Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 4 DE MARZO DE 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 3.7, L los rojiblancos necesitaban del apoyo constante de su excelente línea media, se encontraron con que en l a segunda parte no existía, y de los tres, Arteaga, peor que no j u g a r fué un hábil colaborador de los rivales por su desacierto. E l equipo montañés está donde estaba; idénticos defectos que al comienzo y las mismas escasas virtudes. Pesado, Osear, que n i en el ataque n i en los medios es otra cosa que un jugador de peso. Más eficaz l a línea media, que se resiente de exceso de trabajo. Floja, l a defensa, y un poco alocado el nuevo guardameta. Contando con los entusiasmos que su público les inyecta, nos explicamos ciertos triunfos en el Sardinero. Y eso que el estadio parecía el domingo una sucursal del campo de sport. Antes del partido oficial, toreros de M a drid y toreros de Salamanca jugaron un encuentro, que fué entretenido, gracias al buen deseo de alguno de los espadas. V e n cieron los salmantinos por un tanto a cero. Juan Deportista. Equipos. -Athlétic: Cabo; Hiera, Ochan diano; Santos, Ordóñez, A r t e a g a Lecube, Marín, Cisco, Cuesta, y Costa. R a c i n g Joven; Picó, Santiuste; Hernández, Baragaño, L a r r i n o a Torón, Laredo, Oscar, L a r r i n a g a y Amos. E L LADRÓN VOLUMINOSO. ME VI PRECISADO A ESCONDERME CUANDO DEBAJO D E L A CAMA. A t h l é t i c d e B i l b a o cinco tantos; A r e n a s dos Bilbao 3, 2 tarde. Con tiempo esplémüido. y una entrada insuperable, se celebró este encuentro, siempre interesantísimo en V i z c a y a pero que en esta ocasión adquirió un relieve extraordinario. L o s equipos se alinearon así: Athlétic: Blasco; Careaga, Castellanos; Garizurieta, Muguerza, Roberto; Lafuente, Tragorri, Unamuno, Aguirrezabala y Gorostiza. A r e n a s Zarraonandía; Llantada, Arríel a Cilaurre, Urrestí, B i l b a o S aro, Rivero, JJrruchuaga, Menchaca y Críspulo. Arbitró el guipuzcoano Barrena. E l triunfo fué del Athlétic, siendo el que hizo uno de los mejores partidos que ha jugado en San Mames, donde todavíano se había mostrado con esa pujanza y bríos de que da muestras por toda España. Su victoria fué definitiva, por cinco tantos a dos. E n el primer tiempo marcó cuatro goals, el Athlétic, sin que el Arenas se apuntase n i uno. E l primero se lo apuntó a los quince minutos; se produjo en un peloteo ante l a meta arenera, al término del cual, Gorostiza introdujo el balón, de un shoot certero, por un resquicio. É l segundo lo metió también Gorostiza, a los treinta y cuatro minutos; fué un pase de C h i r r i que aquél convirtió valientemente en goal, a pesar de l a salida del portero arenero. E l tercero, el mismo Gorostiza, que tuvo una de sus mejores tardes, estando en todo momento oportunísimo, resultó de una preciosa ejecución: centró Gorostiza, lanzando el esférico al larguero; pero él mismo, con una agilidad que le fué aplaudidísima, lo recogió de cabeza y lo mandó a l a red. E l cuarto, último del primer tiempo, fué consecuencia de un comer; sacó Lafuente y Roberto lo metió de un cabezazo. E l segundo tiempo tuvo las mismas ca- íacterísticas en su comienzo, pero cambió y a en su segunda mitad, que aburrió al público. Apenas de empezar, avanzaron en una bonita combinación C h i r r i y Gorostiza, y éste último marcó el quinto tanto para su equipo. A partir de este momento, y a con cinco tantos, los athléticos se abandonan, y a lo sumo, se deciden a entretenerse con algunos peligrosos preciosismos, que no pueden malparar su triunfo. Pero el Arenas recupera su moral y se lanza a un ataque tortísimo, hasta que sobrevino su primer t a n t a marcado por Guruchaga, de cabeza. ¿Y QUÉ HIZO ¡PUES L A VÍCTIMA S E ACOSTÓ? COMO U N LOCO. YA SE PUEDE USTED FIGURAR... S E PUSO A COLUMPIARSE Cuatro minutos más tarde, Rivero