Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 12 D E F E B R E R O D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P Á G 10 LA REPOBLACIÓN DEL VIÑEDO E NL A MANCHA Hace próximamente veinticinco años se empezó a hablar en la provincia de Ciudad Real de la invasión de sus viñedos por la filoxera, habiendo aparecido los primeros focos en pagos del partido judicial de I n fantes, linderos con la provincia de Albacete. Parecía lógico que en tan gran lapso de tiempo, y siguiendo este fenómeno la marcha de otras regiones y otras naciones europeas, a estas fechas no tuviéramos ni rastro de la cepa indígena. Pero afortunadamente, no ha sido así, y aun cuando muy invadida la zona, tenemos muchos miles de hectáreas de viñas del país produciendo mosto en abundancia y sin preocuparse del peligro que les amenaza. Realmente, el caso es insólito y nos trae bastante desconcertados, diciendo cada uno lo que nos parece, sin que en realidad haya una opinión concluyente. Y conste que y o y a he dado algunas, pero sin comprometerme. ¿Quiere esto decir que vamos a seguir así indefinidamente, y que la filoxera para los matichegos es un mito? Nada de eso. L a filoxera lleva tres o cuatro años que ha dicho: ¡Aquí estoy y o! y v a haciendo unos es- tragos dignos de su fatídica historia; y de seguir el camino y la velocidad emprendidos (que no hay motivo para dudar de ello) nuestros viñedos, exuberantes, están amenazados para sucumbir en plazo más o menos corto. Acabo de ordenar el mapa filoxérico de Campo de Criptana, y tenemos próximamente 2. C 00 hectáreas invadidas y destruidas por todos los pagos del término. E n Alcázar de San Juan, entre este pueblo y la Alameda de Cervera, donde hay una zona de viñedo hermosísima, tenemos una invasión formidable. E n Tomelloso, no tanto, pero ya hay grandes manchas. E n Argamasilla de Alba, invadidísimo. Manzanares también tiene mucha. Fernancaballero y Malagón, van que vuelan. Sólo la zona de Daimiel, Torralba de Calatrava, Carrión de Calatrava y Ciudad Real, entre las importantes, están sanas. N o cabe duda que l a cosa va, de veras, y que ha llegado para l a provincia de Ciudad Real el momento de tocar a rebato y dedicarse a repoblar con viña americana, que es la única solución posible. Precisamente, este espacio de tiempo tan dilatado de veinticinco años a. que hemos hecho mérito, nos ha servido para aprender todo lo que necesitamos en lo que toca a la repoblación, pudiendo experimentar con toda comodidad y sin agobio. A l contrario; hemos tenido bastantes años que ha entrado el dinero como por un grifo suelto, y estos buenos labriegos, que veían hincharse sus gavetas, creían que el problema de la filoxera lo había planteado Julio Verne, y cuando se les hablaba de las vacas flacas en un plan de honrada previsión, se sonreían o se molestaban. Y hubo diputado provincial que al mostrarle una raíz de viña amarilla por ¡as colonias de filoxera, dijo que era de zarzaparrilla. Ciertamente que había muy serios motivos para mirar con desasosiego el problema de la repoblación, que a más de ser algo costoso, no ofrecía aquellas garantías que fuera menester, ya que otras regiones españolas nos mostraban fracasos que no se podían negar, y que nosotros hemos visto. E u este sentir, la intranquilidad dejos p u e blos que de l a viña viven estaba justificada hace catorce o quince años. Pero hoy la ciencia l a evolucionado y avanzado enormemente, y sabemos todo lo necesario para pensar en ol éxito. Cuando se empezó l a repoblación en E s paña no teníamos ciencia propia, y era for- r a r los datos de producción y valoración de lo que dan las viñas en un año como el anterior, que, siendo bueno, 110 ha s i d o n a d a extraordinario. Y aceptamos para precio del vino el de 20 pesetas hectolitro, corriendo el albur, como es natural, de sufrí un error en más o en menos, porque no sabemos lo que pasará con los precios en el resto del año. Pesetas. Valor aproximado del vino 87.520.780 V a l o r aproximado de los orujos. 983.369 V a l o r aproximado de las heces. 