Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(CICLISTAS! ¿QUERÉIS POSEER UNA MAGNIFICA BICICI ETA D E FABRICA (CIO N NACIONAL? Con facilidad pedéis lograrlo por el NUEVO SISTEMA D E VENTA COMBINADA CON SORTEO, que no ofrece riesgo üe que sólo se establece como propaganda, por tiempo limitado. Pida detalles a: C A S A C A L S I N A -Reyes, 19. Teléfono 18057- -M A D R I D GRAN SURTIDO LIMITES REPARAClOMgS GARANTIZADAS D E C U B I E R T A S Y CÁMARAS tsuÉF. ai. aoo- seaae ijriigiiTici GOYA. 85 GOYA ESQUINA. GENERAL. MADRID POHLIER OPOSICIONES nes el INSTITUTO R- EUS PRECIADOS, 23, MADRID. Tenemos internado. Tres últimas oposiciones obtuvimos 47 plazas. A ADUANAS i S Por 50 poseías! Vajilla lina blanca, para seis cubiertos. Servicio cafó, seis tazas. Cristalería grabada con inicial o flores, precioso jarro tapa niquelada. Vinagrcrii pie niquelado y precioso cenicero. ¡71 piezas! ¡Cuidado! ¡Todo por 50 ptas. No equivocarse: CARI- OS V E M L L A Concepción Jerónima, núm. 13, Madrid. Provincias, pedid catálogos. Regalos prácticos a nuestros compradores todos los días do la semana. O osé J- azarraga MARÍTIMO Para el tratamiento especial de la tuberculosis quirúrgica (huesos, articulaciones, peritoneo, etc. escrofulosas, raquitismo y convalecientes, a cargo de religiosas. No se admiten enfermos del pecho. Estancia, de io a 20 pesetas. Se remiten prospectos. OS- MALAGA J 2 üá correaé de calodad Paseo del Prado, 36, Madrid. reciente y antigua. Curación rápida, con la INYECCIÓN MEST R E S. Gayoso, Arenal, 2, Madrid, y farmacias. BLENORRAGIA Curación infalible con PILDORAS PIBHA D E G. PLANCHUELO Venta: Gayoso, Arenal, 2, Madrid. Pídase en farmacias y mayoristas, y en la del autor, en MANZANARES (Ciudad Real) previo envío de 5,50 pesetas. ftS 6 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ E L P A S T E L E R O D E- MADRIGAL 1 gsá abuela, y si ésta insistía, l a tiraba un chapín a l a cabeza, y la vieja, que temía a la Galana como al fuego, se metía para adentro refunfuñando, y la muchacha se apretaba a llorar a un rincón, hasta que allá por la tarde venía el bachiller Burguillos, todo acansinado, a dar parte de que en la posada tal o cual había reamanecido el señor Gabriel de Espinosa. Con estas dificultades, el empeño de la M a r i Galiana por Gabriel de Espinosa no era ya pasión, 5 no rabia, porque no estaba ella acostumbrada a que se l a hiciese sufrir tanto, y mucho menos por un hombre ya casi viejo. Pero era el caso que como Mariquita se había enamorado por la primera vez de su vida, le padeció Gabriel de Espinosa el hombre más joven y m á s hermoso del mundo. E l bachiller Corchuelos había sido completamente olvidado por la M a r i Galana bajo el punto de vista del amor, y si se acordaba de él era por inci dencia y por los violentos celos que la causaba aquella hermosísima ama de cría del pastelero, por la cual le había acontecido su terrible desgracia al bachiller Corchuelos. M a r i Galana, enamorada en cuerpo y en alma, ihabía resuelto consagrarse entera a Gabriel de E s pinosa, vivir por él y para él, o vengarse de él si Gabriel de Espinosa la despreciaba. Las eventualidades de la vida, como fatalidades preñadas de desgracias, se cruzaban delante del paso de Gabriel de Espinosa. Indudablemente, Gabriel de Espinosa había incurrido en un deplorable disparate al venirse al cor a z ó n de Castilla, o lo que es lo mismo, al meterse, en las circunstancias en que se encontraba, en la boca del lobo. Si no era el Rey don Sebastián, era, por lo me- nos, tan imprudente, tan temerario, tan irascible y tan poco mirador de las consecuencias como el Rey don Sebastián lo había sido. Llegó un día, el 26 de septiembre, en que maese Burguillos no pareció por la tarde; en que llegó la noche y Burguillos no pareció. M a r i Galana se pustQ verdaderamente furiosa, x M i r i a n y para mí, para los que más te aman sobre la tierra! -Estoy triste, es verdad- -dijo Gabriel de E s p i nosa, esquivando contestar a la observación de Y h a- -ADIÓS, Y TRISTE... SEXOS DIJERON LOS T R E S COBIJES EN VOZ BAJA ye- estoy triste porque me parece que esos tres nobles de Portugal están desalentados, y no sé por qué desde hace algunos días tengo oprimida el alma por no sé qué temor.
 // Cambio Nodo4-Sevilla