Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡N a d a! ¡I m p o s i b l e! Tengo la lengua pagada al paladar; la idea de comer me aterra. -L a vida es breve- -le dije- es preciso divertirse; nos aguarda. un infinito de sombras conviene que la muerte nos sorprenda ahitos de mosto y coronados de verbena y jazmín, para demostrarle que la esperábamos sin temor alguno. ¡Imposible, imposible! ¡H e fracasado, lie fracasado! ¿N o le sabes? Estoy tristísimo no quiere vivir. M i único consuelo es la tierra, el olvido. ¿P o r qué? ¿A qué viene esa desesperación injustificada- -indiqué. Aquí Manuel Domínguez, sin contestar a mi interrogación, hizo una pausa, que el Pillo aprovechó para levantarse y luego desperezarse, irguiendo la cola, estirando las manos y abatiendo el lomo hasta que las costillas rozaron el pavimento. Después, el can misterioso y encantado se estremeció, sacudiendo con energía ambas orejas, que sonaron a azotaina de dómines a los discípulos pigres. Frente al perro desperezante, puesto sobre el caballete, se veía una sábana; porque era una sábana muy tirante, llena de chafarrinones, que constituían el boceto de la Virgen del Carmen, ese asombro de arte e inspiración que figura en una de las capillas laterales de nuestro gran San Francisco. L a V i r gen está sentada, y tiene sobre las rodillas al Niño en pie. L a cara de Jesús, jovial y alegre; las redondas manitas se adelantan abiertas y juguetonas, como para acariciar a los que contemplan aquel prodigio de d i bujo y color. A l pie del trono celeste, algunos santos padres y príncipes de la Iglesia envían incienso al grupo; el humo aromático se escapa a lo alto y se retuerce en remolinos y curvas caprichosas, que unas veces ocultan las imágenes y otras las rodean, envuelven, abrazan y coronan. E l pintor ha buscado de propósito ese conflicto de luces, claridades, CÓRDOBA. L A FIESTA DE SANTO TOMAS LOS ESTUDIANTES, A L SALIR D E L A IGLESIA D E L SALVADOR, DESPUÉS D E L A F U N CIÓN RELIGIOSA E N HONOR D E SU SANTO PATRÓN. (FOTO SANTOS) MADRID. L A INFANTA E N E L DISPENSARIO D E S A N JOSÉ Y SANTA ADELA UNA DOÑA MARÍA CRISTINA, QUE V I S T I Ó POR PRIMERA VEZ E L UNIFORME INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA. (FOTO DUQUE) D E ENFERMERA, PRESENCIANDO
 // Cambio Nodo4-Sevilla