Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 5 DE MARZO DE 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 16. Recepción en el ministerio Estado de M a d r i d 4, 3 tarde. E l ministro de E s tado, duque de Alba, obsequió a mediodía con un limch a los representantes de la Prensa nacional y extranjera. Asistieron los redactores políticos de los diarios madrileños y de casi todas las agencias acreditadas en Madrid. E l duque de Alba, acompañado del señor Danis, funcionario del departamento, hizo los honores. E l ministro se prestó amablemente a contestar a cuantas preguntas le hicieran los informadores. E n primer término fué planteado el tema de la censura previa para los despachos cursados al extranjero. E l Sr. Herrero (D E m i lio) hizo constar ante el duque de A l b a que en los últimos meses de la Dictadura, ésta suprimió la censura previa para los despachos enviados a los periódicos de Europa y América, y le parecía extraño que este Gobierno, que ha venido a remediar muchas cosas del pasado régimen, haya i m plantado de nuevo la censura, deteniendo en la Trans Radio y en Telégrafos las i n formaciones enviadas fuera de España. Añadió que los corresponsales extranjeros tienen un medio de eludir esta censura, que es la comunicación directa por teléfono, o bien la carta enviada desde Hendaya o Gibraltar o cualquier punto de P o r t u g a l pero que les parecía mucho más noble quedar sujetos a las responsabilidades que se derivaran de sus informaciones, si éstas no se ajustaban a la realidad. E l ministro, que no estaba enterado, dijo que se informaría y procuraría remediar este estado de cosas. Los informadores le preguntaron luego acerca de la combinación diplomática; de la fecha del viaje de S. M el Rey a P o r tugal de la Conferencia económica con esta última nación, y de la reforma o separación de los Cuerpos Diplomático y Consular. E l ministro no contestó de modo categórico a ninguna de estas preguntas, pues declaró que estudiaba todos esos temas, y que procuraría i r resolviéndolos sucesivamente. D i j o que en la semana próxima pensaba marchar a Suiza, para recoger a su familia, que allí se encuentra, y que no lo hacía antes porque esperaba la llegada del nuevo embajador de Francia. Durante la recepción saludó al duque de A l b a el ex ministro Sr. Goicoechea, que ha sido nombrado presidente de l a delegación española en la Conferencia de Codificación de Derecho Internacional, que se ha de celebrar en este mes en E l Playa. E l Sr. Goicoechea piensa salir de M a d r i d el próximo día 10, y le acompañarán un funcionario de Justicia, otro de M a r i n a y un diplomático. Declaración del conde de Bugalla! acerca del momento político M a d r i d 5, 2 madrugada. E l jefe del partido liberal conservador, señor conde de Bugalla! a nuestro requerimiento ha hecho la siguiente declaración, respecto al actual momento político: L a actitud de! partido liberal conservador, en cuanto a su concepto de la Monarquía, no puede ser dudosa, tanto por su tradición como por las manifestaciones que yo n i io he hecho recientemente con aplauso de los socios del círculo. Entendernos inexcusable la existencia de la r narquía constitucional, tal como! a definen las Constituciones de todos! os países monárquicos y singularmente la nuestra de 1876. Conforme a ella, la persona del Rey es sagrada e inviolable, sin que pueda responder nunca de los actos que realiza, a cuyo fin se ha establecido que nir una disposición Rea! pueda llevarse a efecto sin la firma de un ministro que, por este solo hecho, se tiace responsable. x N o procede, pues, examinar los actos del Rey en ningún caso para derivar sobre él responsabilidad n i censura alguna. N o cabe tampoco deducir la doctrina para el caso en que el. Rey haga lo que a nosotros nos parece que debe hacer, pues ella se ha establecido precisamente para el caso contrario o sea para cuando hace lo que a nosotros nos parece mal. Contrayendo el asunto a l a instauración del Gobierno que se organizó en septiembre de 1923, no puede desvanecerse de eso, bueno o malo, el asentimiento de toda la nación, que juzgó a los que habíamos gobernado anteriormente con tanta dureza como injusticia, y creyó candorosamente que todos los males nacionales iban a desaparecer en cuanto desapareciesen nuestros organismos y nuestras personas. Fué un movimiento pasional, pero es imposible negar su verdadera existencia. Hasta las colectividades y la Prensa de filiación democrática más avanzada aplaudieron entonces, cifrando en la nueva situación las más risueñas esperanzas. Y o puedo decir que no he visto, en los ya largos años que vengo asistiendo a la política del país, manifestaciones más claras y rotundas de la voluntad nacional. N o puedo, pues, asentir, en conciencia, a censura alguna en las resoluciones de la Corona en aquellos momentos de irresponsabilidad constitucional, ante lo cual, en todo caso, me rendiría. L a censura mía, y creo que de todo el país, alcanza a la manera como se desenvolvió luego el Gobierno, atropellando toda ley y hasta todo principio de derecho natural, sin respetar la libertad, n i la seguridad, n i la hacienda del ciudadano, con intrusiones francamente reprobables en la administración en todos sus aspectos, incluso en los del propio Tribunal de