Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
feted para estas Pascuas una obra cómica. -Muy bien: -Fina, eh? de guante blanco, y que reúna, además, ciertas condiciones. -Venga de ahí. -Una ¡ola decoración para los tres actos. -Bueno Desde luego, que sea yo la protagonista: una señora muy rica, algo nerviosa y tm poco ingenua... -Conforme. -Deseo que Fernando haga un tipo de fresco. Esos frescos de usted no los ha hecho él nunca, y creo que le divertirá. -Perfectamente. -No le haga usted papel a la dama: nos conviene que descanse. Haga usted dos papelitos para Mariquita Guerrero y María Hermosa, y dos papelazos muy graciosos para Fernandito y Carlitos. -Sí, señora. -Dos papeles igualmente largos e importantes, J estamos? -Desde luego. ¿Quiere usted que trabaje Pepe Santiago? -Sí, pero no mucho. E l pobre está fatigadillo, y hay que cuidarle. Hágale usted una escena en cada acto. -Bien. jHay algo más? -Y a lo creo: lo más gordo. Quiero que con esa obra debute mi hennana Anita, que ha decidido dedicarse al teatro. -i Atiza! -Hágale usted una escena en el acto sePEDRO MUÑOZ Snc. i gundo: una nada más. Galopa por el llano de las cuartillas la pluma fácil y desenfadada de D. Pedro, -Bueno. -Oiga usted, que cuando empiece a hapara servir siempre con angustiosas premuras las urgentes demandas de las blar esté sentada, que eso es siempre un Empresas, que fían al prolífico ingenio del autor el inspirado éxifo que alivio. saneará la taquilla. Foto Duque) -Bien. -Hombre, hágale usted un tipo de fran- -Bueno, sí, se lo permito. -Mire usted, don Periquito, que digan de cesa una francesa que chapurree el casteY nos echamos a reír como dos tontos. usted lo que quieran, pero usted hará en el llano de ese modo, si se azora y se equiElla no creía que yo iba a hacerle la co- teatro lo que le dé la gana. voca, pasará inadvertido. Y, en efecto, es verdad; yo hago en el media tal y como me la encargó, y cuando, Y nada más? al mes siguiente, le llevé Los frescos, en la teatro lo que me da la gana; pero muchas- -Nada más, don Periquito. -Oiga usted, ¿me permite que le haga j que se cumplían al pie de la letra todas susveces me sale mal, y hay que ver lo que una escena a Capillita, que es un actor que indicaciones, me diio. entre asombrada y entonces hacen conmigo. conmovida: a mí me entusiasma? P. M U S O Z S E C A Los tres mosqueteros ASTAÑAN (Femando Díaz de Mendoza y Guerrero) 5 A l baluarte de San Gervasio con sus amigos vuelve Artañán! Entre sus ruinas almorzaremos; del enemigo nos burlaremos; los que se acerquen muertos serán. ¡A l baluarte de San Gervasio con sus amigos vuelve Artañán! Athos, prudente; Porthos, magnífico; melifluo Aramis y doctoral; con la arrogancia de sus mostachos, bajo la pluma de sus penachos llevan su audacia descomunal. Athos, prudente; Porthos, magnífico; melifluo Aramis y doctoral. ¡Sobre el reducto, gallardamente, nuestra bandera tremolará! Y victoriosos y satisfechos, emularemos con nuestros hechos Jos de Cyrano de Bergerac. ¡Sobre sus muros, gallardamente, nuestra bandera tremolará! ¡A l baluarte de San Gervasio con sus amigos vuelve Artañán! No habrá ninguno que no nos tema; todos a una, fué nuestro lema; y Francia, el alma de nuestro afán. ¡A l baluarte de San Gervasio con sus amigos vuelve Artañán! Luis FERNANDEZ A R D A V I N VALENTÍN D E P E D R O LOS TRES MOSQ ifETER S En el Español, y al conjuro poético de Fernández Ardazñn fy Vctle ntbi de Pedro, han resurgido los. inmortales héroes de Alejandro Bilmas. Reproducimos uno de los más inspirados motivos de la obra, (hoto Alfonso)
 // Cambio Nodo4-Sevilla