Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA i5 DE DE i 3o. 9 DIARIO DO. ILUSTRA VIGÉ- FEBRERO NUMERO 10 CTS. AÑO SIMO N. 8.468 SEXTO g g g SUELTO, FUNDADO E L i D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L U C A D E T E N A segunda a tomar más dinero, y así repetían la fácil y provechosa jugada hasta apurar el margen que le consentía el tipo de pignoración, gs, señalando generosamente el valor nominal de los títulos. E n suma: E r a el Banco el que, con sus tiradas de billetes, cubría los empréstitos, aunque sin cobrar toda la renta, para que se llevasen una parte los puntos figurados de la operación. Las i n flaciones perturbadoras de los precios, y por consiguiente de los cambios, fueron una consecuencia de tal política, pero no la más grave. E l pueblo español ha visto mantenerse inmóvil y rígido aquí el tipo del descuento, cuando todos los institutos emisores, de Europa y América manejaban este gran resorte de la crisis monetaria, elevando o rebajando, con prontitud, el alquiler del dinero, a compás de las vicisitudes del cambio. E n España no se ha podido tocar ese resorte; bien se comprende el enorme trastorno que hubiera traído remover el obstáculo: Toda la edificación crediticia levantada por el Sr. Cambó. N o se ha podido pero, además, el Estado no podía disponer del tipo de descuento si no le socorría la buena voluntad del Banco. P o r la misma fecha en que inauguraba el período de las inflaciones- -el año 21 en el Gobierno de la Conferencia de P i z a r r a- -e l Sr. Cambó urdía sus obras maestras, un Arancel encarecedor de los precios, porque los altos precios eran entonces la receta salvadora y el estatuto de ordenación bancaria, este último bajo la obsesión de la crisis financiera de Cataluña. E l famoso ex ministro, empeñado en llevar el registro del Banco a su molde actual, se desentendió de la previsión más necesaria para el régimen de la moneda, en el que los bancos emisores tienen función principal, y renovó, por veinticinco años, el privilegio de emisión de billetes, sin asegurar, siquiera, la intervención del Estado en la política reguladora del crédito, garantía la más eficaz en la regulación del cambio. E l informe que hace unos meses redactó la comisión investigadora de la crisis monetaria, examina este asunto, puntualizando su trascendencia. H a y quien cree que el Sr. Cambó es el más llamado para regir la economía nacional y sanear la peseta. Puede ser; bueno es recordar el espíritu y la manera con que actuó en los problemas españoles y, sobre todo, en los problemas económicos y financieros. de, se reunió a almorzar con los jefes de! Cuarto Militar de S. M el Rey, entre los que hay costumbre de celebrar un almuerzo cada vez que uno de ellos cesa en su destino. LA TÉCNICA DEL CAMBO MONESEÑOR TARIA Algunos periódicos han publicado esta opinión del Sr. Cambo: E s casi seguro que el precio de la peseta en el cambio quede C O I T O está, sin nía i oscilaciones, que n i para alza serían convenientes por el trastorno que acarrean. Y hay que ir pronto a la estabilización. Este dictamen tiene fecha de unos cuantos días, en los cuales ha cedido la oscilación. L o seguro para nosotros es que el curso y el desenlace del actual período político de España han de modificar el tipo de cambio, en alza o en baja, según vayan las cosas. L a especulación vive de estas perspectivas. Creemos también que la arbitraria desproporción de la baja ha restringido, y sigue restringiendo, las operaciones a lo estrictamente indispensable; que se cambia muy poco y por consiguiente la depreciación sólo ha producido modificación circunstancial de los precios en algunas importaciones sin trascender a la masa general de los valores. E n suma: que no hay estacionismo del tipo de cambio, afortunadamente, porque es de esperar el alza de la divisa hasta su natural estimación; que sin la estabilización de hecho no se puede i r a la estabilización legal, y lo más importante es que el período de baja, por su exigua i n fluencia en algunos precios y en limitados negocios, que van liquidándose a compás del cambio, no ha creado intereses para estabilizar la desproporcionada depreciación que el Sr. Cambó supone quieta y que si fuera estabilizada traería una merma i n justificada y enorme de la obra nacional. Nuestra moclestísima opinión es radicalmente contraria a la del Sr. Cambó. A l ilustre ex ministro se le atribuye, por no pocos admiradores, autoridad y magisterio a que no aspiramos nosotros; pero desde su actuación en aquel consorcio que debía enriquecer a España con la compra de marcos y liras, tiene también un sino pavoroso por la técnica monetaria. E n la encuesta de El Liberal sobre los cambios, el director de un Banco bilbaíno expuso una de las causas