Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 16 D E F E B R E R O D E 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 28. LECTURAS Y CONFE- RENCIAS La arquitectura en P e r ú C h i l e y la A r gentina E l sábado explicó el insigne arquitecto argentino D M a r t i n S. Noel su penúltima onferencia, que ilustró con una preciosa serie de diapositivas de interesantísimos molimientos, que sorprendieron por la extraña nfluencia que descubrió dentro de un aspecto general netamente español, y más en particular andaluz, como con gran elocuencia y profunda doctrina demostró el conferen: iante. E l tema tratado fué la Difusión del Arte Hispanoandino por el antiguo virreinato de Perú, Chile y Argentina. Postreras influencias del barroco andaluz y otras corrientes. Insistiendo sobre el aspecto fundamental de las conclusiones de la clase inicial y señalando las derivaciones e influencias que los irquetipos virreinales del siglo x v n ya estudiados, van a ejercer en su doble trayectoria camino de Chile y Argentina, respectivamente, pasa a considerar l a importancia ie las corrientes ele fines del siglo x v n y comienzos de! siglo X V I I I que caracterizaran ssta nueva etapa evolutiva de las artes hispanoindígenas. Señala, por ejemplo, la i m portancia de cierta corriente asiática, sospechada por el profesor Sartorio en los retablos quiteños y puntualizada también por D. Luis Várela Ortegoso en algunas construcciones limeñas. E l Sr. Noel, por sus nuevos estudios sobre el lugar, que demuestran cómo ha recorrido América en todos sentidos, visitando los más recónditos monumentos con i n cansable celo, halla confirmada esta tesis, principalmente en algunas iglesias de la ciudad de los Reyes, de fisonomía pintoresca y popular, qc- e corresponden al momento de la influencia barroca andaluza y rococó del siglo X V I I I L a s más expresivas de las por él señaladas, y que por nuestra parte agregaremos que son obras maestras, son: Santa Teresa, San Marcelo, la Magdalena, Cochareas, Jesús María, Hacienda de San Juan y L u r i n y en los que tales características suman el sentido criolloindígena de la- costa, formalizando un tipo de Arquitectura virreinal decadente, de extraordinaria singularidad americana. También algunas iglesias importantes de L i m a al ser restauradas en esta centuria, como son San Agustín y l a Merced, acreditan idénticas peculiaridades. L a s construcciones del interior quedan más ajenas a estas tardías intermisiones, no obstante ciertos retablos y objetos suntuarios dieciochescos del Cuzco, se revistan de ciertos elementos de línea chinesca, que al entrelazarse al espíritu precolombino de los artífices lugareños formaliza también en l a Región Andina, la evolución de los estilos. Dícese, -además, formar en cuenta la aportación lusitana del Brasil, que por l a ruta del Atlántico penetra en el U r u g- uay y la Argentina, determinando en el extremo Sur del continente americano una reacción original. Destacado este aspecto del programa de la clase, analiza, con fino sentido crítico, una interesante, documentación de l a Catedral dé Panamá, que sirve para observar cuál era malgrado las influencias anteriormente señaladas, la preocupación del Gobierno de l a Metrópoli, pues estos documentos vienen a vincularse a otros que se relacionan con el. Perú, Chile y Norte A r gentino, ó sea con el Tucumari. Estos ejemplos, como los anteriores, se proyectan en la pantalla, dando lugar a nuevos y acorta- dísimos comentarios, los que permiten entrar de. lleno- en el estudio de las dos corrientes que bifurcan en la meseta clol A t a cana. P o r ello pasan, sucesivamente, ante la vista, imágenes de Chile y del Tucumán, que explican l a forma en que los arquetipos bolivianos vanse adaptando a la nueva geo- grafía histórica y de cómo la idiosincrasia de las culturas Araucana y Diaguita modifican, al empobrecerlos, los modelos tutelares, sumando además, determinadas singularidades autoctonías. Expresa el conferenciante que en esta clase dará preferencia a la trayectoria chilena, por cuanto reserva para la última lo que se refiere a l a A r gentina. Evoca a continuación, con frases ricas de color, algunos aspectos de Santiago de Chile y de la iglesia de l a Concepción, y de la tan pintoresca iglesia de Q u i llota, situada entre Santiago y Valparaíso, que demuestran a todas luces el predicamento ejercido por el Barroco Andaluz y el arte popular del Sur de España, en la Arquitectura suramericana del siglo X V I I I E n ésto el conferenciante