Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 14 D E F E B R E R O D E 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 11 teres emocionado que inspira en el espectador no decaiga en un solo instante. L a l u josísima presentación, el primor de la fotografía y la magnífica interpretación, en que culmina el arte, ya consagrado, de Lewis Stone y E m i l Jannings, hacen de El patriota- -donde el sonido acompaña y subraya las escenas, aumentándoles calidades trágicas incomparables- -una de las mejores de la temporada. ginas de vivo dinamismo, constituyen l a acción externa de esta película, de elegante traza y simpático asunto, están realizadas de manera eficiente, con una técnica irreprochable. L a inteligente dirección de E r i c h Pommer, muy acertadamente secundada en el aspecto interpretativo por Dita Parlo, L i l Dagover y W i l l y tes escenarios, donde lucen sus condiekwei de excelentes artistas de gesto Claudia V i c trix, Jaque Catelain y Lucien Delsage. Con Occidente ha reforzado su cartel el Cine Bilbao. M i París Yette Arnell- Richard D i x Comedia frivola, muy siglo x x en la que se exalta la ficticia alegría del cabaret parisiense, el estruendo de la jais y la orgía del champagne. E n el apacible ambiente pueblerino, el zapatero Matías, con ribetes de filósofo, y su sobrino Pedro, joven músico, que canta a la paz horaciana de la aldea, sueña con la ciudad de la luz y con sus seducciones. Dos mujeres, tía y sobrina, que llegan a. pasar unos días en la aldea apacible, ejer- cen de sirenas seductoras sobre los pueblerinos, que, deslumhrados, las siguen a París, donde, tras algunos episodios de fino humorismo, se cumple una vez más el refrán de Cada oveja con su pareja terminando l a fábula en una doble boda. Destacan en la película los valores de l a fotografía, que es bellísima y de moderna e irreprochable técnica, y la interpretación de figuras principales, confiadas a Rich ard D i x y Yette Arnell. que hacen de sus papeles una feliz creación. E l film, proyectado en él Cine Bilbao, obtuvo brillante éxito. ESTRENOS E N MADR 1 D Caras olvidadas Olga Baclanova- Clive Brook L a novela del buen ladrón, tan explotada en el libro, el teatro y la película, tiene su perfecta representación en este film estrenado en el Cine Avenida. Todo el interés del folletín se encierra en la tragedia del pobre hombre dedicado a evitar el contacto de su h i j a con los vicios que arruinaron la vida de sus progenitores. Perfecto folletín, Caras olvidadas es una excelente película realizada por Víctor Schertzinger con absoluto conocimiento de los resortes necesarios para esta clase de obras, donde argumentos, figuras y ambiente se supeditan en absoluto a la acción, a proporcionar elementos indispensables para conseguir el dramatismo, donde el tema emotivo es el principal personaje, perseguido siempre, y, en este caso, hallado con la mayor fortuna. C l i v e Brook, el sobrio actor inglés, logra, una de sus mejores creaciones. N o podría ser de otro modo el asesino que renuncia a la fácil evasión ante, el recuerdo de su pala bra de honor de no intentar la fuga, aprovechándose del régimen de favor que disfruta en el penal por su buena conducta. Olga Baclanova, la bella artista rusa, justifica el éxito obtenido con su actuación en El hombre que ríe, y W i l l i a m Powell, perfecto en un papel de buena persona, opuesto por completo a sus famosas caracterizaciones de v i llanos Vírgenes modernas Joan Crawford- John M a c k Brown Máxima libertad en el país de todas las libertades: Norteamérica. Paraíso de la mujer actual. Muchachitas orgullosas de su i n dependencia, que saben v i v i r su vida con el más absoluto desprecio por los prejuicios de la vieja Europa. Flirts intranscendentes, al margen de toda complicación sentimental. Juergas desenfrenadas. Fracaso definitivo de la famosa ley seca. Magistralmente captado el ambiente en la película, estrenada en el Palacio de l a Música, ílárry Beaumont se acredita como certero realizador. Las vírgenes de hoy se presentan en- la pantalla sin escamotear a la avidez del espectador ninguno de sus encantos: L a línea perfecta de Joan Crawford, la Venus americana; la espléndida belleza r u bia de A n i t a Page, la encantadora ingenuidad de Dorothy Sebastián. Decorados suntuosos, fotografía perfecta. Y un argumento interesante: L a muchacha leal, con el valor necesario para afrontar los inconvenientes de su excesiva modernidad, desbancada por la señorita- hipócrita maestra en el arte del disimulo, que atrapa al codiciado millonario. N o falta tampoco l a moraleja. L a mujer, con apariencia de honestidad, no tarda en descubrir sus perversos instintos. L