Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 13 D E F E B R E R O D E 1930: E D T C I O N DxD A N D A L U C Í A P A G les de mi decisión. L o primero constituye una nerencia de casta entre nosotros los españoles, bien que no se trate en la actualidad de salir lanza en ristre por. esos campos de Dios. Volando y todo, m i hazaña, por lo que respecta al Resto, no llega n i con mucho a l a pelea con los molinos de viento ni a la liberación de los galeotes, etc. V a por dentro la cosa. Y en el ánima, no el delirio, sino, por el contrario, ¡a razón. Casi casi como si el hijo poeta del caballero del verde gabán, no desprendiéndose de la paterna sensatez, se hubiera dejado alucinar por los consejos de Don Quijote. Este anunciado vuelo del Zeppelin, en virtud de habérsele concedido la segunda comandancia de a bordo a! ilustre Herrera, y de figurar como primer pasajero el doctor Megías, y por su itinerario, y más circunstancias, algunas en fase preparativa, tendrá una marcada significación hispánica. Conviene, es necesario, acusar y fijar el privilegio, dentro y fuera de la Península. Aquí los cantores, y puesto que no surge nadie, y el Estado se desentiende de tal menester, valga mi buena voluntad. A l fin y al cabo, en nuestro país cuenta con justificativo abolengo el francotirador. comentaristas ele esta m i aventura del zcp A B C E N N U E V A Y O F K pelin. Cierto. X o deja de seducirme la idea Diez años de prohibición de conocer el mundo verticalmente, luego de haberle recorrido en su horizontalidad. De- L o s Estados Uniuos, que nunca pud. i, jaría de ser el levantino que soy, y, en con- considerarse como un pueb. o de viciosos besecuencia, nieto de. Ulises, el vagabundo, si bedores, pensaron que prohibiendo raa ca no me tentase- la maravillosa aventura. Pero mente la bebida se habrían de hacer lo principal es lo otro, lo que dicho queda. sanos y más fuertes, ¡y só. o han conseg u Un padrino tengo, el doctor Megías, más i n- multiplicar el número, ahora exorbitaníx- e teresado aún que yo mismo en que no deje borrachos! El efecto de la ley fué con. ade realizar el vuelo. Sabe él que si yo, ade- producente. La ley, que se impuso para premás de mi espíritu, dispusiera de una má- venir un vicio, es, precisamente, la que i. a quina, el ministerio del ramo habría adop- creado y sostiene ese vicio. tado la empresa, elevándola a nacional. Des- U n a desconsoladora estadística de es. graciadamente, yo no dispongo sino de un diez años de prohibición nos revela que ei espíritu, y aún puede que sea excesivo el Gobierno federal lleva gastados más de 400 vocablo. L o que sí puedo ofrecer sin que millones de dólares en la tan difícil y c a i haya peligro de rebaja es mi buena voluntad. estéril tarea de exigir el cumplimiento e tal ley. (Y. en este mismo período de tiempo la pérdida que l a prohibición hubo de origiFEDERICO G A R C Í A S A N C H I Z nar, por ese concepto, en las rentas públicas ascendió a 3.000 millones de dólares. P e r violaciones de la ley fueron arresta das más de 550.00 b personas, de las cuales 230.00 c cumplieron condenas en las pns. unes de la nación. L a Policía dio muerte a unos 200 individuos, y algunos centenales hlablé de plenitud. M e refiero al equilibrio Bodegas M. Antonio de la Rivá y Cía. Jerez. más perdieron la vida en sucesos criminales relacionados indirectamente con la peisecuen que los años persisten en su entusiasmo ción del vicio alcohólico. Y las víctimas iel y su energía, llevando a la mocedad la venalcoholismo voluntario se calculan en unas taja de la conciencia. U n a de las lecciones 34.000... que nos ha legado D. Eduardo Gómez de Baquero es aquella de su abnegación conforT a l es el resumen de los efectos producime avanzaba en prestigio y consideración dos por la prohibición. L a hipocresía v a social. E l éxito, merecido o no, pero tangigazmoñería la apadrinaron. Y he aquí unas cuantas notas de triste coincidencia. En e ¡ble en halagos y pro icho, convida a la mismo día en que se cumplían los diez años contemporización con los demás y la comde la prohibición ocurrieron los siguientes plicidad en uno mismo. Recordando, venesucesos, debidos a aquélla: U n estudiante de rando al maestro, quisiera yo no sestear con catorce años de edad se suicidó, avergonzado los otros canónigos en el coro, y en vez de de haber sido expulsado de la escuela publiahorrar el puñado de trigo