Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 3 DE FEBRERO D E 3o. N U M E R O E X T R J O 20 C T S 2 9 DIARIO I L U S T R A- DO. AÑO S i JVLO S E X T O N. 8.475 g W g 1 F U N D A D O E L i. D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L U C A D E T E N A L A RESTITUCIÓN D E LOS D E R E C H O S I N D I VIDUALES Sabemos ya que el total restablecimiento de la Constitución ha de retrasarse tanto como la convocatoria de elecciones parlamentarias y. que no es necesario aquel trámite para que el país recobre el ejercicio de sus derechos políticos desde el momento que el Gobirno estime oportuno; cuanto antes, meior, a nuestro juicio. L a suspensión de garantías es recurso completamente potestativo el Gobierno puede no emplearle si, como a nosotros, le parecen ya eficaces para las circunstancias las leyes ordinarias, la de Orden público, la de Asociaciones y reuniones, la de Imprenta, el Código Penal, etcétera. L o que reclamamos es lo que interesa más al país de todo lo que ha de restituirle la normalidad. Los derechos individuales tienen indiscutible primacía; son lo vital y fundamental de una Constitución y representan, por consiguiente, la reparación más obligada. N o es justo que todo un pueblo quede condenado a la excepción por desmanes de grupos o minorías sobre los que debe recaer la represión tan severa como se necesite para evitar la anormalidad. E n la reciente declaración del Gobierno consta el propósito de reprimir enérgicamente la indisciplina donde se presente y de imponer la ley a quien, la desobedezca, que es el modo de acreditar y defender las libertades. U n a larga y triste experiencia nos ha demostrado que en España los perturbadores lo son sólo por blandura y claudicación de l a autoridad y que ante una firme actitud se tornan prudentísimos, sin esperar a convencerse en las vías de hecho. E l Gobierno tiene a su cargo una misión decisiva en la crisis actual del país: demostrar que no es necesaria la Dictadura para hacer compatibles el orden la- libertad y que basta para eso la aplicación inflexible de las leyes que no cumplían otros gobernantes cuando se les señalaba con el mote de reaccionarios. A p l i carlas continuamente a todos los desmandados, en todas las ocasiones, es otra demostración que está por hacer. L a reposición de los hechos políticos en la forma que decimos será una justa satisfacción a la mayoría siempre disciplinada del país, una conveniente preparación grac d de las actividades políticas y electorales y una prueba que por parte del Poder y de los, partidos debe preceder a las soluciones definitivas de la normalidad, porque ésta ha de ser obra y contribución de todos. INFORMACIONES NOTICIAS Y POLÍTICAS Restablecimiento del ministerio de Estado H o y publica la Gaceta un Real decreto que, en su parte dispositiva, dice así: Desaparecidas las circunstancias que determinaron la incorporación del ministerio de Estado a la Presidencia del Consejo de ministros, el Gobierno de V M considera llegado el momento- de restablecer el depár- tamento ministerial que siempre tuvo a su cargo el despacho de los asuntos exteriores, sin otra limitación que la que alcanza no hay nada decidido; esto ha sido una igualmente a los demás ministerios por el cosa cinematográfica, como ustedes han hecho de integrar entre todos el Gobierno, cuya dirección, tanto en la política interior visto. como en la exterior, corresponde en p r i mer término al presidente. T o m a de posesión. D i s c u r s o s N o se trata, pues, de una creación. E l Poco después de las once y media llegaron ministerio de Estado, que en realidad nunel general Berenguer y el duque de A l b a ca ha dejado de existir, siquiera al aparejuntos, en automóvil, al ministerio de E s cer unido circunstancialmente a la Presitado. Ambos vestían los mismos uniformes dencia se sustituyese su título por el de con que habían asistido al acto de la jura. Asuntos Exteriores, vuelvo a ocupar en la Inmediatamente pasaron al despacho del organización de la Administración españoministro, donde conferenciaron durante larla el lugar que le corresponde de derecho, go rato con el secretario general de A s u n como sucesor directo de la que fué primera tos Exteriores, Sr. Palacios. Este dio seSecretaría de Estado, modificándose en este guidamente orden de que se avisara a todo sentido el Real decreto- ley de 3 de noviemel personal de la casa para que asistiera bre de 1928. al acto de posesionarse cíe la cartera el duque de Alba. Congregados todos los funA l efecto, el presidente que