Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, M I É R C O L E S 19 D E F E B R E R O D E 1930! E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 10 los gastos de dirección técnica, administración, enseñanza elemental y de experimentación agrícola, vigilancia y demás de carácter general. E l espíritu que informa la ley es, como se ve, beneficiosísimo para la clase rural poColonización interior bre, lu m á s necesitada de apoyo por parte del Gobierno, y su amplio desarrollo conL a despoblación, creciente siempre, del tribuirá, en unión del Servicio de Parcelacampo por el éxodo del agricultor a l a ciuciones, que tantos puntos de contacto tiene dad y la certeza de que no hay vida nacional, con el de Colonización, del que nunca debió no ya próspera, pero ni siquiera posible, que separarse, a difundir la propiedad privada. pueda basarse sobre un solar pobre y desSe. inició por la antigua Junta de Colomantelado substentando un n ú m e r o de poblanización y Repoblación interior la obra endores pequeño en proporción con su superficomendada a ella en montes de diversas procie, fueron indudablemente los motivos pricedencias y en regiones varias. Fueron comordiales para dictar lá vigente ley de- Colonizados diversos predios, bien instalando lonización y repoblación interior, sancionacolonias agrícolas o repartiendo terrenos a da en 30 de agosto de 1907, medio eficaz obreros del campo en diversas regiones: A n e intervención acertada del Estado para podalucía, Levante, Extremadura y Iá M a n blar el campo. cha; adjudicando 1.600 lotes a otras tantas E l objeto de la ley, que tiene carácter de familias de labradores pobres. ensayo, es el de arraigar en la nación a Jas E n este mismo número se describe, exfamilias desprovistas de medios de trabajo tractado, el plan de instalación de dos coloo capital para subvenir a las necesidades de la vida, disminuir la emigración, poblar e l nias agrícolas típicas, una de regadío, en Jerez de la Frontera (Cádiz) y otra de secampo y cultivar tierras incultas o deficiencano, en. Cañamero (Cáceres) enclavadas temente explotadas. ambas en regiones apropiadas para emSe basa en tres principios, que sirven de prender una intensa labor colonizadora. fundamento a la organización social y agraE l periodo característico de la obra de ria a que da lugar la ley, y son: la famicolonización principia una vez realizada l a lia como unidad colonizadora; la cooperaparcelación del predio y adjudicados los loción mutua en todos los órdenes, como factes, operación ésta que debe efectuarse con tor de productibilidad, y la limitación de sujeción estricta a los preceptos de la ley, facultades de enajenar y gravar el suelo coes decir, nombrando adjudicatarios solamente lonizado, como base de permanencia y arraia familias de labradores pobres y aptas para go de la clase rural. Serán consecuencias de su debida aplica- -el trabajo agrícola. Posesionados de sus lotes. lo someten al ción la intensificación del cultivo y ¡a subcultivo aconsejado por el director técnico, división del dominio de la tierra hasta l i proporcionándoles los atvxiiios precisos a tal mites convenientes. fin. Las parcelas, antes incultas o deficienteImplantada con un espíritu de ensayo, de mente explotadas, principiarán a rendir el tanteo y de transigencia, declaró preceptiva producto suficiente para, según el carácter la colonización tan sólo en fincas propiedad con que se realice la obra, subvenir a sus del Estado. necesidades, o, con ellos y jornales ganados H a n sido tan escasas en número, y en su fuera del lote, cubrir el presupuesto de gasto mayoría de tan deficientes condiciones de familiar. clima y suelo, y, en consecuencia, culturales, Las parcelas que se adjudican tienen la las fincas en las que h an podido llevarse a capacidad productiva suficiente para atender cabo estos ensayos, que, si bien sirvió para a las necesidades mencionadas en e l p á r r a contrastar la bondad de Ja idea, no ha tenido fo anterior y reintegrar al Estado, por meel desarrollo que merecía ni contribuido, en dio de cuotas anuales, los anticipos recila forma que se suponía, a ser propulsora bidos. eficaz de l a difusión de la pequeña pro. Que al labrador pueden concedérsele crédipiedad. Los terrenos se adjudican a familias de labradores pobres v aptas para el trabajo agrícola, obligándoles a constituir en cada colonia su correspondiente Asociación coofl Rk Jk a 2 k m Málaga, 150 faneperativa, siendo, por tanto, beneficiados los J W W gas caserío. Vénde se 38.000 que carecen de tierras y medios económicos duros. Dirigirse: S. R. Apart. 