Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL Málaga, estación de invierno. A actual temporada de invierno es la mejor que ha conocido Málaga hasta la fecha. Cierto que faltan en ella las brillantes fiestas que tanto distinguieron algunas temporadas anteriores, honradas por la visita de Reales personas; pero, de todos modos, en éi año actual los hoteles y pensiones principales de la ciudad se ven favorecidos por un número muy superior de invernantes, y en particular de invernantes extranjeros, c a s i todos ellos v e n i d o s a Málaga para quedarse en la c i u d a d varios meses o semanas. Hasta tal punto es esto cierto, que las mencionadas pensiones y algunos de los hoteles están completamente ocupados desde hace tiempo, y lo estarán hasta finalizar la temporada mientras que otros se han visto fav o r e c i d o s en todo tiempo con cuatro veces más clientes que los que t u v i e r o n en ocasiones anteriores. T o d o esto es muy satisfactorio y deSie considerarse una consecuencia de la intensa labor de atracción realizada en beneficio de Málaga durante los dieciocho últimos meses en los principales países de Europa y, FUENTE P E PUERTO, VISTO DESDE E L CASTILLO D E GIBRALFARO (FOTO FERNANDEZ Y HERRERO) L sobre todo, en Inglaterra, que es el que mayor contingente de invernantes puede proporcionar a la estación andaluza. Las cualidades de Málaga como estación invernal son de tai excelencia, que a mayor propaganda de sus encantos mayor tiene que ser el número de invernantes que a ella acudan y que, después de permanecer en ella, se convierten a su vez en propagan- LA MUÑECA, E N E L PARQUE. (FOTO EÍÍTRAMBASAGUAS) distas espontáneos de las delicias que han disfrutado. Por agradable que para nosotros los españoles resulte este clima, realmente ideal, más grato ha de parecer siempre a los que lo conocen después de vivir en el Norte de Europa y de experimentar horrores invernales que sobrepasan a todo lo imaginable por los que han tenido la suerte de residir siempre en latitudes más benignas. Málaga tiene, además, las ventajas de una situación g e o g r á f i c a que sólo aíhora empezamos a a p r e c i a r en todo su v a l o r A l e j a d a del centro de Europa, está unida a él por comunicaciones f e r r o v i a rias que, aun distando mucho de ser perfectas, son, por lo menos, tolerables y relativamente rápidas. Mejores son, desde luego, las comunicaciones por vía marítima, ya que Málaga, por mar, está más cerca de Inglaterra y de los puertos del Norte de Europa que la Costa Azul y las restantes zonas invernales que pudieran hacerla sombra en, el Mediterráneo y en el Atlántico. V a r i a s son las grandes líneas que con regularidad y frecuencia tocan en Gibraitar, y desde G i-