deja ver su entusiasmo por nuestro arte, manifestando al público muestras de viva complacencia. Termina la clase proponiendo una clasificación formal de los estilos hispanoamericanos, que será la siguiente: Primero, estilo protovirreinal, estudiado en las primeras clases, y que corresponde al primer período de la conquista, y que ya fué postulado por el eminente y malogrado maestro D Vicente Lamperes y Romea. Segundo, estilo virreinal, que corresponde al auge del momento fusionista del siglo x v i r y que define el t i po cumbre de las artes hispanoamericanas. Tercero, estilo virreinal decadente, o sea el que se ha analizado en esta clase y que se desarrolla durante el siglo X V I I I Podría, además, señalarse un cuarto estilo más y de personalidad poco definida, como arrancando de las postrimerías de esta centuria, prolongándose en el siglo x i x este sería el estilo de la Independencia N o obstante, esta postrera floración estética halla feliz esparcimiento en el Río de la Plata, particularmente en la Arquitectura de l a Pampa pero este asunto, que con tanta ansiedad se espera, por corresponder de lleno a la patria del ilustre arquitecto, manifiesta que será el tema de l a última disertación. E l público aplaudió con insistencia al señor Noel, y la conferencia se prolongó, para los alumnos, con trabajos prácticos de Seminario. 1 NFORMAC 1 O MILITARES U n C o n s e j o de G u e r r a ES E l día 18, a las diez de la mañana, y en el primer regimiento de Ferrocarriles de Leganés, se verificará un Consejo de Guerra para ver y fallar la causa instruida al soldado Santiago Pinilla. Presidirá el coronel del Cuerpo, D Francisco Montesoro, y asistirán, como vocales, los capitanes don José Canal, D Julián Puertos, D Urbano Montesinos, D L u i s Santafé y D L u i s B a r taxi, siendo vocal ponente el teniente auditor D José María Dávila, y suplentes los capitanes D José Collar y D Eduardo V a l deras. P r ó x i m o licénciamiento A partir del 25 del actual se concederá cuatrimestral a las clases de tropa de los cuerpos de la Península, Baleares y Canarias, que no siendo voluntarios pertenezcan al segundo llamamiento del reemplazo de 1928, o estén agregados al mismo, así como a los prófugos y desertores acogidos a i n dulto. E l licénciamiento estará terminado el 28 de este mes. U n a obra sobre legislación Se ha declarado de utilidad para el Ejército la obra titulada Nueva legislación sobre provisión de destinos públicos, de que son autores el teniente coronel de Infantería D. Felipe Pérez Ampudia y el comandante D. Antonio Márquez. Inspección de reclutas L o s reclutas del regimiento del Rey han sido revistados por el general Balmes, que felicitó a sus instructores. Asistieron todos los jefes y oficiales del regimiento. E l destino de los jefes y oficiales, sancionados E l ministro del Ejército, conde de X a u e n ha dirigido el siguiente telegrama circular a los capitanes generales: E n tanto que aplicación Real orden 12 noviembre 1926, provenga de resolución gubernativa, se servirá V E hacer observar que deja de tener efecto l a privación del derecho a solicitar destino, que se impone a los jefes y oficiales sancionados con ella, a tenor de lo dispuesto apartado tercero, d i cha disposición, y, en consecuencia, jefes y oficiales afectados por ella podrán cursar papeleta en solicitud destinos que deseen, ateniéndose a casos reglamentarios. TOS, G R I P E G A R G A N T A sullas BOiñ ESPECIALISTA Mujeres y n i ñ o s Lope de Rueda, 20. H O Y D O M I N G O 16 F E B R E R O (S e c c i ó n vermut) ESTRENO INFORMACIONES Y NOTICIAS DECORREOS T i p o s de cambios para el G i r o P o s t a l internacional H a n quedado establecidos los siguientes: Cien pesetas oro, 146,31 pesetas; un franco belga, 1,13; una corona checoeslovaca, 0,24; una corona danesa, 2,16; una corona noruega, 2,16; una corona sueca, 2,16; un dólar, 8,3; un florín, 3,23; de Dantzig, 1,56; un franco francés, 0,32; un franco luxemburgués, 0,25; un franco suizo, 1,55; cien lei, de Rumania, 4,81; cien leva, de Bulgaria, 584; una libra esterlina, 39; una libra peruana, 32,14; una lira, 0,43; un marco finlandés, 0,24; un peso oro argentino, 7,05; un peso chileno de 6 d. 0,98; un pesou uruguayo, 7,20; un R m 1,93; m i l reis, B r a sil, o,9 S; t ¡n zloty, polaco, 0,99 peseta. por CARROLTj y GARY COOPER es un film sonoro P A R A M O U N T 1 ¡hierro fundido, abaste- NANCY s l a KB 2 r B ÍE cimientos do aguas. Paseo C o l ó n 4. D mmr S. E de C. n a b e o c k A L Wílcraac LA MEJOR AGUA DE MESA