Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 19 D E FEBRERO J O CTS. D E 1930. N U M E R O SUELTO, DIARIO ILUSTRADO. AÑO VIGÉSIMO N. 8.471 SEXTO 10 F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A con el plan de ataque a la Monarquía. H a y que discutir por qué y cómo vino la Dictadura y por qué ha durado. Pero no la esperaban los del plan? Desde el momento en que la Corona ha Estuvo cuajándose mucho tiempo a la viscreído que podía sin estrago iniciar la resta de todo eí mundo. Se insinuó desde el tauración di libertades ha surgido el al Consejo Supremo de Guerra, manipulando boroto constituyente, que es- -muy natural lamentablemente los sumarios del 21. Se en republicanos y socialistas- -un ataque a asomó al Senado, con aire de reto, en una la Mont. quíá, y claro que no sólo a la M o sesión inolvidable, y los guardadores de la narquía, sino I Monarca, por los r r r q u i libertad y de la civilidad, con la misma excos que coadyuven a la operación. H a surcepción arriba apuntada, cerraron los ojos, gido en tal momento, íi un minuto antes ni como siguieron cerrándolos ante el estado un minuto después. E n la conducta anterior de anarquía y disolución en que nos vimos, ds unos y otros no echamos de menos actihasta sin el derecho de gentes. ¿Cómo lletrdes heroicas, que a nadie hay que pedir, gó cómo fué recibida la Dictadura? Con n i actitudes violentas y sediciosas, que a júbilo general, en que participaron ruidonadie le aprobamos. U n poco de abnegasamente algunos colaboradores de la algación para soportar perjuicios llevaderos, zara revisionista. ¿Por qué ha durado? Poralgo de actividad, fácilmente organizable que no ha tenido enfrente nada sólido n i efipara promover en el país la resistencia legal caz, n i nadie ha hecho nada más que espea lo ilegal, para defender el derecho pacífirar el Real decreto que la suprimiera. Y el camente hasta el último límite, para aislar Real decreto no podía venir, sin eme se gasa la Dictadura, quitándole el consentimientara una situación que todos consentían. to inmediato a la legitimidad, obligándola a un esfuerzo, agotador e insostenible, todo eso no hubiera sido mucho pedir y hubiera sido gran ayuda a la Monarquía y a la causa INFORMACIONES Y de la normalidad. Sí hay una excepción que hacer en lo que decimos del pasado, por ser NOTICIAS POLÍTICAS una marca más el contraste entre la paciencia de un septenio de Dictadura y la inquietud de la primera hora de libertad. Y he E l presidente aquí lo grotesco del alboroto. Imponer la Madrid 18, 5 tarde. E l general Berenpolítica constituyente, el juicio de residenguer recibió al ministro de Justicia y Culto, cia de las instituciones, es cosa sencillísima. marqués de Santa Cruz, duque de Lerma, S i responde a una necesidad del país y tiene y ex director: de Comunicaciones Sr. T a sufragios, con esperar a los comicios, basta; fur que fué a despedirse. pero lo quieren más llano y cómodo. ¡E s al Á las dos de la tarde se trasladó a L a r Rey, al Gobierno del Rey, a quien piden dhy, donde fué obsequiado con un banquete que con ¡a firma regia ponga a revisión la de despedida por la oficialidad mayor del Monarquía y les haga un poco de revisión Real Cuerpo de Alabarderos. antimonárquica! Porque, ¿si no es con un Real decreto, cómo va a ser? LOS D E T R A C T O R E S D E LA C O R O N A En Economía Cumplimentaron al ministro, Sr. W a i s una comisión de profesores de la Escuela de Ingenieros Agrónomos, Federación de Alcoholeros, vizconde Crussé con una comisión de fabricantes de colorantes y explosivos, ministro de Checoeslovaquia, y don José Huesca, presidente de la Cámara de la Propiedad Rústica de Sevilla. E l presidente del Consejo recibe a los gobernadores civiles. Instrucciones A las cinco y media de la tarde recibió el presidente del Consejo a los nuevos goj bernadores civiles que se encuentran en M a í drid, y entre ellos al Sr. Martín Alyarez, j que continúa al frente de la provincia de! Madrid. E l conde de Xauen dirigió la palabra a los nuevos representantes del Gobierno en provincias, para decirles que este Gobierno era esencialmente apolítico, dándose la paradoja de que fuera quizá el más político de todos, puesto que se resuelve, a promover la actuación de los distintos partidos sin otra limitación que la del respeto de las ideas del contrario, en el plano elevado y doctrinal que la propaganda política requiere. Habló luego el conde de Xauen de las normas especiales que el Gobierno quiere dar a los nuevos gobernadores