Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES n DE M A R Z O D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 25. L A C E L E B R A C I Ó N D E L DOMINGO D E PIÑATA En Sevilla. El Carnaval en la Exposición. Los bailes de Piñata. En Madrid. En provincias. El Carnaval en la Exposición Un chaparrón inoportuno a ia hora de comenzar el festejo de Piñata en el recinto de la Exposición, hizo que algunos millares de personas se retrajesen, no obstante lo cual las avenidas y paseos de nuestro Certamen incomparable se viesen pletóricas de público. Bien despidieron al Carnaval los sevillanos en su Exposición. Y como la tarde se afirmase, tras el aguacero, los deseosos de divertirse, que fueron los más, apuraron el tiempo hasta última hora. Así había coches y viandantes en la Exposición a las nueve de la noche, y a las nueve y media se dislocaba en la plaza de San Fernando el último tapón de vehículos. Cuarenta mil criaturas concurrieron a la fiesta, a pesar de presentarse la tarde con no muy buen cariz. E l éxito ha sido indiscutible, y en él tienen buena parte el comisario regio, Sr. Cañal, y la Comisión de Carnaval, así co. r; o el delegado para la circulación, D. José María Pinar y Pickman. E l ferrocarril en miniautra, que no dejó de funcionar, con las consiguientes precauciones, fué motivo también de mayor animación. Como dato curioso, anotamos que el número de coches fué mayor que el del pasado martes, pese a lo que la cabalgata desfiló con mayor rayidez y lucimiento, aun siendo de mayores proporciones, por el aumento de bandas y la adición a ella de las máscaras y carrozas premiadas. Todo ello fué debido a las precauciones y medidas tomadas para que la calzada por donde había de desfilar la cabalgata quedase expedita, sin que por tal motivo se interrumpiese la circulación de coches. E l Jurado calificador de máscaras y carrozas, compuesto por los Sres. conde de Campo Rey, Martínez (D. Santiago) y Traver, situado delante del pabellón Ybarra, entregó los premios, ante la presencia del comisario regio, D. Carlos Cañal, a quien acompañaba el vocal de la Permanente don Juan Molano, infatigable organizador, a quien se debe buena parte del éxito de la fiesta. Los premios fueron otorgados en la siguiente forma: De máscaras. Primero, de quinientas pesetas, a una pareja de indios americanos, formada por I) Adolfo Mayor y hermana. Segundo, de doscientas cincuenta, a un contrabandista con grupa, compuesto pollos niños Fernandito y Carmelita Soriano. Tercero, dé doscientas cincuenta, para la máscara más ingeniosa, a D. Ernesto Cucarella, que presentó un grupo formado por un picador herido y un monosabio. De carrozas. E l primero, de mil quinientas pesetas, a una Cuadriga romana, que presentó D. Manuel Barreiro. Segundo, de mil, a una cesta de flores blancas y moradas, ocupada por pierrots blancos, presentada por D. José Fernández, artista decorador. Tercero, de quinientas, a un Castillo medioeval. Lo presentó D. Manuel Vallecillo. Los agraciados exteriorizaron su contento arrojando serpentinas y confettis sobre el jurado, a quien vitorearon con gran jubilo. Terminado el reparto, el comisario regio de la Exposición, Sr, Cañal, con el señor Molano, marchó a la tribuna situada en 2 a confluencia de las avenidas de la Raza y de la Infanta Luisa, para presidir el desfile de la cabalgata. Allí el Sr. Cañal fué saludado por los periodistas, para quienes tuvo frases de sincera cordialidad, que los informadores agradecieron. A las cuatro en punto rompió marcha la cabalgata, desde el Pabellón de Maquinaria. Iba precedida de guardia de Seguridad, a caballo, siguiendo las máscaras y carrozas premiadas, cuyos ocupantes, al pasar frente a la tribuna presidencial volvieron a dar muestras de las simpatías que inspira el Sr. Cañal. Lucidamente la cabalgata. hizo el recorrido que ya se conoce. Además de los elementos descritos en diversas ocasiones, iban bandas de trompetas y cornetas que dieron mucha alegría al desfile. Como detalle curioso anotamos que el pobre Momo hubo de perder su corona, con lo que su figura ganó en orden a lo grotesco. La cabalgata, teniendo el camino libre, desfiló con la necesaria rapidez, pudiendo hacerlo dos veces, con lo que no se privaron del espectáculo los aficionados que asistieron al partido de fútbol y algunos que quedaron rezagados por miedo al agua y se decidieron a última hora. Entre los ocupantes de los coches se entablaron batallas de