menos mencionada, pero de las más decisivas en la agravación del problema monetario. A l u d o especialmente, dijo, al procedimlento de la emisión de Deuda Pública, que permitía al suscriptor, mediante el juego de los tipos de 14 y hasta de 17 por 100, pingües negocios y alentadores plácemes para el m i n i s t r ó l e turno. Pero aquella formidable expansión crediticia, basada en valores sin realidad, creó una potencia adquisitiva tiue actuó sobre la riqueza de! país a costa d e j a ponderación del mercado, por cuanto infiltraba de éste a cambio de sustancia v i tal, lo que solamente tenia el valor de una ficción, de un mito. Se recordarán los detalles de aquel genial procedimiento, discurrido e implantado por el Sr. Cambó y seguido luego en todas las emisiones del Tesoro, que llegaron a sumar miles de millones. Con algún dinero propio el suscriptor tomaba en una ventanilla del Banco títulos que inmediatamente pignoraba en la otra ventanilla. L a renta del papel pignorado pagaba el interés de la pignoración, dos o tres por ciento, y dejaba otros j dos o tres por ciento al suscriptor, que con el dinero riel préstamo tornaba a la primera ventanilla tomar más títulos a la Manifeslaciones del ministro de Ja Gobernación E l general Marzo conversó con los periodistas y les dijo que el Gobierno había vis to con satisfacción el recibimiento tributado a Unamuno en Salamanca, que fué entu siasta, pero con orden completo, sin que se dieran gritos subversivos de ninguna clase. Añadió que el Gobierno ha excitado al alcalde de M a d r i d para que estudie la admisión de trabajadores en el mayor número posible, con el fin de que se acabe el espectáculo de los grupos que, con pretexta de la falta de ocupación, intentaron alterar el orden. E l Gobierno- -añadió el general Marzo- desea hacer constar que, siendo su deber primordial el mantener la tranquilidad y hacer cuantos esfuerzos sean necesarios para que no se perturbe por ningún pretexto, actuará con energía, convencido de que detrás de tales manifestaciones se ocultan móvi- les que no son dignos de tenerse en conside- c ración sino para reprocharlos por parte da los amantes del orden. Siguió diciendo que le había visitado unai comisión de estudiantes de Madrid para protestar, en nombre de sus compañeros de! Barcelona, contra la agresión de que éstos, fueron víctimas a la salida del concierto de la Tuna Compostelaiia y pedirle que se castigue a los agresores. E l ministro les contestó que se instruye expediente para averiguar de quién partió la agresión y que s i de éste se deduce que ha habido ataque i n justificado, se procederá como corresponda; contra el responsable. D i j o también que se instruye expedienté por la Diputación de Granada para averi- í guar las responsabilidades que correspondan por el desgraciado suceso de los niños del Hospicio intoxicados. Seguramente sera de orden técnico. Los periodistas le preguntaron acerca de la combinación de gobernadores y contestó que en Consejo quedará terminada y hoy la pondrá el presidente a la firma del Rey. Otro periodista preguntó al ministro qué ocurría en Sagunto, pues mi periódico de París ha publicado noticias alarmantes so- bre la situación en dicha ciudad. E l general Marzo repuso que esas noticias! alarmantes son falsas. H a y una huelga, y el Comité Paritario de Valencia actúa para resolverla. L a tranquilidad es completa, pero se han adoptado las previsiones necesa rias para evitar cualquier alteración de orden público. U n a comisión de la sociedad L a Única visitó al ministro de la Gobernación para pedirle que se adopten medidas que garanticen su comercio, en vista de que, so pretexto de la falta de trabajo, algunos grupos exaltados asaltan sus comercios. E l ministro contestó que podían estar seguros de que la fuerza pública evitaría cualquier desmán. INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS E l presidente del Consejo visita al marqués de Alhucemas M a d r i d 14, 6 tarde. H o y ha visitado el conde de Xauen al jefe del partido demócrata, marqués de Alhucemas. E l general Berenguer dio cuenta de esta entrevista a los informadores políticos, d i ciéndoles que la conversación había sido muy larga, y en ella, como es natural, se trataron ternas de Gobierno y actuales. L a entrevista ha sido muy cordial- -añadió el general Berenguer- porque ya saben ustedes las relaciones que tengo con el señor García Prieto, que fué jefe del Gobierno en el que yo actué como ministro de la Guerra. E l general Berenguer, a los dos de la tar- Toma de posesión Ayer tarde, a las cuatro, se posesionó de su cargo de director de Comunicaciones tj liaron de Rio Tovías. L e dio posesión l subdirector, Sr. Navarro, pronunciándose los discursos (le rigor,
 // Cambio Nodo4-Sevilla