consiguió el segundo goal. A v a n z a Guruchaga con el balón y le sale al encuentro Blasco, que se lo quita; pero Rivero, que está muy bien colocado, aprovecha l a oportunidad y bate l a portería contraria. Después se hace juego lento, pesadote, y el público se aburre bastante, porque el Athlétic, que tiene órdenes de reservar sus energías para próximas peleas, se dedica a hacer un juego de conveniencia sin más finalidad que l a de tener inviariable el tanteador; y con este resultado de einco a dos, a favor del Athlétic, termina el encuentro. R e a l S o c i e d a d d o s tantos; E u r o p a c e r o San Sebastián 3, 2 tarde. Los equipos- se alinearon a las órdenes de Melcón, en l a forma siguiente: Real Sociedad: Izaguirre; Ilundain, Zaldúa; Orcolaga, Marculeta, M u r guía; Mariscal, Ayesterán, Bienzobas y Y u rrita. E u r o p a Florenza; Soligó, Vigueras; Obiols, Loyola, G a m i Girones, Bestit, E s crich, Ciordia y Lellice. r. E n u n avance de los donostiarras hay un colosal centro de Y u r r i t a y entra de una manera estupendísima Cholín, de cabeza, dando l a pelota en el larquero y no siendo goal por casualidad. Sigue el dominio de los locales, y a los diez minutos, en un avance estupendo de los realistas, Marculeta envió el balón a Mariscal. Este se internó y centró, recogiendo la pelota Cholín, quien de un cabezazo enorme mete l a pelota en l a red, marcando el primer goal donostiarra. L o s europeos se crecen y atacan bien, llegando hasta las defensas, pero los delanteros están des- concertados. H a y momentos en que no hay dominio por ninguno de los dos bandos, y siguen avances indistintos, sin eficacia. Avance de Cholí. i, que está jugando de una manera formidable su mejor partido en lo que va de temporada. E l Europa escapa, y Jesús se ve solo ante los delanteros enemigos. Ciordia chuta y el balón sale fuera. Después de breves minutos de juego, termina equilibrado el primer tiempo. Comienza l a segunda mitad con avance de los de casa, y los europeos tienen después unos minutos de dominio. L o s equipiers realistas tienen el clásico momento de apatía, pero luego se vuelven a crecer y dominan netamente, tan notablemente que llegan a embotellar al equipo forastero. H a y un shoot de Cholín, que da en el palo, recogiendo el balón Y u r r i t a quien lanza un tiro soberbio, parando Florenza. Sigue el dominio aplastante de los realistas, y Florenza hace paradas inverosímiles. Avance realista, rápido, y, al fin, Y u r r i t a de un boleazo soberbio, mete el balón en l a red, marcando el segundo goal para los donostiarras, a los treinta y tres minutos de juego. Ataque catalán, y Jesús bloca una pelota; cuando va a despejar, Pellicer da una patada al guardameta donostiarra y se produce una bronca más que regular. Interviene el arbitro, quien expulsa del campo al delantero catalán. Y termina el encuentro con el triunfo de los locales por dos goals a cero. E l partido, en general, resultó bueno; l a Real jugó más que en días anteriores, flojeando sólo Murgía. L o s catalanes causaron buena impresión. E l arbitro, desacertado. I b e r i a d e Z a r a g o z a y S e v i l l a empatan a dos tantos TOS, GRIPE, GARGANTA PASTILLAS BOMAID Artísticas macetas de cerámica, bancos y fuentes de azulejos. CABALLERO, Mayor, 80, MADRID pm ADORNAR su J A R M JARABE CHELVi cura tos, catarros, fatiga, gripe. 4,15 ptas, Zaragoza 3, 2 tarde. Durante el primer tiempo los sevillanos- lograron dos tantos, sin que el Iberia consiguiese marcar. E l dominio fué del Sevilla. N o obstante, los z a ragozanos consiguieron luego otros dos tantos, terminando el partido empatados. De los 22 jugadores destacó Roldan, extremo derecha del Sevilla, y Eizaguirre hizo dos paradas seguidas formidables. E l juego desarrollado fué duro y el arbitro, señor Comorera, actuó regularmente.
 // Cambio Nodo4-Sevilla