Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A S C JUEVES a? D E FEBRERO D E 1936. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 17 en suspenso el presupuesto ordinario últimamente aprobado, que es verdaderamente deplorable, como también lo es la situación financiera del Ayuntamiento, pues su deuda ha sido aumentada en más de siete millo nes. Terminó diciendo que el Ayuntamiento debe proceder cuanto antes a una meticulosa revisión de los acuerdos tomados durante la actuación de la Dictadura. H i c i e r o n después uso de la palabra los señores Nogueras y Saornil, dando motivo a un ruidoso incidente entre los señores M a u r a y Fernández Cancela, que fué cortado por la presidencia. Enmedio de l a mayor expectación intervino el conde de Romanones, que comenzó diciendo que se creía obligado a hablar para explicar su actuación. Hace 41 años- -dijo- -fui concejal de este Ayuntamiento, elegido por el antiguo distrito de la Audiencia. Posteriormente he ocupado dos veces l a Alcaldía de M a d r i d y ahora vuelvo al A y u n tamiento porque creo que el no aceptar cargos del Gobierno, por muy modestos que sean, es poner dificultades a la marcha normal de la política española. A continuación habló de la necesidad de resolver cuanto antes los problemas de urbanismo que pesan sobre Madrid, insistiendo en. que el nuevo Ayuntamiento labore en este sentido. E l Sr. Saborit pidió que los representantes de las diversas minorías expongan su programa y criterio. L a presidencia hizo ver la imposibilidad de hacer esto por lo avanzado de la hora, y se suspendió l a sesión para continuarla a las cinco de la tarde. A l neanudaríe la sesión fué concedida la palabra al Sr. Goicoechea, quién aludió al artículo 126 del Estatuto Municipal, que prohibe tratar en las sesiones de asuntos políticos, pronunciándose de acuerdo con tal precepto. Ofreció su colaboración para resolver los problemas municipales. E l Sr. Saborit comenzó su discurso p i diendo a los mauristas que definan su representación. También invitó al conde de Romanones para que ponga clara su situación política, no sea que venga otra Dictadura y ío coja en la misma indecisión en que se halla. Después de hacer algunos distingos sobre la personalidad del alcalde, dijo que los socialistas presentarán una proposición para que el alcalde sea elegido por el A y u n tamiento. E l conde de Romanones, recogiendo las palabras del señor Saborit, soslayo hábilmente la política y se limitó a consignar su opinión sobre los problemas municipales, estimando que se debe i r entre otras cosas a la revisión de los presupuestos. Terminó el conde de Romanones diciendo que no es partidario de la libertad condicional A la libertad le pasa lo que a la v i r t u d que, o es completa, o no se tiene E l Sr. M a u r a manifestó que no existe m i noría maurista, sino un grupo de amigos unidos por un ideal administrativo. Respecto a nuestra labor, dice que ha de. reducirse a una revisión implacable de lo hecho por los Ayuntamientos anteriormente y administrar ejemplarmente en lo futuro ¡os intereses municipales. E n lo otro, pleitos de familia, querellas políticas... no seguiremos a su señoría, Sr. Saborit. Rectifican algunos oradores y, tras de un discurso del marqués de Hoyos, en el que manifiesta que su criterio será el máximo respeto y consideración para todos y las armonías que se realicen en beneficio del vecindario madrileño, sé levantó la sesión a las ocho y media de la noche. L a permanente E n el despacho del marqués de Hoyos se celebró una reunión después, asistiendo los jefes de minorías que integran el actual Ayuntamiento. E n esta Junta se acordó que la minoría liberal tenga tres tenencias de alcaldía, otras tres la minoría maurista, una la socialista, otra la conservadora, otra la republicana y Otra la reformista. rejas de la Guardia C i v i l salieron al. paso dé los manifestantes, y sin que se pueda precisar exactamente qué es lo que ocurrió entonces, lo cierto es que, sin duda, los guardias, al verse agredidos, hicieron una des carga, resultando muerto uno de los manifestantes, panadero de oficio, apellidado P u jol, de treinta y cinco años, y herida, aunque de poca importancia, otra persona. E l suceso ha causado en V i c h penosísima impresión, habiendo cerrado sus puertas todos los casinos y el comercio. N o se abrirán hasta que se verifique el entierro de la víctima. Se ha celebrado una reunión de las fuerzas vivas de V i c h para tomar varios acuerdos, que transmitirán al gobernador, al que han anunciado su visita. E l gobernador ha dicho esta noche a los periodistas que ha enviado a V i c h a una persona de su absoluta confianza, para que practique una información respecto a la forma cómo se han desarrollado los sucesos. E n Barcelona Barcelona 26, 2 tarde. Con asistencia de numeroso. público, y presidiendo el gobernador civil, que tenía a su. derecha al conde de Güell, en el Salón de Ciento, se constituyó esta mañana el Ayuntamiento. A l entrar en el salón el ex alcalde señor Martínez Domingo y un grupo de concejales de la Acción Catalana fueron ovacionados. Se dio cuenta de l a renuncia por causas legales de cuatro mayores contribuyentes, y