Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 PE MARZO D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 5 Si IciE viejos partidos políticos, desde la extrema derecha hasta. la extrema izquierda, conocen el verdadero remedio para el mal de España, que lo expongan sin alharacas. Y si no, ¡que nos dejen en paz! VÍCTOR, P R A D E R A LA FIEBRE CRITICA Divagación paradójica Leíale a mi amigo mi última comedia- -ninguna escribí con más tiempo y cuidado y más tachaduras, y. enmiendas, deshaciendo para tornar a componer- y cuando acabé la lectura, pese a las alabanzas, la hice trizas ante sus propios ojos. E l no se dio gran pena en evitarlo- -en el fondo sabía que no se trataba de una obra de arte- pero me preguntó la razón. -rQué quieres! -le respondí con rabiosa tristeza- No me gusta ya. Se trata de sin conflicto individual y pasional que no puede interesar al público de ahora. L a gente de noy ya se ha saltado a la torera la moral de mi problema; está más allá de la obra. E l amor ya. no es una inquietud del alma, sino un placer de los sentidos. Tenía la obra una acción. intensa, psicológica, mental, traducida y explicada en palabras; faltaba espectáculo. Callamos un momento. Y o miraba los pedadlos de papel amontonados sobre mi mesa; ni amigo se esfumaba, como una fotografía desenfocada entre el humo de su pipa. De repente, con la última, bocanada, me lanzó esta pregunta: ¿Por qué no te haces crítico? Hubo otra pausa, y él siguió hablando a mis pupi s asombradas: -Sí. Estás en las mejores condiciones: tienes toda la severidad, todo el. espíritu analítico, todo el rencor de un crítico. Es tu descontento quien ha roto tu obra. -También fué mi descontento el que la hizo- -le respondí- Y a a fines del siglo x i x decía Osear Wilde que toda la historia del arte pudiera reducirse a la porfía constauíe del hombre por enseñarle a la Naturaleza cómo debe ser. Este criterij persiste aún en los artistas muy verdaderos. Y Wilde no se refería sólo al paisaje, indiferente, inconsciente, incapaz de seleccionar en ú mismo; sino a todo el orden y concierto de la vida, desconcierto y desorden para los espíritus de excepción, que, por capaces de escoger y preferir, ansiaban reformar y plasmar de nuevo, fieles a su alucinado antojo de belleza. E l poeta daba la supremacía a los poetas, cantores de la vida que no pudieron vivir, y así el arte, no era ya copia de lo rea! por mimesis instintiva en el hombre, sino superación y mejoramiento. E l artista, no satisfecho con la realidad existente; quería inventar otra. E l arte, pues, era, yo sigo creyendo que lo es, producto del disgusto de ló circundante. Se echó a reír mi amigo, y puso bocabajo, de cabeza, mi argumento: -Y a ha llovido desde que murió Osear Wilde. L a crítica, en lo que tiene de menos noble, cuando es censura y no entusiasmo, del disgusto procede también. Así todo el arte se ha vuelto crítica. Sólo que su función se cumple al revés: no es que del análisis surjan dosificados el elogio y la censura; es que ésta sólo es quien abre los ojos y se anticipa en el descontento que ni averigua, ni analiza, ni se discute a sí misme. Y cuidade que yo anoto el hecho sin condenarlo; más. bien lo justifico, porque si en un tiempo creí que comprender es amar, ahora creo que amar es comprender y hasta perdonar, y que no podremos nunca comprender lo que no amamos. Le interrumpí por excitar su paradójica dialéctica: -Perdón. Sólo amamos lo que nos gustr. -Como quieras- -insistió mi amigo, que ya no se resignaba a cortar el hilo de su discurso- Iguala en tu entendimiento amor y comprensión; siempre tendrás que poner por delante el gusto. L a sensibilidad es el vehículo entre el fenómeno externo y la inteligencia, y cuando la sensibilidad se niega la razón no asiste. Por eso puede gustarnos lo que no acabamos de entender; pero no entenderemos nunca lo que no nos guste. No querremos entenderlo. L a Humanidad entera está disgustada, y todo el arte en el fondo es crítica, en lo que ésta tiene de reprobación. La pintura novísima, crítica de todas las escuelas, que prefiere mejor volver al primitivismo que aceptar un antecedente más evolucionado; la arquitectura novísima, orgullosa de la conquista práctica del cemento, crítica y destrucción de todo concepto clásico; el intertonaüsmo en música, crítica y huida de todo lo que signifique tónica y dominante y acordes consonantes y perfectos; el vanguardismo en el teatro dramático, crítica y abolición de un procedimiento garantizado por veinticinco siglos de eficacia, para destruir la palabra en aras de lo decorativo, plástico y pintoresco, cambiando en placer de los ojos y los oídos lo que fué ideología y ejercicio de la mente, y la novela, derivada a ensayo filosófico o a soliloquio divagatorio, sin el hecho concreto, sin el gusto de la AUMENTA EN A 5 UNDANCIA LA LECHE A LAS MADRES SEAORA: ¡No es cierto, ¡que está decidida a poner de. su parte todos los cuidados para lograr que su tierno hijito se desarrolle- hasta la máxima corpulencia? Los primeros cuidados deben ser procurarle una alimentación abundante y rica. Si supiera el bien inmenso ¡que está haciendo a lia infancia el R O S VIDA ffiirat, llevando a la madre l a satisfacción de ver a su hijo sobradamente satisfecho cada vez itfue l e d a el pecho. -No es m á s que una horchata del jugo de plantas lecheras que co. m ea instintivamente los mamíferos cuando tienen necesidad de iacíar. Combate la albuminuria, dolores, vómitos y molestias propias del estado, desarrolla y fortifica el feto, tonifica a lá madre y pre- dispone para un parto feliz y Jache, abunn dañte. Aumenta la cantidad de íeche, la enriquece en caseína y manteca y repara a la madre, el desgaste que sufre por la lactancia. Es un preparado científico formulado á diario por ios m á s afamados especialistas Consúltelo a su DoctorE N L A L A C T A N C I A ROB- VIDA Núm. 2. EN E L E M B A R A Z O ROB- VIDA Núm. 1. En farmacias y; en Laboratorio Miret, San Pedro de Eibas (Barcelona)
 // Cambio Nodo4-Sevilla