Tenorio, Fernández Barrón, Bas, Fernández de Córdoba, marqués de Torrelaguna, Gandarias, conde de San Luis, Villaverde y otros. L a proclamación de jefe E n nombre de los elegidos para l a Junta directiva tengo el honor, señores, de daros gracias efusivas. Bien cr. be Dios que deseo corresponder a la confianza que en mí depositáis, con todo el esfuerzo de m i voluntad y de mi afecto. L a primera manifestación que he de hacer en estos momentos es la de expresar la íntima satisfacción que siento al ver que v i vimos con vida fuerte y próspera, a pesar de los tormentos padecidos, a pesar de las persecuciones que sufrió nuestro órgano en la Prensa y a pesar de que se nos extendió desde la altura la papeleta de defunción. Vivimos, pues, y vivimos casi todos los que actuábamos antes de 1923. E! apartamiento del señor Sánchez G u e rra P o r la superficialidad con que las gentes suelen observar las cosas se ha dicho que tenemos una influencia decisiva en el actual Gobierno y me urge decir que esto no es exacto y razonarlo. Nosotros fuimos enemigos declarados de la Dictadura. Cualquier solución que nos hiciera salir de esa pesadilla debíamos ayudarla con todas nuestras iuerzas. N o era, sin duda, la mejor manera de hacerlo la de ponerle obstáculos y creaile dificultades. N o se encaminó el Gobierno al partido liberal- conservador cuando iba a constituirse. N o Fueron llamadas personalidades del partido cuando se cerraron, otras puertas y cuando la comodidad exigió el sacrificio de otros. Además, el partido no tiene representación en el Gobierno. H a sido esto una requisición de servicios. E s contestar con el alerta está si alerta que se nos dirigió. Estaremos allí donde se nos crea necesario. N o pedimos botines. Nosotros no ofrecimos nada, sino que correspondimos al llamamiento que se nos hizo. A nosotros nos basta con que se nos den garantías para nuestra actuación. Iremos a la lucha electoral sin trato de favor n i privilegio alguno; y, dentro del Parlamento actuaremos como siempre actuó nuestro glorioso partido. Todo lo que el Gobierno necesite para el desarrollo pacífico y ordenado de la legalidad, lo tendrá de nuestra parte. N o le dificultaremos, pero tampoco nuestro apoyo será tal que pueda juzgarse excesivo. L o s p r o b l e m a s económicos y los p r o b l e mas sociales Minutos después de la hora anunciada ocupó la presidencia como vicepresidente primero, el conde de Bugallal, quien tenía a su derecha al marqués de L e m a y a su izquierda, al secretario general del Círculo, Sr. Molina y Molina. L a lectura del acta de la sesión anterior trajo a la memoria de los presentes la elección del Sr. Sánchez Guerra por la muerte de D Eduardo Dato, y en el documento se consignó los elogios que se tributaron al ilustre estadista por su sucesor, en la jefatura del partido. Seguidamente se leyeron varias adhesiones y se aprobaron las cuentas generales del Círculo. E l marqués de Lema pronunció las siguientes palabras: M u c h o tiempo ha transcurrido de; sde que se redactó el acta que acabáis de escuchar. Será inútil recordar los múltiples hechos ocurridos desde entonces y los dolorosos que nos han impedido reunimos en esta casa. Pero hay algo imprescindible y necesario, y es proceder a la elección de nueva Junta Directiva. Y o creo interpretar Y a en el orden político, consideraciones ¡Cómo no lamentar en estos instantes las respetables me impiden hablar sobre solucausas que impiden la reelección del señor ciones de urgencia; sí quiero decir algo Sánchez Guerra para la presidencia del acerca de los problemas económicos y soCírculo! H a creído el Sr. Sánchez Guerra, ciales, ya que siempre, aun en los pasados por razones especiales, que no debía seguir años, se permitió la exteriorización de opien el cargo que ocupó con la consideración, niones en los aspectos detenidos de la mael afecto y el entusiasmo de todos nosotros. teria. Recordaremos siempre los lazos que con él s E l partido liberal- conservador no irá! nos unieron y yo afirmo que el Sr. Sánchez nunca n i aun en parte a la expropiación Guerra deja en nosotros una estela de rec- más pequeña. (titud y de honradez que merece el férvido Estos problemas son de tal naturaleza homenaje de todos: que casi son comunes a la mayoría de los A l fin el hombre es hijo de las circuns- partidos. Pero hay una diferencia entre protancias y mucho más dentro del campo po- ponérselo y realizarlo inmediatamente, y litico. Confiemos en que otras circunstannosotros podemos hacerlo, pues amigos cias puedan volver a tornarlo y entonces no! nuestros son discípulos eminentes de V I encontrará obstáculos de ninguna clase- -yo llaverde y de Dato, que tenían una labor los pondré menos que nadie- para que torealizada y que podrían poner en ejecución dos volvamos a convivir juntos. sin dilación alguna. Quiere Dios que l a pena y la alegría se confundan, y hace pocas horas hemos teni- E l p a r t i d o l i b e r a l- c o n s e r v a d o r no p i d e el do una baja sensible que nos hiere profunPoder damente en el corazón. E l fallecimiento del Nosotros estamos en política por vocaex ministro D Juan José Ruano deja un es pacio difícil de llenar en las filas conserva- ción, no en solicitud de mercedes. N o pedoras. Fué su actuación brillantísima y ha- dimos el Poder. Nos basta que nos ofrezcía concebir grandes esperanzas para un fu- can sitio de peligro y de trabajo para laborar por el engrandecimiento de la Patria. turo próximo. Dediquémosle señores un reCon este Gobierno, que ojalá dure mucho cuerdo. tiempo, pondremos a contribución nuestro L a doctrina del partido liberal- conseresfuerzo en el cumplimiento del deber. (Gran ovación, que se prolonga largo rato. vador Cuando se hizo el silencio, el conde de Y o había pensado hacer aquí manifestaBugallal anunció que el partido sería conciones políticas en relación con la actuación vocado para un acto público, cuando las inmediata del partido liberal- conservador; circunstancias lo permitieran. Entonces sepero he desistido del propósito. Se halla el ría ocasión de exponer el programa y las Gobierno en estos momentos preocupado ideas que en el acto de ayer no eran de con una reintegración total a la vida constioportunidad. tucional y jurídica y quizás no convenga el Nosotros somos partidarios de la protecdespliegue de las banderas políticas y elección a la A g r i c u l t u r a y al trabajo. Pero, entorales cuando el Poder público pasa por tendámonos. Cuando esa protección llega a instantes que requieren meditación y silenextremos excesivos, como acabamos de ver cio. Nosotros tenemos el deber de no estoren el pasado régimen, produce la asfixia en bar su labor. l a Industria y en el Comercio. Bien está la E n cuanto a la doctrina del partido libeprotección ante la competencia extranjeral- conservador he de proclamar que es la ra, que puede producir la ruina de una i n de siempre. E l partido liberal- conservador dustria; pero sólo hasta el momento en que es monárquico y constitucional. Nunca j a sea necesaria y ni ufí minuto más. Dentro más hemos servido a una Monarquía sin del recinto de Espafta esa protección sin Parlamento n i a un Parlamento sin Monarlímites conduce a los monopolios ilícitos. quía. Son dos conceptos consustanciales que (Gran ovación. Sorpresa e indignación caiipara nosotros se complementan. 1 k 1 s