Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B MARTES 18 DE FEBRERO DE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 31, RMACIONES Y NOTICIAS DEPORTIVAS E l Sevilla F C vence al JBetis Balompié, por dos tantos a cero. E l M a d r i d derrota al Athlétic cortesano, por cuatro a uno. E n los restantes encuentros, vencieron el Barcelona, el Athlétic de Bilbao, el Español y el Arena de Guecho. Otros partidos. FÚTBOL Sevilla F C dos tantos; Betis, cero Consideraciones sobre los rivales. -El domingo, en el campo de la Avenida Eduardo Dato, se jugó el último de los partidos oficiales entre los primeros equipos sevillanos. Este partido tal vez no sea el último de la actual temporada y de ello nos congratularíamos, porque significaría que en el campeonato de España el encontrarse de nuevo los dos equipos supondría unas previas eliminaciones de adversarios de otras regiones, a los que no estamos muy acostumbrados. E l balance de los cuatro partidos jugados entre el Sevilla y el Betis arroja un resultado halagüeño para el campeón andaluz, ya que ha obtenido tres veces la victoria y sólo ha cedido a su r i v a l u n empate en el terreno de éste. C o n referencia al tanteo, l a ventaja adquirida por el Sevilla ha sido también notoria. Seis goals a favor por uno en contra, que si bien no acusa una gran potencialidad perforadora, habla muy bien de su faceta defensiva, o muy mal del ataque del Betis, según el cromatismo de la lente que usemos para ver los hechos. E n cuanto a l a clase de juego que hemos visto, forzoso es reconocer que ha sido mala. Nuestros equipos, en su lucha cuadriplicada, no han regalado a la afición con una exhibición brillante que añadir a su pasado, y como recuerdo de éste sólo ha quedado la parte deleznable, la reminiscencia de un juego brusco, como exponente de una mal entendida rivalidad, amparada por el apasionamiento del público, que no parece aún llegada a l a mayoría de- edad deportiva. ¡Y esa carencia de juego ha sido l a tónica dominante a través de l a competición de L i g a con- algunas excepciones, que por serlas vienen a confirmar l a característica del momento. Y es que en vano se afana el Sevilla por en contrar aquella forma, aquel, dominio del año 20, que le llevó a vencer en campo neutral al Athlétic de Belauste y Pichichi, ¡casi nadie! y en vano trata el Betis de buscar aquel espíritu, que le mantenía i m batible ante una delantera de cuatro internacionales del Barcelona. Muchos años de lucha, de verdadera l u cha, costó llegar a poseer lo que tuvo tan efímera vida. Y sin embargo, hoy tenemos mejores campos, el problema económico aunque subsista, se debate en otros términos, que excluye la impotencia de lo más necesario, y en cuanto a jugadores, ¿será la carencia de jugadores sevillanos la lámpara de A l a d i no que hemos perdido y- con ella su maravillosa virtud? razón. ño J e s ú s detiene la p e l o t a m i e n t r a s C a r r e le e s c u c h a l a s p a l p i t a c i o n e s d e l cq- E i z a g u i r r e en l a s u e r t e de t o d o enter o y a t u s p i e s L a s u e r t e es que n o le pasa nada. O s e l i t o en e l m o m e n t o de m a y o r ción d e l p a r t i d o emo- H a y que seguir trabajando por encontrarla. H a y que luchar con tenacidad y renovar los elementos. N o hay que fiarse del prestigio de los nombres, que cuando éstos se consagran, van camino de la decadencia. Y esperar sin impaciencia, escalonadamente, no a saltos, sino ordenadamente, con transición, que es como se procede en la naturaleza. El partido del domingo. -Fué el encuentro jugado el domingo en el campo del Sevilla F C. un partido más, de los muchos que llevan jugados los rivales. E l partido, en realidad, tenía más importancia para el Betis que para su adversario, pues es más inminente el último lugar para los blanquiverdes, que el primero para los del maittot blanco. Pero parecía que era al revés, aunque ninguno de los bandos llegase a realizar proeza alguna. E n el primer tiempo hubo más movilidad, más acierto, más lucha. Todo dentro de un buen tono, comparado con lo que suelen ser estos partidos. Hubo ocasiones de marcar por uno y otro lado, siendo de anotar las escapadas de Roldan y dos remates de Herrera y E n r i que, parando el de éste Rey con el estómago. E n el segundo tiempo, el dominio fué del Sevilla que acosó la puerta hética con i n sistencia y obligó al enemigo a ceder buen, ¡A n t o n i o A n t o n i o! ¿Q u é h a síd- eso? número de corners. ¡Na, D o l a r e n á! ¡Q u é y e m g a n a Benítez logró el primer goal, sprintando bien, seguido por Adolfo, que no acertó a interceptar. Benítez cruzó él balón, aprovechando que Jesús, fiado en el medio bético, esperaba l a salida del delantero por dribbling. E n el segundo tiempo, cuando faltaba poco para la terminación, se castigó un jould de Tondo. Tiró Brand y Campanal de cabeza, remató a l a red, sin que Jesús lo evitara. Ambos equipos jugaron muy mal, especialmente las delanteras, y como conjun tq, la línea media del Betis. Este equipo jugó mucho peor que su enemigo, mereciendo la derrota, que no fué mayor debido a los desaciertos de l a vanguardia sevillista, a pesar de que Tondo, tuvo una actuación admirable en la zaga. L o s delanteros del Betis. no sólo no ligaron jugadas, sino que les sobró desgane, contribuyendo a ello la labor de la línea media, que no supo entregarles balones, aunque cortando juego, destacara l a actua- i ción de Angelillo. E n la diferencia de juego de la línea media sevillista sobre l a bética, y en la mayor; conjunción del trío defensivo, residió el se- creto de la victoria, bien conseguida. Especialmente A r r o y o hizo un magnífico partido, derrochando facultades desde el principio, hasta el minuto noventa del en- cuentro. A r r o y o y Tondo fueron los equipiers que más sobresalieron en el campo, por la bon- dad de su juego. L a línea de ataque del Sevilla tuvo una) actuación más censurable que la del Betis, si cabe, por cuanto hay que reconocer que tuvo más apoyo, que encontró menos resistencia y que se vio materialmente empuja-
 // Cambio Nodo4-Sevilla