Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 23 D E F E B R E R O D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 31. moquinto aniversario de vuestra consagración episcopal. E n nombre de Sevilla os puedo dar con orgullo el título de hijo adoptivo, insigne y predilecto. Y o hago público el ofrecimiento de la filial obediencia de Sevilla y la asistencia constante a su dignísimo prelado, p i diendo a Dios le dé largos años de vida para que continuéis vuestro gloriosísimo y acertado Pontificado. EL HOMENAJE A L C A R D E N A L ILUNDAIN Entrega del título de hijo adoptivo y predilecto de Sevilla y de las Discurso del señor Díaz insignias del CoJJar de Isabel la Católica. M e l e r o D i s c u r s o del cardenal. Recepción popular. Ayer tarde, a las seis, se celebró con gran solemnidad el homenaje de Sevilla al cardenal Uundain. E l acto tuvo lugar en el salón del trono. Se hallaban presentes el infante D Carlos, con su ayudante, D José Rojas M a r c o s el gobernador militar, general Fernández B a rrete; los presidentes de la Diputación y de la Audiencia. el fiscal de S. M el alcalde, Sr. Díaz M o l e r o el comisario regio de l a Exposición, D Carlos Cañal; el rector de la Universidad, el delegado de Hacienda, el teniente de hermano mayor de l a Real Maestranza, marqués de Alventos, con numerosos maestrantes, grandes de España y gentileshombres; el comandante Guillen con una comisión de oficiales de la carabela Santa María- el comandante de M a r i n a los cónsules americanos, numerosos diputados provinciales y concejales de Sevilla y los miembros del Comité organizador con el alcalde, señores conde de las Torres de Guadiamar, tesorero; Hoyuela, vicetesorero, y Tassara, secretario. También estaba una comisión del Cabildo Catedral, compuesta por el deán, D L u ciano Rivas, y los capitulares D Manuel Rodríguez y D Antonio Manes Jerez. A s i mismo asistieron, todos los canónigos y beneficiados y los capellanes reales con el mayor, Sr. Holgado Y t i s t a Universidad de Curas Párrocos, representaciones de los Padres Jesuítas con el provincial, reverendo padre Revuelto; Escolapios con el rector, M i s i o neros del Corazón de María, Carmelitas Calzados y Descalzos, Capuchinos, Salesianos, Hermanos de la Doctrina Cristiana, D o m i nicos, Franciscanos, los profesores del Seminario con el perfecto, Sr. Abín y P i nedo, y numerosos seminaristas. Asistieron representaciones de todas las asociaciones religiosas, hermandades, entidades oficiales y particulares, congregaciones piadosas, muchos sacerdotes y gran cantidad de fieles. Puede decirse que toda Sevilla estaba allí representada. A las seis de la tarde fueron recibidos el infante y demás autoridades y representaciones por el señor cardenal en el salón del trono. E l infante D Carlos ocupó un lugar en el trono con el doctor Ilundain, a quien Su A l teza hizo entrega del título de caballero del Collar de Isabel la Católica. Tengo un motivo especial de gratitud. Vuestra eminencia ha tenido la bondad de adelantar este homenaje, porque por circunstancias políticas yo dejaré la Alcaldía dentro de poco en manos de un dignísimo sucesor y amigo mío, el conde de Halcón. Habíamos querido hacer el homenaje, el 13 de marzo, con motivo de cumplirse el deci- D i s c u r s o del cardenal Ilundain E l cardenal Ilundain, visiblemente emocionado, contestó al discurso del alcalde con sentidas y elocuentes palabras: M e siento abrumado- -comenzó diciendo- -ante el peso del inmenso honor que me tributáis; de una parte, Su Alteza el infante D Carlos, haciéndome entrega antes del título de caballero del Collar de Isabel l a D i s c u r s o de señor Díaz M o l e r o Comenzó el acto pronunciando el alcalde, Sr. Díaz Molero, un discurso. Comenzó diciendo que cumplía ayer Sevilla, al venir al Palacio Arzobispal, una deuda que tenía contraída con su insigne prelado. N o en balde pasan los años para apreciar la labor inmensa y la conducta ejemplar de su eminencia, que admiramos los que tenemos la dicha de estar bajo su cayado de pastor de almas. Con motivo del Congreso Mariano surgió en todos los corazones sevillanos la idea de rendiros un homenaje de gratitud. Y o como alcalde, recogí aquel anhelo y traté de darle forma en un homenaje a vuestra eminencia. H o y cumplimos esta deuda, por cuanto habéis hecho por Sevilla. E l Ayuntamiento hizo cuanto pudo en aquel inolvidable Congreso. Su alcalde fué eí primer seglar que habló en la Catedral, y yo nunca podre olvidar aquella distinción. SEVILLA. E L HOM EN AJE A L CARDENAL ILUNDAIN EN EL TALACIO AR- EL CAKDENAL ILUNDAIN E N Etí- ACTO SOLEMNE- QUE (FOTO AYER SE REALIZÓ ZOBISPAL, DUBOIS.