Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA i3 DE FEBRERO JO C T S FUNDADO E L 1. D E J U N I O D E 1905 DIARIO DO. ILUSTRAVI G E g g AÑO D E 1930. N U M E R O SUELTO; SIMOSEXTO N 8.466 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A nuty distantes y muy distintos de la normalidad contractual de la vida civil. S i en el orden de trabajo la corriente moderna i m pone como juzgadores y dirimentes en los organismos especiales (como el Comité) a los elementos representativos de las clases actoras, no es ilegítimo orientar la reforma, por lo menos adjetiva, en ese mismo sentido para muchas fases de la vida mercantil. L a materia, repitámoslo, no es para examinada a la ligera. Mas convengamos que no se debe dar por dicha la última palabra en el- nuevo Código Mercantil. E s esa una reforma que en su día deberán tamizar la Cortes. LA REVISIÓN MAS NECESARIA Impugnan luego lo que se halla eliminado de la jurisdicción mercantil. Entienden que la unidad de fuero que impone la Constitución es para las personas, y en los j u i cios comunes civiles y criminales, y que sólo por. error buce confundirse el fuero personal con los reales de los tribunales de Comercio, solamente relativos a los actos mercantiles. Sostienen que ha debido establecerse ia jurisdicción mercantil como fuero real, independiente y privativo de los comerciantes. Piden que se instituya un juicio oral y público a instancia única, únicamente con recurso de apelación ante los mismos tribunales de Comercio, pero conociendo en estos casos otros comerciantes y con fallo inapelable. E n fin, trata también el escrito de los arrendamientos mercantiles y de los contratos de transporte ñor toda vía, incluso la aérea. E l criterio de A B C sobre las demasías de los Comités paritarios- -jurisdicción, potestad ejecutiva, derrame de tributos, presupuesto libre y autónomo, etc. -es bien conocido y ya hemos ¡dicho más de una vez que cuando se establezca plenamente la l i berdad de Prensa volveremos sobre ello, -no para impugnar la reforma, sino para que se encauce y se ordene hacia sus fines únicos (y propios, que son el de armonía y concilia ción. E n l o que e refiere a la demanda ¡a LA REFORMA D E L jurisdicción mercantil como fuero real, dei n de CÓDIGO M E R C A N T I L dependiente y privativo dañolos comerciantes opinamos que cin para principio de universalidad unidad del Poder púY L A O R G A N I Z A C I Ó N blico, debe buscar, y. una fórmula expedita y viable, inspirándose en las advertencias que CORPORATIVA en el razonamiento que motivó así la proL a Federación de Círculos Mercantiles pia comisión autora del proyecto del nuevo y entidades libres de comerciantes e indusCódigo de Comercio, cuando confiesa l a triales, de Madrid, ha elevado dos informes alta conveniencia de facilitar las resoluciode substancioso interés a la presidencia del nes de los conflictos jurídicos por trámites Consejo y al ministro de Justicia. E l hecho breves y con la intervención de personas político que ha determinado el cambio de expertas en asuntos mercantiles. régimen y el de las personas, nada implica N o C J tema este para tratad al correr, para el fondo e instancia de esos dos esde la pl- ma con un comentario improvisacritos. do; pero sí se puede afirmar que el comer. E n el que se dirige al jefe del Gobierno cio necesi 1 garantías a su alcance y con su nácese constar cómo la Federación ha venipropia intervención para sancionar lo que do haciendo al ministerio de Trabajo reitese hiciera o lo que resulte de las estipula- rada observaciones sobre la aplicación que ciones que caen por fuera de los contratos e viene dando al derecho corporativo con, t. critos. Su órbita principalísima, que es el protesta cada día más general; observaciocrédito, la buena fe, está poblada de actos La Libertad recueiV las campañas persistentes- -no virulentas, como dice, sino v i vas y ardorosas- -de A B C contra los partidos y los hombres del antiguo régimen. Y ahora- -añade- -A B C se contradice y sc. niega, convirtiéndose en campeón de aquel régimen, de aquellos partidos y de aquellos hombres. S i el colega hubiese querido concretar al o de campañas a que alude, citar los hechos y los nombres que execrábamos, le hubiera salido más redondo el argumento. Porque la contradicción que nos atribuye se funda en la crítica con que estos días comentábamos la diversión de los constituyentes, rancia política de