Justicia. Y éstos son tan sólo actos de Gobierno y responsabilidad de ellos. Había de ser la libre voluntad de la Corona quien determinase todos esos actos y el Gobierno quien solamente se atemperase a ellos, lo cual sinceramente no creo, y aun así me atendría a los preceptos de la Constitución antes aludida, estimando inadmisible la reclamación de los derechos en ella consignados a los ciudadanos y la negación de las prerrogativas que ella misma establece para la Corona, como una necesidad inexcusable de la organización monárquica de un país. Examínense, pues, los hechos y disposiciones completos del Gobierno, y para censurarlos iré yo tan allá como cualquiera, probablemente, incluso existiendo las responsabilidades que en justicia procede; pero no puedo hacerlo con la expresión de otras censuras, que n i en conciencia creo justas n i en derecho estimo procedentes. Y puedo asegurar que esta opinión no es sólo mía, porque sin tratar de imponerla a nadie la oigo compartir a todas las personas con quienes he tenido ocasión de hablar, y muy especialmente a los políticos formados en la tradición de Cánovas de! Castillo. Tengo anunciada una conferencia sobre la situación política y es lo que a m i juicio procede que hagan los partidos monárquicos, con lo cual vería muy satisfecho coincidencias en estos y otros puntos fundamentales, pues los tiempos entiendo que exigen grandes concordias y que cualquier desfallecimiento en los principios que nos son comunes, llevaría consigo desasosiegos y perjuicios al país. general P r i m o de Rivera sigue guardando cama, a consecuencia de la afección grippal que le obligó a ello. Aunque su enfermedad en sí no tiene i m portancia, como los seis años de intensa la bor que el marqués de Estella realizó a l frente de! Gobierno ha dejado l a natural huella en su organismo, los médicos e haa. recomendado completo reposo durante una temporada. A continuación inserta el siguiente tele grama del doctor Bandelac: Como médico de cabecera del marqués de Estella, encarézcole haga saber a cuantas personas pronucian propósito de v i s i tarle en París, que para su estado de salud es de la mayor importancia guardar completo reposo y aislamiento, por lo cual nq recibirá absolutamente a nadie. Consejo de ministros Dos horas y media estuvieron reunidos anoche los ministros, bajo l a presidencia del general Berenguer. N i a la entrada n i a la salida hicieron manifestaciones dignas de ser anotadas. E l conde de Xauen hizo constar que el Consejo había sido puramente administrativo, ocupándose especialmente de vinos y naranjas y de acoplamiento de empleados en el ministerio, de Economía. -C o m o ustedes vea- -agregó- -nada iraportante. L E r e f e r e n c i a oficiosa. L a l e y de V i n o s L o s servicios de A b a s t o s E l transporte de emigrantes E l ministro de Justicia facilitó la siguiente nota oficiosa: Se autoriza a las fábricas de destilación y rectificación de alcoholes la obtención simultánea, procedente del vino del origen de l a uva y de Jos demás residuos de la vinificación. Las fábricas de destilación y rectificación del alcohol neutro, como asimismo las de aguardientes compuestos y licores, podrán desnaturalizar en las mismas fábricas los productos denominados cabezas y colas hasta el 6 por 100 de la producción total. Marina. -Sacando a concurso la adquisición de parabanes para un acorazado y dos cruceros. Expediente relativo a la pérdida del vapor mercante Serante durante la guerra mundial. Economía. -El Consejo acuerda las bases de que dio cuenta el ministro de Economía en la reorganización de los servicios de Abastos, que en lo sucesivo pasarán a depender de la Dirección General de A g r i c u l tura, encomendándose a los Ayuntamientos la policía de subsistencias, con arreglo a lo aprobado en la Legislación Municipal. E n el Gobierno C i v i l se crearán servicios de economía, con supresión de las actuales J u n tas provinciales de Abastos, y el ministerio tendrá la alta inspección, medianil la formación de estadísticas de producción- consumo, y estudio del coste de artículos de p r i mera necesidad, con las debidas autorizaciones para su debida distribución, circulación, regulación de precios- ir- portaciones, decomisos y modificaciones arancelarias, cuando las circunstancias del mercado lo exijan, quedando como órgano meramente consultivo las Juntas Centrales. P a r a estos servicios se formará una plantilla que itnegrarán los actuales funcionarios de Administración C i v i l del Estado afectos hoy a las Juntas Centrales y M u n i cipales. Trabajo. D i o cuenta de las peticiones formuladas por el presidente de las Compañías Navieras dedicadas al transporte de emigrantes para estar representadas en las juntas Centrales de Emigración, represen tación cue tenían en el antiguo Consejo de! Emigración; el Consejo estimó atendible la ¡petición, que se regulará en términos de l justicia. U n a conferencia de B e s t e i r o E l catedrático de la Universidad Central y jefe del partido socialista español ha solicitado autorización del Gobierno para celebrar el próximo día 16 un acto público en Sevilla, en el que actuará como orador. L a salud del marqués de E s t e l l a M a d r i d 5, 2 madrugada. Según informes de París, que publica La Nación, el Í
 // Cambio Nodo4-Sevilla