Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 19 D E F E B R E R O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 11 A! crearse la Junta de Acción Social A g r a L a colonia de Higueruela y Valles está diz) terreno que pertenecía a su Ayuntaria, a ella se confía el servicio de Coioni- situada al Sureste de la provincia de Cá- miento, con el carácter de dehesa boya! zación, y las orientaciones marcadas condu- ceres y- al Oeste del, término municipal de Dista cuatro kilómetros de Jerez; la crujeron a dar preferencia en estas obras a las Cañamero, al que pertenece, y a una dis- za la carretera de Ronda, y está enclavada de parcelación. tancia aproximadamente de la población de en la zona regable del pantano del GuadalE l plan seguido facilitó la creación de tres kilómetros. cacín. Como todas las dehesas inmediatas, gran número de pequeños propietarios, danL a enajenación de los terrenos para su estaba dedicada a la producción espontánea do acceso a la propiedad de la tierra que la- reparto se concertó entre el Ayuntamiento de pastos y cubierta de palmitos de la esbraban a, los arrendatarios de ella. Para de Cañamero y la Junta, de Colonización, pecie chamoerap humilis, que en las épocas conseguirlo, fué autorizada aquella Junta, bajo las condiciones que se consignaron en de paralización vegetativa por falta de llupara, previa las consiguientes formalidades, el correspondiente pliego. Esta enajenación poder adquirir fincas de propiedad particu- fué hecha a censo reservativo, inscrito a fa- vias, servían para entretener con sus áspelar que voluntariamente desean enajenar sus vor del Ayuntamiento, redimible el impor- ras y leñosas hojas los ayunos estómagos dueños, a los fines dichos. te de su capitalización en el plazo máximo dé las escasas cabezas de ganado vacuno Las fincas parceladas se enajenan a favor de cincuenta anualidades consecutivas, dán- que eran sus únicos habitantes. de pequeños arrendatarios o colonos me- dose por los censatarios, como canon anual, Para juzgar la necesidad de su instaladiante precio pagado a largos plazos, y siem- el 2 por 100 de su valor, que es de 325.22 a ción, basta consignar las siguientes cifras: pre que aquéllos abonen de presente el 20 pesetas, en que fueron tasados los montes. E l término municipal tiene 134.666 hecporrioo del valor de. la venta. Corresponde abonar á cada adjudicatario por táreas, extensión que casi iguala a la de E l 80 por 100 restante, lo adelanta el E s- este concepto 14,25 pesetas anualmente. algunas provincias españolas; sólo se cultiL a superficie de la colonia es 2.222 hec- van 80.793 hectáreas, de las cuales 76.211 tado, que, como decimos, lo abonarán los colonos en anualidades a largos plazos, y táreas, distribuidas, en la siguiente forma: corresponden al extensivo sistema de cultiSuperficie ocupada por 458 lotes, 1.700 las cantidades no amortizadas devengan i n vo de cereales al tercio- -las 53.873. hectáreas hectáreas; zona forestal, 494; vivero y camterés del? por 100 anual. restantes son dehesas o marismas- Las po de experimentación, siete; edificio, camiEsta modalidad de colonización interior, fincas mayores de cien hectáreas ocupan el no y arroyos, 21. Total, 2.222 hectáreas. tan interesante y digna de atención, como 84 por ioo del término municipal. Las 72 las reseñadas de colonias agrícolas y reparLos lotes tienen superficies variables en- fincas dedicadas al cultivo cereal extensivo to de terrenos, hoy está encomendada a la tre tres y cinco hectáreas. Tomando como Dirección general de Agricultura, lo que da media cuatro hectáreas, se considera como suman 58.462 hectáreas de superficie, correspondiendo 812 al predio medio y 1.299 lugar a que exista una Junta de Coloniza- lote tipo el siguiente: a cada propietario. L a densidad de población interior, dependiente del ministerio de Viñedo, una hectárea; olivar, una hectáTrabajo, y otra de Parcelación y Coloni- rea; frutales, cero hectáreas, 75 áreas; ce- ción en el campo no llega a tres habitan íes zación, en el de Economía Nacional. L a ne- reales, una hectárea, 25 áreas. Total, cuatro por kilómetro cuadrado. cesidad de unificar sus actuaciones y depen- hectáreas. A l distribuir sus aguas por las 10.000 hec. dencia es notoria, P a r a descuajar de mata de roble, jara y táreas de la zona regable el pantano del L a aplicación de la ley de Colonización helécho parte de la superficie de algunos Guadalcacín, ordenará imperiosamente a los ha puesto de manifiesto sus excelencias y lotes, se concedieron auxilios a los colonos propietarios la parcelación de sus heredadefectos; el período de ensayo a l a misma que, por falta de medios económicos (no por des, so pena de anular los incrementos cíe atribuido debe darse por terminado. Las en- desidia o abandono) no podían ejecutar tal riqueza que el regadío supone, lastimando señanzas adquiridas, tanto en las colonias labor sin el auxilio del Estado. de modo considerable