9.081, Madrid para someterlas a cultivos. E l Estado, concediéndoles anticipos reintegrables, les proporciona aquélla y éstos, otorgándoles la propiedad de un lote, indivisible e inembargable, cuando han cumplido los compromisos de reintegro. A pesar de l o escabroso d e l a s u n t o u n a E n las primeras colonias establecidas se o b r a m a e s t r a de arte. S u a u t o r S i m ó n costearon los gastos en su totalidad con los Gantillón. S u traductor: Azo rín recursos concedidos a este objeto por el E s L é a l a usted en el e x t r a o r d i n a r i o de tado, sin determinar la obligación, ni para Asociaciones cooperativas ni para colonos, ele- reintegrar cantidad alguna por los beneficios que le reporta la constitución de bienes comunales o de provecho familiar. Magnífica edición. U n a peseta. A partir de i j i í se establece para cada colonia creada un régimen económico financiero, que permita, mediante reintegros fáPARA ADORNAR SU JARDÍN ciles y cómodos para los colonos, disponer Artísticas macetas de cerámica, bancos y nuevamente de la mayor parte de las cantifuentes de azulejos. C A B A L L E R O Mayor, dades que se inviertan en las obras de colo 80. M A D R I D nización para su reinversión en nuevas obras de la misma índole. Así, pues, la instalación de colonias en terrenos apropiados no debe representar para el Estado más cargas que la del importe de Francisco Alvarcz. Consiantina. MEDIOS PARA POBLAR EL CAMPO D. FERNANDO GARCÍA- FUELLES El aumentar el número de pequeños propietarios sin vulnerar los fundamentos del derecho individual, respetando los derechos de todos en lo que tienen de legítimos, debe ser aspiración de cuantos se preocupan por la paz social y el pro. greso de la agricultura. Medio efkan para conseguirlo sería la aplicación de una ley de Colonización interior que modificara en forma conveniente la vigente, de cuyo alcance y desarrollo pueden darse cuenta los lectores por el relato que en el presente número hace el ilustre ingeniero agrónomo D, -Fernando García- Fuelles, vocal técnico, y vicepresidente electivo (en la actualidad presidente interino) de la Junta de Colonización Interior. (Apunte de Solis Avila. tos reintegrables, con seguridad de que cumpla sus compromisos, nos lo viene demostrando la actuación, del Servicio Nacional del Crédito Agrícola, el que, al dar cuenta de las operaciones, pone de manifiesto esa halagüeña realidad, y de la cual es el espíritu de trabajo que anima, a ios colonos en la realización de ¡as obras; de colonización, buena prueba es lo que ocurre. en las colonias establecidas en adecuadas condiciones. Cas limitac ¡ones de la ley han impedido actuar sobre los miles de hectáreas que, con beneplácito de todos, deberían ser cultivadas. A ello debe atribuirse el que no se hayan instalado las colonias y efectuado los repartos de terrenos que la situación de los labradores pobres demandan y la conveniencia del país exige. Para colonizar con éxito debe actuarse sobre terrenos fértiles, en fincas de gran extensión, que, al proporcionar lotes a gran número de colonos, permita repartir económicamente los gastos generales y los correspondientes a los servicios cooperativos, y adjudicar las parcelas a. familias de labradores aptos para el trabajo agrícola. E n las colonias establecidas en estas condiciones, el éxito puede asegurarse, como la práctica demuestra. F AYA LA FARSA A 1I S SAI ISIDRO i njiimoiiriirini ii ¡raiiniHiairiiini: iiim ¡nii! En