728.850 Valor aproximado de los sarmientos 1.953.000 Valor aproximado de la pampanera 455- 0O Total 91.641.699 DON CARLOS ANTEQUERA MORALES Los productos de la viña vienen a representar, en números redondos, el 45 por 100 de los correspondientes a las otras manifestaciones de la riqueza agrícola. Dejamos a salvo la ganadería y derivados. Pero ocurre que muchas otras riquezas quedan en muy pocas manos; esta vitícola se desparrama entre un sinfín de familias, en más de las tres cuartas partes; y por esto, en los pueblos vitícolas manchegos no hay pobres, y en cambio son legión los burguesitos, con blusa y abarcas, pero con su riñoncito bien cubierto. Hasta ahora, y así, en serio, únicamente Valdepeñas se ocupa con verdadera fiebre en reponer sus riquísimos viñedos. E s cierto que la vida de Valdepeñas está en el negocio de sus famosísimos caldos, y como se trata de un pueblo consciente y verdaderamente superior, no ha dudado en seguir el camino que a sus intereses convenía. De no haber tenido los valdepeñeros el corazón, y el empuje que tienen, hoy estaría medio despoblado, y no hemos de negar que algo se ha resentido en cuanto a densidad de población, pero en pequeña proporción. Hasta el año 1928 había repoblado 4.450 hectáreas, no teniendo aún completos los datos del anterior. Santa Cruz t Múdela, Torrenueva, Cózar, Hembrilla, L a Solana, reponen cada día con mayor intensidad. Manzanares este año ha empezado en gran escala. E n camino, en Tomelloso, Argamasilla de A l b a Campo de Criptana y Alcázar de San Juan han puesto (1.530) hectáreas ¡de viña del país. Mucho se ha discutido y hablado sobre la resistencia específica de los ataques de l a filoxera, de una variedad de cepa que aquíllamamos crujidera, o brujidera (de las dos maneras) y hasta se han forjado castillos, pensando que acaso con ella tuviéramos un auxiliar poderosísimo para resolver nuestro problema vitícola. Y era tanto lo que se había dicho sobre esta señorita cepa, que, auíi a conciencia de lo que hacía, llevé el asunto al Congreso Internacional de la Viña y el V i n o recientemente celebrado en Barcelona; y pasó lo que yo me suponía y era lógico que pasara: que nos dijeron aquellos buenos señores que nos dejáramos de elucubraciones, y que la brujidera la dedicáramos a hacer mostillo, con nueces y calabaza, porque se la come la filoxera aun cuando no tenga hambre, y no sirve para nada. Y yo, que ya estaba convencido, pude darme cuenta exacta. de que n o r n e había equivocado al pensar como pensé. ¿Buscar un híbrido nuevo con media sangre brujidera y berlandieri? Bien que o hagan los centros especiales, y dentro de veinte años que nos digan lo que pasa, porqué entonces es cuando nos lo podrían decir con fundamento. Pero en tanto, ¿qué hacemos... Pues sencillamente reconstituir nuestras v i ñas con lo mucho v bueno que tenemos, y dejarnos de novedades. N o pretendo en este modesto trabajo ds El nombre de este infatigable ingeniero agrónomo, jefe del Servicio Agronómico de Ciudad Real, es uno de los más familiares entre nuestros agricultores. El campesino manchego reconoce en Morales Antequera al agrónomo apóstol, consagrado a los problemas de la tierra. Honra hoy D. Carlos Morales nuestras columnas con un artículo de divulgación, de gran interés para toda la región central. zoso atenernos a lo que en otras naciones, especialmente Francia, se hiciera. Y nos liartamos de recomendar como portainjertos, híbridos francoamericanos, de gran sistema radicular, afinidad con nuestras viníferas extraordinarias, producciones fantásticas, precocidad (permitid el vocablo) chocante. Todas las circunstancias eran favorables, y estaba justificadísimo recomendarlos. Pero faltaba la experiencia, y ésta nos mostró que, esas variedades de tanto cartel, cuando pasan unos cuantos años, se filoxeran y mueren como si se tratara de una viña indígena. N o hay que achacar la culpa de esto a nadie; es sólo imputable a la ciencia anipelográfica española, deficiente al principio, pero que hoy está robusta y es mayor de edad. Claro que la ciencia encarna en los hombres y no en los tinteros. Hace no- mu- j chos años los médicos, casi sin excepción, sangraban a los enfermos de pulmonía; en cambio hoy es muy raro que acudan a este procedimiento. Y lo mismo pasa con todas las cosas de la vida. E n fin, siendo muy lamentable todo lo que ha ocurrido en otras provincias españolas, yo puedo adelantar a todos éstos v i ticultores manchego s que estén bien tranquilos y que. aborden serenamente la replantación de sus viñedos, en la seguridad absoluta i e que si se dejan guiar por personas conocedoras de la papeleta, el éxito e rotundo y río deben temer absolutamente nada. Claro es que yo no sé si poner viña americana, n i china, podrá ser o no un negocio. L o único que aseguro es que si en la provincia de Ciudad Real desaparece la viña, quedamos aquí, la música- y acá, como decía Lagartijo. Y para que de esta afirmación se den cuenta exacta mis lectores, vamos a consig;
 // Cambio Nodo4-Sevilla