en que consiste ca por llevar consigo un irasco con jugo Je mi granero, lanzarlo con el propósito de nueuvas; una mujer, a punto de ser madre, mé vas siembras. P o r eso cuando la vida por fin detenida por sorprenderla con una bc. eiía se muestra generosa, incluso atropelladamende jerez, y al ser internada en la cárcel dio te generosa 110 vacilo en arriesgarla, y ahí a luz prematuramente, meriendo la criatura; va el resto por los aires... un transeúnte fué muerto por. un desconociAmérica quiso y supo formar al viajero do, borracho, que, sin motivo alguno, le disapasionado que le llegaba, ni enviado ni reparó un pistoletazo... querido por nadie. De vuelta en España, co ¿A qué seguir detallando? E l comandanmencé a contar cuentos. E r a una rememte Maurice Campbell, encargado de exigir branza de los juglares y los trovadores. Poco el respeto a la ley en la ciudad de Nueva a poco, se adensó el corro de oyentes, bajo York, ha declarado que el 90 por 100 de los la aprobación doctoral. Y el prestidigitador crímenes que aquí se cometen se debe a la que jugaba con palabras, al sentirse escuinfluencia de las 25.000 tabernas y cabarets chado, comprendió que le incumbía una m i clandestinos abiertos al público... U n públisión, modesta como suya, pero ineludible. co que antes no bebía, y que ahora no puede Y desde entonces, si no he cegado las fuenpasar sin beber. U n público que empieza en tes de los surtidores decorativos, procuro los colegios y Universidades, y llega hasta que el agua vaya después a regar los huerPara t o d o s l o s q u e descueel hogar más recóndito. L a mayoría de los tos y las huertas. Cordíalmente solicitado llan, el afeitado diario es tan muchachos, ¡y de las muchachas! se aíicioaquí y allá, no descanso en m i apostolado importante como cualquier otro nó a beber, y ya no se concibe una fiesta emocional de una España hermosa y entrani un simple paseo en automóvil sin alcohol. detalle de la higiene personal. ñable, siendo lanzadera de un telar de comSi al pueblo se le diera voz. y voto en este ¿Es blanda su barba o dura? prensiones y afectos de Norte a Sur y de asunto, la ley de la prohibición se modificaría Este a Oeste. Confío en que lo del Use hojas Gillette legítimas y inmediatamente. N o volverían acaso los l i convierta mi desván de tejedor en una fáobtendrá siempre un afeitado cores más perniciosos. Fero volverían la brica de terciopelos y tisúes. Pienso, desde rápido y suave. cerveza y los vinos ligeros. Se reglamentaque aterrice, emprender una peregrinación de ría la venta de éstos, que cualquiera podría charlas líricas por todas las Españas. adquirir legalmente y a precios módicos, Claro está que es el Estado quien debiera desapareciendo entonces, por inútiles, las tapatrocinar la iniciativa que acabo de indibernas y cabarets clandestinos, donde hoy se caros, y no dudo que atendería m i instancia, cobran ocho dólares por una botella de vino; si la elevase a quien corresponda. Confieso 15, por. una de whisky; 25, por una de chamque ignoro los procedimientos. Hasta el prepagne, sente, y por le que toca a las diadas, mi ¡Y aún se piensa en prohibir el tabaco, y única relación con los Poderes públicos se ya hay Estados en esta desconcertante Unión ha reducido a tener que presentarme en ia S. A. Gillette- Barcelona donde se paga con la cárcel el fumar un Dirección de Seguridad la víspera de algusimple cigarrillo! na conferencia, y revelar a los amables funSin salir de Nueva Y o r k los domingos cionarios mis intenciones. Llego yo, me sienestán prohibidas las funciones dramáticas, to entre las máquinas; de escribir, y debo jusAGENTES DE ADUANAS y precisamente ayer, domingo! se cerraron tificarme de hacer, verbigracia, el panegíritres teatros, en los que se celebraban exhico de Santa Teresa o del Pueblo Español. GAROSA Y B L A N C biciones de danzas más o menos clásicas, y Verdad que acabamos cambiando cigarrillos, as bailarinas fueron puestas a la disposiVelasco, 13. SANTANDER suspendiéndose la tarea en la oficina, y en ción del juez. Presupuestos e informaciones gratuitas un reparto de apretones de manos y de sonsobre i m p o r t a c i ó n y e x p o r t a c i ó n de m e r A prohibir tocan... risas. ¡V i v a España! cancías. S. espués de ser liebre y de ser pez, va ¿MIGUEL DE Z A R R A C- A 5 t: TJ f ú Oloroso LA RIVA Los HOMBRES qUC DESCUELLAN SC afeitan CON GILLETTE
 // Cambio Nodo4-Sevilla