barullo, en que aparecen los mismos nombres y las mismas agrupaciones que fustigábamos en el antiguo régimen, por faena parecida a la de ahora. E l monarquismo intermitente, las preguntas en l a oposición si los monárquicos pueden ser liberales, el hacer, deshacer y rehacer bloques, levantar y abatir banderas y radicalismos, quitar y poner en los programas la cuestión religiosa, la reforma constitucional y l a república coronada, todo aquel espectáculo en que alternaban las pujas de izquierdismo con los cerrojazos del Parlamento y las crisis orientales, nos lo evoca la nueva e intempestiva campaña constituyente, llena de rencores y despedios por la mayor parte de sus partícipes, viejos artistas de la algazara y cuyo único resultado práctico será impedir o detener la restauración de la libertad y el asiento de una legalidad compatibles con todas las evoluciones del derecho. Seguimos pues, como estábamos... y los otros también como estaban, por lo que vemos desgraciadamente. L o que ahora sé proyecta- -nos dicen- -es para que nunca se repita lo que ha sucedido estos años con el régimen constitucional. Se repetirá tantas veces como se reproduzcan las causas, y cada vez con peores consecuencias. Las causas- -nadie puede esconderlas, nadie puede ignorarlas- -existen en los hombres y en las conductas que desacreditan la libertad y donde están las causas están los remedios. H o m bres y conductas son los más necesitados de revisión en España. nes siempre baldías, pues es sabido con qué fuero de autonomía venía produciéndose el citado departamento. A h o r a es de esperar que examine la cuestión el pleno del Consejo de ministros, y que conozca las realidades invocadas para una reforma que las clases industriales y mercantiles juzgan habrá de ser casi absoluta. Desde luego, los exponentes desean que se examine el problema en estas partes fundamentales: representación de los grupos corporativos en los Comités Paritarios; atribuciones de los Comités, j acuerdos de las corporaciones, base de traba jo y acuerdo de Comités Paritarios y Comisiones mixtas. Y por, supuesto, la éjecutoriedad de los asuntos y procedimiento para despidos. E i otro informe atañe a la reforma del Código de Comercio y es de carácter técnico- jurídico. Estiman los exponente; que no se debía ciar por concluso el estudio de la re. Lorr. ia sin ofrecer con la propuesta las normas que faciliten la aplicación de nía justicia comercial propia, expresamente caracterizada. INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS Despacho con el Rey E l nuevo director de Seguridad M a d r i d 12, 2 tarde. Esta mañana despachó con S. M el Rey el presidente del Consejo, quien al salir de Palacio manifestó que el Soberano había firmado decretos admitiendo la dimisión de director general de Seguridad al general de división D. Pedro Rodríguez Bazán, y nombrando para sustituirle al general de brigada D. Emilio Mola. Con S. M el Rey despachó también esta mañana el ministro de Marina, quien anunció la firma de decretos referentes al ascenso reglamentario de Ingenieros de la A r mada. La junta del Ateneo reintegrada a sus puestos E l subsecretario de Gobernación manifestó a los periodistas que habían sido reintegrados a sus puestos el presidente y los vocales del Ateneo de Madrid, y que éste había comenzado a funcionar legalmente en el día de hoy. Madrid 13, 2 madrugada. Ayer tarde, a las tres y media, previamente autorizada para ello por el presidente del Consejo- -que por medio del Sr. Matos así lo comunicó al doctor Marañón- -se personó en el Ateneo de M a d r i d la Junta Directiva, a l a que destituyó la Dictadura. E n una de las dependencias se reunió con el notario D. Luis Sierra Verdejo, el cual levantó acta de la toma de posesión. L a Junta Directiva está formada de este modo: D. Gustavo Pittaluga, vicepresidente primero; D. Gregorio Marañón, vicepresidente segundo; D L u i s de Tapia, secretario primero; D. Eduardo Bonilla, secretario segundo; D. Luis Jiménez Asúa, vocal primero, y D. Salvador Pascual, depositario. Se acordó nombrar una comisión que, en unión del notario, revise los libros de caja y de contabilidad e inventaríe los objetos del Ateneo y extienda el oportuno documento. El general Berenguer y el señor Cañal H o y ha recibido el presidente del Consejo al ex ministro D Carlos Cañal, que esta, niañana había llegado de Sevilla. E n esta entrevista ¡e reiteró el conde dej