Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES n D E MARZO D E 1930. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAS. 8 viento, no le hubiese sujetado por las muñecas fuertemente con ambas manos. E l perro, creyéndonos en riña, comenzó a ladrar y mostrar los dientes, apercibiéndose, trazando círculos a mi alrededor, para defender a su amo cuando viese la sazón de acometer. Corrí un gran peligro. Déjame! -gritaba Domínguez. -N o quiero; ese cuadro, es lo mejor que has pintado en tu vida. E l Pillo, a todo esto, seguía ladrando y estrechando el cerco y dando dentelladas al aire. -Renuncio a la capilla, al dinero, a la gloria, a la fama; no pintaré más en mi vida. -Ten calma, hombre, ten calma. -N o puedo tenerla; el Niño es un monigote de azúcar con ojos de besugo, y la Virgen una zafia lugareña. -Acaba el cuadro y pregunta a tus enemigos. Su silencio te hará variar de opinión. E n esto, como siguiéramos forcejeando, el perro hizo presa en mis pantalones, y yo, para defenderme, en un supremo arranque, quité a Manuel Domínguez la navaja y di al perro un puntapié. Seguro de mis fuerzas- ¿adonde se habrán ido mis fuerzas? cogí el lienzo, abrí la puerta, me eché a correr escalera abajo y entregué la preciosa carga... a los hijos de Domínguez, con ruego de ocultar v defender el cuadro. A ú n viven y recuerdan el episodio, que liemos comentado muchas veces. Cuando algunos años después los aplausos internacionales hacían justicia al gran artista, Domínguez, transfigurado, en pleno triunfo, solía aludir a la contienda con estas palabras: -S i n el Pillo y sin ti ese cuadro que tv c dos quieren copiar no estaría en San Fran cisco. Y lo que es la vanidad humana: siempre creí que el gran pintor decía verdad. He de hacer a los lectores una confesión: cuando visito la iglesia de San Francisco el Grande y me detengo ante la capilla, observo con honda alegría que la Virgen del Carmen me sonríe. Sé que se reirán de esta jactancia malditos y condenados; pero no importa; estoy seguro de que la sonrisa es un premio que me concede la Reina del cielo, la Madre de Dios, por haber sido su paladín. RAFAEL COMENCÉ íiegrtiras y sepias, para demostrar que su h á bil pincel no encuentra en este mundo dificultades. Línea, luz, tintas, jugosidades, mezclas y esfumes, todo rinde parias a este castizo y genis. l artista, inspirado siempre en la nrerdad. ¿T ú ves ese cuadro? -me dijo con solemnidad no acostumbrada- Ese cuadro es sni deshonra. -Te e n g a ñ a s la Virgen y el N i ñ o son admirables; lo demás está esbozado. T e r m í nalo y hablaremos. Como nuestros brazos, manos y dedos señalaban al lienzo, el Pillo se puso delante, y, sentándose sobre las patas traseras, contempló de hito en hito a la Madre de Dios y a su H i j o el Redentor. Estaba absorto, embobado; no pestañeaba; parecía un crítico concienzudo reconociendo joyas pictóricas. -Ese cuadro- -continuó Domínguez con desconsuelo- -es una vergüenza para m í hasta mis amigos- se reirán del fracaso... ¿N o oyes cómo silban los pinceles? ¡Estás loco! -Loco, no; imbécil. Después del Españoleto, Rafael, Correg gio, Murillo, ¿quién era yo, ¡vil gusano! para acometer la empresa de pintar Vírgenes y Niños? L a s puertas del cielo no se abren ante los torpes. Y se echó a reír de un modo alarmante. -N o eres un v i l gusano, sino un pintor de talento- -exclamé, e x t r a ñ a d o de tanto desaliento y testarudez. ¿T a l e n t o? Ninguno; y tan convencido estoy de mi impotencia y ceguedad, que ahora mismo voy a hacer trizas esa infame sábana, que, al final de mi vida, me arranca los pocos laureles que gané en la juventud. Y empuñando una gran navaja de A l b a cete, que halló abierta sobre el descansillo de un viejo atril, se a r r o j ó al cuadro, y lo hubiese conseguido si yo, ligero como el 4 OPOSICIONES A MAESTROS N A C I O N A L E S l i n a injusticia que debe repararse Terminadas las oposiciones al Magisterio, resultan verdaderos contrasentidos, si se analizan los hechos en una visión general del asuntoHay provincias enteras donde no ha salido una sola maestra con plaza; y en cuanto a maestros, el total de aprobados es absolutamente insuficiente para atender á las imperiosas necesidades de las escuelas españolasHasta aquí la cosa no tiene nada de particular, porque se explica por uno de estos dos supuestos: o porque el Tribunal ha sido demasiado exigente, o porque los examinandos no estaban suficientemente preparados. IA SAlliD CAMPÍSIMA de huevos muy asturianas. Las G a (Tetas C h i q u i t í n se p r e p a r a n c o n mantequilla y yemas f r e s c o s d e l a s montañas T o d o v i e n e d e l c a m p o a nuestra fábrica l l e n o aún d e s o l y d e a i r e l i b r e f Nos importa mucho e l sabor, el valor nutritivo y l a c a l i d a d d e nuestras g a l l e t a s d e l i c a d a m e n t e tostadas. C o n e l l a s q u e r e mos l l e v a r a su h o g a r! a s a l u d c a m p e s i n a Lse Calis ta para cfticos grande Para desayuno, morlenda, postres y para toda horas. Soia o con lache, cacao, chocolate, mermelada, etc. omprando las galletas empaquetadas, l a s c o m e U d intactas y limpias. Exija que s u proveedor saque e l paquete o r i g i n a l d a l a lata e n e l m o m e n to d e la compra. P A Q U E T E DE 2 0 0 G R A M O S- Excelente galleta pojro o? U M