suscribe, de cionarios en el Salón de Embajadores, paacuerdo con el Consejo de ministros, tiene la honra de someter a V M el adjunto p r o- saron a él, desde el despacho, el conde de Xauen, el duque de Alba y el Sr. Palacios. yecto de decreto- ley: Parte dispositiva: E l presidente del Consejo pronunció un Artículo i Se restablece el ministerio discurso. Comenzó dando gracias a todos de Estado con el mismo carácter, facultades los funcionarios por la eficaz colaboración y atribuciones que le correspondían al ser que le han prestado desde que se hizo carincorporado a la Presidencia del Consejo go del departamento. H i z o ia presentación de ministros por Real decreto- ley de 3 de del duque de Alba, y con tai motivo ensalzó noviembre de 1928, -y se reorganizarán en las excelentes cualidades del nuevo minisdicho departamento los servicios y centros tro. Pertenece- -dijo- -a una familia que ha que dependen actualmente de la Secretaría prestado grandes servicios a la Patria en el General de Asuntos Exteriores. campo de las Armas, las Letras y la Diplomacia, y por la feliz conjunción de cualidaA r t 2. Se restablece el cargo de minisdes personales y tradición de familia, yo estro de Estado. toy seguro de que la labor que realice al A r t 3. E l ministro de Hacienda introfrente de este departamento será muy frucducirá en los créditos presupuestos las motífera y eficaz. dificaciones necesarias para la ejecución del presente decreto- ley, de lo cual el Gobierno Tengo íambién la seguridad, terminó d i dará cuenta a las Cortes. ciendo, de qiie todos ustedes prestarán al duque de A l b a la colaboración, más eficaz y declaro que me siento orgulloso de devolJura del nuevo ministro de Estado ver el ministerio de Estado a su anterior situación, porque de este modo sé que os M a d r i d 22, 3 tarde. Esta mañana, a las restituyo lo que os corresponde. (Grandes once, se verificó en Palacio el acto de presaplausos. tar juramento ante S. M el nuevo ministro Habló después el duque de Alba. D i j o que de Estado, duque de Alba. E l presidente, vestido de uniforme de dia- nunca ha sido diplomático, y aunque muchos ascendientes suyos los fueron, tal conrio, llegó al Alcázar para despachar con el dición no es hereditaria; por ello tendrá Soberano y asistir a la jura, a las diez y que esforzarse para alcanzar la altura que media. Quince minutos más tarde acudía a las circunstancias le imponen, poniendo Palacio el duque de Alba, que llevaba unitoda su buena voluntad al servicio de la P a forme de gentilhombre, con el Toisón de O r o tria, objeto de sus amores toda la vida. y la banda de Carlos I I I Terminó rogando a todos que le presten Después de un breve despacho del genela asistencia que él necesita, y que con toda ral Berenguer con S. M el Rey, verificóse eficacia prestaron al general Berenguer. la ceremonia en la antecámara. E l Sobera (Aplausos. no vestía uniforme de capitán general y se E l Sr. Palacios pronunció finalmente brehallaba rodeado de los jefes de Palacio y ves palabras. Declaró que estaba seguro de el ayudante y oficial mayor de los Alabardeinterpretar el pensamiento de todos los funros de servicio. E l presidente del Consejo cionarios de Estado al dar la bienvenida tomó juramento al nuevo ministro. más respetuosa al duque de Alba, y expreA las once y cuarto el general Berenguer só al presidente del Consejo el agradeciabandonó el Alcázar, manifestando a los pemiento que siente por la restauración del riodistas ministerio de Estado. -H a jurado el duque de A l b a como m i Tengo la certeza- -añadió- -de que el nuenistro de Estado, y nada de particular puevo ministro cumplirá como bueno, confordo manifestar a ustedes. me a la tradición de su ilustre familia. A las once y veinticinco minutos salió el (Aplausos. duque de Alba. Terminados los discursos, el jefe del Go- -Pocas noticias puedo dar a ustedes- -bierno abandonó el ministerio, seguido hasta d i j o- Acabo de prestar juramento y ahora la escalera c r todos los funcionarios, que voy a posesionarme en Estado. Después me aolaudieron con: entusiasmo. trasladaré a Instrucción Pública para recoger los papeles. ¿H a sido designado ya su sustituto en Conferencia y dimisión Instrucción? -Nada puedo decirles: Después de despedir al presidente del- -Y de la subsecretaría de Estado, ¿pueConsejo, el duque de A l b a y el señor P a l a de usted decimos algo? cios pasaron al áespach: del minist- -o. Allí permanecieron cútante bastante tiempo t. ra- -T a m p o c o por ahora es prematuro. A ú n 0 0
 // Cambio Nodo4-Sevilla