Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OPOSICIONES A CORREOS, TELÉGRAFOS Y RADIOTELEGRAFÍA Próxima convocatoria. Para el programa oficial, contestaciones completas y preparación en las clases o por correspondencia, el INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23, MADRID. Regalamos programa y prospecto. Tenemos internado. Éxitos: E n las de Correos (año 1927) ingresaron todos nuestros alumnos; en las de Telégrafos obtuvimos las plazas núms. 3, 11, 22, 54, 90, 97, 101, 102, 109, 111 y 159 ¿i y en Radio obtuvimos dos veces el número 1 y 19 plazas cuyos nombres y apellidos figuran en el prospecto que regalamos. NADA DABLE un buen T A N AGRAcomo poseer La FONO. Los orujos de aceituna dan mucho dinero trabajados en una instalación P. de Gracia Patentada grande o pequeña, perfecta, económica, de sencillo funcionamiento y produciendo aceites de superior calidad y fácil venta. José P. de Gracia, P i y Margall, 9, MADRID. Lea usted legro qué es le cite complacerá. catálogo Soligratis. e ATENCIÓN Máquinas de escribir BOYAL PORTARLE UKDERWOOD P O R T A B L E REMIJíGTON PORTABLE CORONA PORTABLE PTAS. 750, A PLAZOS Grandes descuentos al contado. Caballero de G r acia, 24. UN PORTFOLIO por Ja diversidad de sus fotografías, C a b a l l e r o d e G r a c i a 24, M A D R I D UN LIBRO por l a abundancia de su texto, véndese. A dos kilómetros de la capital. Casa propietario y otras. dependencias. 150 fanegas, varias regadío. Mucho arbolado. Precio: 38.000 duros, S. R. Apartado 9.081. Madrid. FINCA E ALAGA UN MUSCO por l a belleza de sus planas artísticas; y UN REGALO Blasco g lep por l a baratura Se, su precio, FINCAS U N A peseta rústicas en toda España, compro. I. M Brito, Alcalá, 94, Madrid. en toda España. 50 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ pL PASTELERO D E MADRIGAL w ¡Poco üespues entraba el s e c r e t a r i o -E x t e n d e d e l auto de sentencia de c i e n azotes ¡y v e r g ü e n z a pública p o r ocho días, desde l a s c i n t o a l a s s i e t e d e l a tarde, e n l a picota de l a v i l l a contra l a persona del bachiller L o p e Corchuelos, Jcon d e s t i e r r o i n m e d i a t o de este pueblo, e n dos l e g u a s a l a r e d o n d a traédmelo a firmar, e i n m e d i a tamente n o t i f i c a d l o a l r e o m a ñ a n a a l p u n t o de mediodía, será ejecutada l a sentencia en l a parte r e l a t i v a a l o s azotes, llevándose en u n asno a l sentenciado, y distribuyéndose l o s azotes d e m a n e r a q u e los r e c i b a d u r a n t e el tránsito p o r l o s l u g a r e s m á s públicos d e l a v i l l a P e d r a l v a se puso a e s c r i b i r e l auto e n u n e x t r e m o d e l a mesa sobre u n pliego de papel sellado. ¡El m e z q u i n o de A n g u i l a t e m b l a b a m i r a b a c o n l o s ojos entumecidos a l alcalde, y n o parecía sino Ique e r a él e l que i b a a r e c i b i r l o s a z o t e s l e daban r e p e l u z n o s y sentía escalofríos. -Y a v e i s q u e se os hace j u s t i c i a- -d i j o el a l calde P o r t o c a r r e r o ¡A h sí, s í señor! dijo A n g u i l a- P e r o c o n l i c e n c i a de v u e s t r a señoría, m e parece que n o h a y cuerpo h u m a n o q u e aguante c i e n azotes. ¿A alcalde se m e os metéis v o s t a m b i é n? -d i j o P o r t o c a r r e r o- P u e s m i r a d n o se m e o c u r r a m a n