sus propios intereses. instaladas como en las fincas particulares parL a ejecución dé las labores precisas para L a obra colonizadora, convenientemente d i celadas, y los estudios realizados, algunos poner en Cultivo los lotes se han llevado a rigida, hará el resto. E l obrero agricultor concretados en proyectos de ley que fueron efecto en su totalidad por. los adjudicatarios trocará ¡os díscolos modales del bracero de sometidos a las Cortes en I Q I I 1914 y 1921 de los lotes, percibiendo anticipos, tan re- hoy por la sumisión, laboriosidad y lteza (los cuales, por dificultades de orden parladucidos como los de 39 pesetas por hectá- de miras del pequeño propietario o arrenmentario más que por razones de carácter rea, para plantación de olivar, que les per- datario con garantías. Transformada asi la político o económico, no- fueron aprobados) mitirá reintegrarlos al Estatío fácilmente. pueden y deben aprovecharse para formular característica social agraria de Jerez, serviSuperficies de la importancia de las que rá para demostrar, a los que aún lo pongan el proyecto de nueva ley dé Colonización, ya que la vigente es inadecuada para conseguir hemos mencionado, destinadas al cultivo de en duda, cuánto bien resultará para. España la difusión de la pequeña propiedad en i o s la vid, olivo y frutales, van presentando con la extensión del regadío y la colonitérminos que exige una- conveniente política problemas, que sólo una acertada coopera- zación. ción puede resolver. E n la actualidad se presde acción social agraria. L a superficie total, de la colonia es ele ta preferente atención a la construcción dé FERNANDO G A R C I A- P U E L L E S una bodega cooperativa, que oriente, indus- 104,09 hectáreas, de las cuales 150 están detrial y comercialmente. la elaboración y ven- dicadas al cultivo individual, dividida en 75 Ingeniero agrónomo. ta del vino. obtenido. E n plazo próximo ha- lotes de dos hectáreas de extensión, L o s brá que dedicar especial cuidado- a la ela- prados comunales ocupan 27 hectáreas; el C O L O N I A A G R Í C O L A boración de aseite, y al mismo tienipo orga- resto corresponde a caminos, canales y consnizar la industria de desecación de higos y trucciones. De entre los 400 solicitantes que D E C A Ñ A M E R O (C A- otras frutas, y con ella la fabricación de se presentaron al concurso se eligieron 70 envases y la de transporte de producto. obreros jerezanos, los cuales, llenando los CERES) De los antecedentes expuestos se deduce requisitos marcados p o r i a ley, eran horteE l Ayuntamiento de Cañamero, con. el fin la importante, labor realizada, que. se ha tra- lanos y obreros de viñas. Las cinco pareen de dar solución al problema social- agrário ducido en una honda transformación del las restantes, situadas en sitios estratégicos, planteado en aquel término municipal, soli- pueblo a consecuencia de la riqueza creada. fueron reservadas a huertanos de Valencia citó la colonización de los montes Higue- L a Asociación Cooperativa de Colonos, y Murcia, para que difundan sus provechoruela y Valles, pertenecientes a los propios que funciona eficazmente, es la llamada a sas prácticas de avezados regantes. mantener la riqueza creada y a resolver sade aquel Municipio. E l sistema de explotación de las dos hecPrevia la instrucción del expediente ad- tisfactoriamente los diversos problemas que táreas de extensión de cada lote es el forraen explotación de tal importancia han de ministrativo correspondiente, se redactó por jero intensivo, consumiéndose casi todos los el ingeniero agrónomo Sr. García- Puelles ir presentándose. productos dentro de la colonia, por las cuael oportuno proyecto técnico, que hizo suyo tro cabezas grandes y dos pequeiías dé gala Junta de Colonización, y, posteriormente, C O L O N I A A G R Í C O L A nado vacuno de cada colono, dando esta exlas Cortes aprobaron el necesario proyecto plotación unido a la cría de cerdos, avesrde de ley. corral y bestia de transporte, un mínimo ¿de D E C A U L 1 N A (0 Es el. pueblo de Cañamero eminentemente 1.200 kilogramos de peso vivo por hectáagrícola. E l obrero del campo, por necesiFundada por Real decreto de 5 de agosto rea regable. Vacas de raza suiza y toros dad sobrio, obediente, muy trabajador y de 1915, está instalada en la dehesa Hato Durhan para sementales (éstos de propieamante de su tierra, no emigra sino cuando de la Carne, de Jerez de la Frontera (Cá- dad comunal) para obtener terneras prefol a vida le es materialmente imposible en su r ees, de buen mercado en la región. Su éxcomarca; tiene ardientes. deseos de poseer (1) E l autor del proyecto de esta coló, ¡j el terreno para mejorarlo, y obtener de él ma es el ingeniero agrónomo D. Paulino todo el producto posible; esto es, reúne ex- Arias Juárez, de cuyo trabajo está obtenido ya transformada cooperativamente en man 1 teca y queso, celentes condiciones para colono. ¡e ste resumen, r 1 ó b ¡en c o m o ta 0 í 1