serpentinas y papelillos, menudeando las bromas de buen gusto, descollando entre los gritos el de ¡vaya bastón! En resumen: L a Jornada fué brillante para el Comité de la Exposición, que, legítimamente, puede mostrarse satisfecho de cómo pueblo de Sevilla ha acudido a la llamada que se le hiciese, por lo que cabe esperar que las próximas fiestas que organiza superen, en esplendidez, a cuantas se han verificado. Los bailes de Piñata E l Mercantil lo celebró, como los anteriores, en el Hotel Alfonso, X I I I Ocioso es decir que los suntuosos salones se vieron repletos de lindas muchachas y distinguidas señoras, familiares de los socios de la poderosa sociedad. Don Adolfo Gil tuvo la atención de repartir delicados regalos entre el elemento femenino, siendo muy celebrada la idea. Se organizaron cenas de madrugada entre las personas formales, mientras el elemento pollo bailaba a más v mejor. E l presidente del Mercantil, D. J. J. Olmedo, y sus compañeros de directiva, recibieron muchas felicitaciones merecidísimas. La Unión Comercial también tuvo su baile de Piñata, el cual se vio más concurrido aún que los celebrados en los pasados días. Se celebró en el Salón Lloréns, concurriendo la mayoría de las muchachas luciendo originales disfraces. Como allí se permitió el uso de carnavalinas, que se derrocharon, el teatro presentaba un fantástico aspecto, muy de Carnaval. También estuvo lucido el baile del Casino de la Exposición, si bien finalizó más temprano que los demás. En el Centro del Ejército y de la Armada el baile de Piñata tuvo las mismas características que los anteriores, durando la animación hasta bien entrada la madrugada. E l elemento joven se divirtió a placer. ¡Bien han despedido los sevillanos el Carnaval! Madrid 1 0 n mañana. Aunque puede considerarse que este año el Carnaval en Madrid, y en lo quese refiere a. su aspecto de expansión callejera, ha sido de resultado negativo, hubo, sin embargo, el domingo de Piñata extraordinaria animación por la mañana en el paseo de la Castellana y por la tarde en Rosales, por parte de la muchedumbre, que siempre presta su concurso desinteresado con cualquier pretexto que se brinde, y de algunos recalcitrantes mascarones, que no renuncian nunca a desafiar el ridículo. En ambos paseos hubo extraordinaria afluencia de coches. E l verdadero Carnaval, el de las juveniles alegrías, se refugió en los numerosos bailes organizados por diversos centros y sociedades regionales. Cádiz 1 0 I I mañana. E l domingo de Piñata transcurrió con extraordinaria animación, abundando por las calles las máscaras y grupos carnavalescos. E l baile organizado por el Centro Mercantil en el Gran Teatro resultó brillantísimo. También hubo espléndido baile de P i ñata en la Casa de Galicia. Granada 1 0 n mañana. E l domingo, á las cinco de la tarde, descargó una violenta tormenta que dispersó la gente y máscaras de los paseos. A l cesar la tormenta volvió la animación y el desfile resultó muy animado, haciéndose derroche de serpentinas y confettis. E l Círculo Mercantil celebró artístico baile, al que concurrieron muchas señoras cea mantones de Manila. San Fernando I O 19. mañana. E l baile infantil celebrado en el Casino resultó brillante, llamando la atención, entre otros niños, Pepito Amusategui, que vestía de japonés Antoñito Pérez de la Vega, de Pierrot; Mariquita García Suffo, de asturiana, y Rafael ito y Pepito Crespo. Almería io, i tarde. E l domingo se celebró un animado baile de serpentinas, viéndose muchas máscaras por las calles. E l Círculo Mercantil celebró por la tarde un baile de niños, y por la noche, otro de disfraces; ambos bailes estuvieron concurridísimos. Córdoba io, n mañana. Se ha. celebrado con gran animación el domingo de P i ñata. Por el paseo de la Victoria desfilaron numerosas carrozas, resultando muy vistosa la batalla de flores y serpentinas. Las estudiantinas visitaron los círculos, siendo muy aplaudidas. Los bailes organizados por las sociedades de recreo estuvieron muy concurridos. Sanlúcar de Barrameda io, io mañana. En el Círculo de Artesanos- se celebró un baile infantil, de trajes, otorgándose ocho premios. En Madrid En provincias O p e r a c i ó n d e cataratas, est r a b i s m o g l a u c o m a etc. Clínica del DOCTOR MORÓN. Sevilla. Empresa Automovilista Internacional VENTA DE BILLETES Administración: C. Barcelona, 1. Telefono 22272 y en las principales Agencias de Turismo. SEVILLA- LISBOA
 // Cambio Nodo4-Sevilla