después se declaró constituido el A y u n tamiento. Luego se dio lectura al decreto de nombramiento de nuevo alcalde y tenientes de alcalde. A l pronunciarse el nombre de D Juan P i c h y Pons como segundo teniente de alcalde se oyeron ruidosas protestas, anunciando el gobernador que si se reproducían estas manifestaciones ordenaría desaloj a r la sala. Hecha la calma, el Sr. Despujols dio posesión al nuevo alcalde, notificando que quedaban designados tenientes de alcalde los ya mencionados. E l gobernador civü manifestó que, habiendo dado posesión al alcalde, quedaba cumplido su deber, restándole únicamente saludar a los nuevos concejales y deseándoles aciertos en el desempeño de su cometido. E l conde de Güell pronunció breves palabras, elogiando a su antecesor y agradeciendo su designación para alcalde, ofreciéndose al Gobierno y al Ayuntamiento para que Barcelona continúe siendo cori justicia e! orgullo de España. A continuación, el gobernador abandonó el local, acompañándole hasta la puerta el alcalde. E n estos momentos se originaron manifestaciones adversas de varios concejales, contrarrestadas por otros en sentido favorable. Reanudada la sesión, presidiendo el alcalde, el Sr. Rocha atacó al Sr. Pich y Pons, por haber actuado anteriormente afiliado al partido radical, sentándose ahora en los bancos de las derechas. Las- palabras del Sr. Rocha originaron manifestaciones de desagrado hacia el señor Pich. Después de un largo discurso, la representación radical anunció que los afiliados a esta agrupación no aceptarán las tenencias de alcaldía para que fueron designados. A continuación, el concejal Sr. Santamaría ataca al barón de V i v e r por su actuación al frente del Municipio en la anterior etapa, y anuncia que la minoría del partido que representa fiscalizará la obra realizada por el anterior Ayuntamiento. E l regionalista Sr. Maynes hizo resaltar que si éi y sus compañeros habían aceptado las concejalías Jo habían hecho por su amor a Barcelona. Después de hablar el Sr. Masot, terminó la sesión a la una y me- dia de la tarde, oyéndose varias voces, que salían de entre el público, pidiendo que hablara el Sr. P i c h y Pons. Barcelona 26, 12 noche. Comunican de V i c h que algunos elementos habían preparado una Manifestación contra el Ayuntamiento saliente, y en especial contra el alcalde. E n efecto, después de celebrado el acto de la constitución del nuevo Ayuntamiento, algunos grupos recorrieron las calles, dirigiéndose al local que ocupaba la Unión Patriótica, que apedrearon. Unas pa; Barcelona 27, 2 madrugada. Nos dicen de V i c h que el muerto, durante los sucesos ocurridos ayer mañana, Luciano Pujol, no formaba parte entre los manifestantes, sino que se hallaba a la puerta de un bar, en donde recibió el balazo que le causó la. muerte. E l herido se llama Andrés Realp. Las fuerzas vivas de la ciudad y los nuevos concejales han tomado los siguientes acuerdos: Pedir al gobernador que los concejales que tienen la antipatía bien manifiesta de la ciudad, juntamente con los otros perturbadores, los cuales serán puntualizados por una comisión que irá a visitarle (y que, en efecto, ha- estado, esta noche en el Gobierno C i v i l) sean por un tiempo prudencial no visibles por los ciudadanos, por medio de su ausencia o una orden que no les permita salir de sus casas; pedir al gobernador que las fuerzas de, la Guardia C i v i l no presten servicio en el interior de la ciudad, ya que el Ayuntamiento responde del orden; que los ciudadanos detenidos sean inmediatamente puestos en libertad provisional, sin perjuicio de la depuración de los hechos; pedir al alcalde autorización para telefonear al gobernador las referidas súplicas; solicitar al gobernador civil que la ciudad tome parte en la causa, y, en consecuencia, tendrá que hacer, en tiempo oportuno, las súplicas a la autoridad competente; y, por último, interesar el nombramiento de una comisión que visite inmediatamente al gobernador. E n Valencia Valencia 26, 3 tarde. Esta mañana ha celebrado el Ayuntamiento la sesión extraordinaria para la toma de posesión del nuevo. E n los alrededores del edificio, un gran gentío aplaudió a los ediles republicanos más conocidos, y en el interior se daban numerosos vivas a la libertad, a Blasco Ibáñez y a Sánchez Guerra. E l gobernador civil, Sr. Amado, abrió l a sesión, a las doce, y declaró constituido el Ayuntamiento, y dio la presidencia al concejal de más edad, Sr. Cuadrado, y tras de incitar a la Corporación a trabajar por Valencia y por España, se retiró, acompañado por una comisión de concejales. Reanudada la sesión, bajo la presidencia del Sr. Cuadrado, habló e! concejal repuesto Sr. Marco Miranda, jefe de la mayoría republicana cuando la disolución por l a Dictadura, el cual protestó de la constitución de los Ayuntamientos en la forma actual y del nombramiento de los alcaldes y tenientes de alcalde por Real orden. Protestó igualmente contra el hecho de que concejales que pertenecieron a l a Unión Patriótica en el Ayuntamiento último vuelvan hoy como concejales por ser mayores contribuyentes, y lamentó que se hubiese quitado la lápida rotuladora de l a plaza de Blasco Ibáñez.