civiles, y entre ellas figura. en primer término la de mantener a todo trance l a moralidad en las grandes y en las pequeñas capitales, i m pidiendo, por ejemplo, el retorno del juego; es decir, manteniendo el régimen actual sin modificación. Se refirió también el presidente a la previa censura, y dijo- que el deseo ferviente del Gobierno es el de la absoluta libertad de Prensa, porque sabe que cuando se exponen en los periódicos ideas y doctrinas en un plano elevado, -sin cortapisa, -los gobernantes encuentran materia de estudio y de rectificación. -P o r último dijo el general Berenguer, que, como credo político, este Gobierno sólo tiene uno: el de defender la Constitución y la Monarquía, y como finalidad, la de hacer unas elecciones sinceras, con el fin de que sea en el Parlamento, con el voto del pueblo, donde se designe el Gobierno que debe sustituir al actual. E l general Marzo, que estaba présente, aeregó unas palabras referentes al orden público, y, en líneas generales, dictó normas para el mantenimiento del mismo. A l acto han asistido casi todos los gobernadores civiles, con dos o tres excepciones. r E l Rey tiene que hacerlo todo, al Rey se le pide el Poder con la Monarquía y el Poder sin la Monarquía. Este concepto impera desde ha mucho en la política nacional. ¡Y qué revelador! Los partidos gubernamentales, envueltos en el desdén y en el odio popular, incorregibles o impotentes para rehacer sus fuerzas, vivían de ficciones a expensas de la Corona. Los demás partidos, alcanzados también por la displicencia pública, se mezclaban a las mismas ficciones, buscando en ellas medro de su política. N o son Monarquías como las de Inglaterra y Bélgica las que ponen a prueba l a capacidad y el celo de un Monarca. S i n instrumentos, útiles y sanos, con la única disponibilidad de las ficciones sustitutivas y en vana espera de mejores concursos, D A l fonso X I I I ha tenido que actuar largo tiempo para escoger el mal menor de soluciones forzadas, discutidas siempre con malevolencia por los despechados de cada crisis. L a difamación de la Corona, de su constitucionalismo, se ha hecho así: obra de personajes y grupos, que, sin contacto con la opinión, sólo podían subir o caer por el penoso arbitraje de la Corona en las crisis turbias que urdían, y sobre la Corona echaban alternativamente, según les iba, el elogio o la reticencia. H a y toda la documentación que se quiera sobre los muchos ejemplos de tal doblez, por la cual, y con el testimonio de una misma persona, el Rey de España ha sido irreprochable y extraviado i su función. E n uno de esos episodios estamos ahora, E n Gobernación E l general Marzo recibió a una comisión de representantes de la Cámara de Comercio, a otra del Colegio de Abogados y a una representación de Cádiz, que solicitó del m i nistro la destitución del alcalde de aquella población, Sr. Carranza, por su gestión contraria a los intereses de aquella ciudad. L e cumplimentó el grupo de estudiantes de la Tuna Compostelana y recibió a numerosos gobernadores civiles. E n Fomento E l ministro, señor Matos, recibió las siguientes visitas: una comisión del puerto de Corne (Coruña) compuesta por el presidente del Pósito Marítimo, D Alfonso Gómez Núñez, y un delegado de la sociedad Unión Vecinal D Juan Ponte Ferreiro, que iba a manifestar al ministro que Come no tiene puerto natural a pesar de que hace doce años se le considero de utilidad pública, ya que es el punto estratégico de la costa noroeste de España. También cumplimentaron al Sr. Matos la Junta de Ingenieros de Minas, el Sr. Alber con una comisión de Santander, comisión del túnel del Estrecho de Gibraltar, comisión de ayudantes de Obras Públicas, Cámara Autoómnibus de Cataluña, comisión de Ingenieros de Montes, comisión de Ayudantes de. Minas, para pedir la fusión de los Cuerpos subalternos, de Minas y la, -reaper- 1 tura de las Escuelas suprimidas de Linares, Almadén y Huelva. Interesantes manifestaciones del ministro de Hacienda Madrid i 6 tarde. E l ministro de H a cienda, Sr. Arguelles, recibió hoy a los periodistas y les entregó la siguiente interesante nota: E s notorio que he aceptado este puesto sin remilgos n i vacilaciones, como un puesto de honor, y que he recibido un mandato tácito del país para hacer una revisión de la obra de la Dictadura en este ministe. rio. Testimonios innumerables de todos los ¡sectores de opinióh. de los partidos v multitud de personas, para mí desconocidas, me estimulan y alientan en esta difícil misión.