daros d a r doscientos p o r a t r e v i d o y c o m o y o os! los mande d a r habéis de a g u a n t a r l o s m a l q u e o s pese. A n g u i l a quiso contestar p a r a disculparse, y no pudo. S e i e había pegado de m i e d o l a l e n g u a a l p a l a d a r -V a m o s a l o que importa al servicio del R e y n u e s t r o s e ñ o r- -d i j o e l alcalde P o r t o c a r r e r o- a n o c h e s i m a l n o recuerdo, d i j i s t e i s q u e habíais i d o m u c h a s veces desde M a d r i g a l en u n a h o r a a V a lladolid. ¡E n m e d i a señor E s o d i j e anoche y eso S i g o ¡ahora. -P u e s c e r r e r es, ¡cuerpo de d i a b l o! y d e c i d i m b é c i l ¿s i a l c a n z á i s t a l l i g e r e z a p o r q u é esta ¡mañana, a l v e r en e l aire l a m a n o d e l b a c h i l l e r n o os pusisteis a m e d i a l e g u a de ella antes de que los t o c a r a? j- -E s señor, que l a b o f e t a d a m e pilló de r e l a n c e que, p o r l o demás, s i y o n o estoy c o n t i n u a m e n te z u r r a d o p o r l o s estudiantes es p o r q u e sienipre a n d o o j o alerta c o n e l l o s y e n u n c e r r a r y a b r i r ¡de ojos m e e s c u r r o y m e l a r g o ¿O s impide l a bofetada e l i r a V a l l a d o l i d c o n u n p l i e g o e n e l t i e m p o q u e c u a n d o estáis b u e n o acostumbráis? -E n poniéndome y o a c o r r e r c o n t a l d e q u e í e n g a buenas l a s piernas, todo l o demás m e i m ¡porta nada. -P u e s t o m a d p a r a e l señor p r e s i d e n t e de la Chancillería de V a l l a d o l i d y p a r t i d a l m o m e n t o- -d i j o el alcaide P o r t o c a r r e r o dándole e l p l i e g o A p e n a s A n g u i l a l e t u v o en l a s m a n o s se v o l v i ó y de u n a estrepada, p o r d e c i r l o a s í se plantó n J a p u e r t a k l a sala, y h u b i e r a desaparecido á n o l l a m a r l e apresuradamente e l alcalde. ¡E h! E s p e r a d que a ú n tengo q u é d e c i r o s A n g u i l a se v o l v i ó j u n t o a l a m e s a c o n l a m i s m a ¡rapidez: c o n q u e se había a p a r t a d o d e ella. -E s p e r a d l a contestación q u e h a b r á n de daros, y t o m a d este r e a l de a ocho (i) p a r a que bebáis por el camino. -M u c h a s g r a c i a s señor. -A h o r a s o n l a s c i n c o- -d i j o e l alcalde P o r t o j c a r r e r o sacando u n g r a n r e l o j de o r o c a s i e s f é i r i c o- m e basta c o n q u e estéis d e v u e l t a en M a d r i g a l c o n l a contestación d e l señor presidente a l a s ocho de l a n o c h e -S i tardo será porque n o m e d e n l a contestación a buena h o r a pero y a m e traeré y o testimon i o de l a h o r a en q u e s a l g a de V a l l a d o l i d -V a m o s q u e q u i e r o v e r c ó m o emprendéis v u e s t r a caminata. E l alcalde salió c o n A n g u i l a a l a p u e r t a d e l a calle, y P e d r a l v a p i c a d o t a m b i é n de c u r i o s i d a d dejó en suspenso e. auto de l o s azotes y salió. l- ¡E a! -d i j o el alcalde P o r t o c a r r e r o- P a r t i d A n g u i l a se persignó, inclinó e l cuerpo h a c i a d e extendió l a p i e r n a d e r e c h a y se disparó. U n m o m e n t o después había desaparecido p o r e l p cante, (1) Un real de a ocho era equivalente a un peso íuerte, y se llamaba real de a ocho porque se componía de ocho reales fuertes de ios de veintiún cuartos.