a otra era la- buena, lá virgen moderna, capaz de conservarse pura en el vértigo de la vida actual; tesoro de honestidad, ternura, casto amor, para el hombre que sepa descubrirlo bajo su máscara de frivolidad y ligereza. C 1 N E GRAMAS La industria c i nematográfica De los primeros estudios y estadísticas del Bureau International du T r a v a i l resulta que el capital empleado en la producción cinematográfica mundial se eleva a 4.000 millones de dólares. Cerca de la m i tad de esta cifra corresponde a los Estados Unidos. Francia ha invertido en esta industria 2.000 millones de francos, Inglaterra 70 millones de libras esterlinas y el japón 12 millones de yeus. Alemania ocupa uno de los primeros i r dj estadística; una sola de sus Empresas trabaja con val capital de 45 millones de marcos. U ares e a Mas todo vuelve en l a película, luego de haber bordeado lo escabroso, y a su reacción sentimental más pura y el idilio interrumpido renace en horaciana paz, a la vida de 35, Naturaleza, al amor de l a tierra. M u y bellas composiciones fotográficas ava- íoran esta película. L a fiesta de la bendición de los campos, con sus rituales formas las animadas escenas cuarteleras, pá- Vírgenes modernas es un magnífico film, en efecto; pero... se le ha ido un poco la M u y bien M a r y B r i a n Jack Luden y Fred mano al animador, al excelente animador Kohler, en sus escasas intervenciones. que es H a r r y Beaumont. Los vicios sociales hay que afrontarlos con toda su crudeza Rapsodia húngara para que tengan el valor de una lección viva, esto es lo honrado. Y una de las maDita Parlo- Witty Fritsh yores conquistas del cinema, cátedra abierDos elementos, perfectamente afines, real- ta a todas las enseñanzas. L o que no es lízan la artística modalidad de esta excelente cito, lo que puede hacer fracasar un film, es producción, cuyas primicias nos fueron el excesivo relieve que adquieren, precisamenofrendadas en el Callao. Son aquéllos la te, aquellos defectos que se trata de condeajustada sincronicidad de sus bellos motivos nar, detalles suprimidos ya por innecesarios musicales; la famosa rapsodia de Liszt. czar- en todas las cintas de factura moderna. das bohemias, y canciones sentimentales, a Con las estrellas citadas comparten l a magl a bucólica acción externa, pintorescas escenas y fiestas campesinas de ancestral tra- nífica interpretación John Mack Brown, Nils dición, y a la anécdota novelesca de la pe- Arther y Edward Nugent. lícula. unos amores románticos, de virgi Occidente lianas ondas, en la exaltación de la vida Claudia Victrix- Jaque Catelain del campo, entre los que se alza una fascisnadora y peligrosa dama, que en ausencia Una vez más se plantea en esta película de su esposo gusta deliciosamente de flir- e! tema de l a pugna de razas pro civilizatear en los claros de luna, subyugada por ción. E n el África del Protectorado franla poesía de la noche y l a bruja melodía cés, Occidente, trata de imponer a las horde un violinista cíngaro, cuya musical i n- das guerreras su espíritu por medio de los fluencia, con exceso reiterada a lo largo de elementos combativos de mar y tierra. Se 2 a película, interviene de un modo muy dis- reproducen, con fidelidad, movimientos de récto en la modulación rítmica de los per- buques de guerra, escenas de desembarco y sonajes. choques sangrientos entre occidentales y mahometanos. U n oficial de Marina queda prendido en la gracia, y encanto de Hassina, para llegar a la conclusión de que el amor, con su incontrastable fuerza, une a los seres de todas las razas y extiende su imperio sobre todas las religiones. Aunque resobado el tema, ofrece ocasión esta película para la presentación de brillan- E n los Estados Uñidos, 225.000 obréros tienen ocupación en la floreciente i n dustria. Los estudios dan trabajo a 30.000 comparsas y a varios millares de artistas. Inglaterra emplea 70.000 trabajadores en su producción cinematográfica. Se ha calculado que, en Norteamérica, seis segundos de proyección, una vez terminado el film, exige una hora de trabajo en los estudios y que esta hora de producción cuesta alrededor de 1.000 dólares. Sorpresas Clara Bow anuncia una visita a la vieja Europa para la próxima primavera. Coincide este viaje con la terminación del contrato que la copular estrella pelirroja tenía firmado con l a Paramount. Evelyn Brent causará baja en fecha próxima en la nómina de la misma Empresa. L a bella, inteligente y personal actriz no ha recibido ninguna proposición para renovar su contrato. Biliie Dove, insubstituible protagonista de las comedias elegantes, la ingenua perfecta, modelo de distinción, tampoco renovará Mi contrato con la First National.