Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S A C A N D O E L SENO D E L C O P O V I V I T O S Y COLEANDO. (FOTO ENTRAMBASAGUAS) E L A Y U N T A M I E N T O Y E L PARQUE, D E S D E E L M O N T E D E S A N C H E (FOTO F E R N A N D E Z Y H E R R E R O) E L F E R R O C A R R I L D E L A COSTA, L I N E A D E M A L A G A A V B L E Z (FOTO M U R I L I O Y CARRÉRES) braltar a Málaga, por tina carretera de sin igual belleza, el viaje se reduce a un corto paseo. U n a vez en Málaga, las ventajas de su situación son todavía más aparentes. Málaga es el centTM ideal para las muchas y variadas excursiones que por carreteras muy stintas- -unas veces a o r i l l del mar, otras W grandes alturas, rápida y fácilmente ganadas; otras por valles y huertos de singul a r hermosura, y siempre a la vista de panoramas magníficos- -pueden ser fácilmente realizadas en e! día. Málaga es también el centro ideal para excursiones a los sitios más interesantes de Andalucía. E l viaje a G r a nada, a Ronda, a Córdoba, a Sevilla, a A l geceras y a Cádiz es hoy cuestión de pocas horas, por regla general las tjue median entre el desayuno y el almuerzo o el a l muerzo y la merienda. D e l mismo modo el viaje desde Málaga a Tetuán es cosa de poco tiempo, al cabo del cual se encuentra el viajero en un ambiente totalmente distinto en pleno ambiente oriental. ¿Qué necesita, pues. Málaga para ocupar el puesto que merece, y que quizá no haya conquistado todavía, entre las estaciones invernales de más fama del mundo? Cuenta, como acabamos de ver, con dos factores esenciales que sólo la Naturaleza ha podido darle: situación y clima, y cuenta también con comunicaciones que ya son buenas y que irán seguramente mejorando con el tiempo. También tiene buenos hoteles de precios generalmente razonables. Medios de atracción no faltan; en cambio, hay que hacer mucho todavía para conseguir retener al invernante una vez que éste se halle en Málaga: hay que darle medios de distracción. P a r a cubrir, esta deficiencia, el Patronato Nacional del T u r i s m o ha sumado sus esfuerzos a los realizados en la capital andaluza para la construcción de un gran campo de golf, ya por fortuna tan próximo a ser terminado que quizá pueda inaugurarse antes de que finalice el año. Este es elemento indispensable para el desarrollo de Málaga como estación invernal. E l inglés, principalmente, y en general el extranjero con los recursos y el tiempo necesarios para pasar una larga temporada en una ciudad invernal, exige hoy un campo de golf que le distraiga y le proporcione un medio fácil y agradable de hacer ejercicio al aire libre. P o r fortuna, este problema está resuelto en principio, y no ha de pasar mucho tiempo antes de que se vea de qué modo contribuye a la popularidad de Málaga entre los invernantes extranjeros.