Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES n DE MARZO DE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 27. ciado. Su sonrisa legendaria había desaparecido, y estrechando l a mano de los personajes que vinieron a saludarle en la estación d Orsay, resumía con verdadera emoción en unas palabras sus impresi mes: E s espantoso. ¡Qué desastre! L o que liemos visto nos h a trastornado. Antes ele marcharme de París creí conocer el alcance y las proporciones del desastre. Pero el espectáculo que hemos presenciado nos ha horrorizado. L a realidad sobrepasa a todo lo que hemos podido imaginar. ¡Pobre Mediodía; no merecía esto! Detrás de él, Tardieu, tampoco ocultaba su emoción. Pero como el momento no pertenece a las palabras, sino a los hechos, se fué inmediatamente al ministerio del I n terior y se avistó enseguida con los ministros de Trabajos Públicos y de Hacienda, deliberando con ellos acerca de las medidas que deben tomarse para socorrer a la población desdichada. A los auxilios del Gobierno y del Parlamento se unirán los recursos organizados por la nación. E l Banco de Francia ha abierto una suscripción, cuyo Comité está compuesto por personalidades eminentes, y a cuyo frente están el cardenal Verdier, arzobispo de París; Israel L e v i gran rabino de F r a n cia, y el pastor Boegner, presidente de la Federación de Iglesias protestantes de F r a n cia. E l Consejo municipal de París ha votado un crédito de tres niillones, y casi todas las fiestas y ceremonias anunciadas para estos días han sido suspendidas o aplazadas. Pero todo lo que se haga, aunque ello sea mucho, será poco para remediar los daños causados por las inundaciones. L a crisis económica será fatal e inaplazable en estos departamentos, arrasados por las aguas. Entre tanta desdicha es consolador declarar que el número de víctimas no es tan elevado como en un principio se creyó. E n los primeros días se dijo que el número de muertos era de 700 u 800; las noticias oficiales informan que no serán más que 300, de los que 211 han sido ya identificados. -Coria. 1 N F O R M AC 1 O N TAURINAS Novillada en Consíantina ES jado, quedándose sin localidades varios m i les de personas que, intencionadamente sin duda, gafaron a los que logramos entrar en el circo, y así resultó la corridita. Duró dos horas y veinte minutos, y pensando ahora en ello, no me explico cómo es posible aburrirse tanto y tan densamente en ese espacio de tiempo. M a s el hecho es que el tostón fué tremendo y que salimos de la plaza, más que malhumorados, bostezando lo indecible y sin ánimo para comentar, de aficionado a aficionado, -1 espectáculo que a! fin! había conchudo. L a novillada que envió de Salamanca don L u i s Bernáldez de Quirós fué desigual en todo y por todo: en presentación y en bra vura. E l bicho jugado en seexmdo lugar era muy chico, muy chico; el cuarto, el más manso de todos; el siguiente, el más bravo y más alegre en varas, y el que cerró plaza cumplió guapamente con los caballos. La terna de espadas- -Finito, Cantimplas y Perete- -hizo gala de un desentrenamiento incomprensible. Todos estaban sin sitio en la arena, pregonando, aunque ello no sea cierto con rigurosidad, que habían dejado transcurrir el invierno sin ver una res y, por lo tanto, sin haber dado un mal capotazo. Viéndoles a los tres, se nos antojaba que los respectivos mozos de espada habían tenido que realizar una pesada faena sólo para desempolvar primero y arreglar después los sendos esportones de capotes y muletas. Finito, que por el serio percance sufrido por Cantimplas se vio obligado a despachar cuatro toros, fué derribado y pisoteado por el l l c h o eme rompió plaza, y, salvo un poco de decisión a la hora suprema, no hizo nada que mereciese disculpa en el coso madrileño, ni en ningún otro importante, no. Cuanto ejecutó hubiera merecido aplausos en plazas pueblerinas, pero en las demás, no. Despachó su primer enemigo de dos pinchazos y dos medias estocadas; al que hirió a Cantimplas, de un buen estoconazo; a! segundo suyo, de un pinchazo, media estocada y una entera, y al quinto de la tarde- -el mejor de la corrida- de una estocada entera. Rafael Saco (Cantimplas) fué ovacionado por la forma de lancear de salida al segun- do novillo, y en el tercio de quites, pues SS ajustó al bichejp con gran coraje. Tomó laá banderillas, y clavó tres. pares de frente, buenos el primero y el último, y con l a muleta dio unos cuantos pases, tres o cuatro con mucho valor, pero sin saber defenderse, por lo que resultó empitonado por el muslo izquierdo, teniendo que pasar a l a ea- fermería en brazos de las asistencias, dft jando tras sí un rabioso reguero de san- gre. Luego se supo que la cornada, annqu grave y dolorosa, no tenía la importancia máxima que el público creía y temía. E l verdadero aliciente del cartel del 3 o mingo era el nombre de Manuel Zazo (P e rete) el novillero granadino, en el quejpusoi; la afición el pasado año muchas y legítimas i esperanzas. Pero el. chico tuvo toda l a tardé el santo de espalda, y exceptuando anos; lances al sexto novillo, recuerdo de pasadoá triunfos, nada realizó a derechas. Tales l a n ces se le ovacionaron tan larga como justamente. E n su primer toro escuchó un aviso. if con decir que, menos el veterano Sordo, todas las cuadrillas derrocharon un desentrenamiento máximo, sólo, comparable a i de sus tres jefes, queda consignado con más detenimiento que mereciera cuanto aconteció en la novillada inaugural del año que corre. -E. P. Durante la lidia del primer toro ha i n gresado en esta enfermería Alfonso Gómez (Finito) con una contusión en la región mentionana y nasa! Pronóstico, leve, salvo accidente. Durante la lidia del segundo toro, h a ingresado en esta enfermería Rafael Saco (Cantimplas) con una herida por. asta de toro, que, perforando el escroto, alcanza a l muslo en su cara anterointerna, al nivel del triángulo de S. carpa, lesionando piel, aponeurosis. tejido celular, subcutáneo y músculos aductores, en una extensión de unos doce centímetros. Pronóstico, grave. Durante la lidia del tercer toro, ha íngresado en esta enfermería Antonio Banqá (Calero) con una contusión en la región torácica, que le impide continuar la lidia, Pronóstico leve, salvo accidenté. En Vista Alegre Constantina 10, 10 mañana. Con escaso público se celebró el anunciado festival, l i diándose dos novillos de Sotomayor. A las cuatro, hora anunciada para su celebración, comenzó a llover, y a las cuatro y cinco, como escampara, empezó Palmeño en su novillo con unos lances, que le valieron palmas. Después, en su faena de m u leta, dio unos cuantos pases por alto y de rodillas, que le valieron una ovación. Entró 1 matar, pinchando en hueso, y de una estocada (lateral- izquierda) despachó al noble bicho. (Ovación, orejas, rabo, vuelta al ruedo y sombreros. E l segundo bicho, de más poder, comenzó haciéndose dueño de la plaza. Chicuelo lo torea entre oles y a la hora de matar lo despacha con brevedad, escuchando palmas. i: nnn? íTUíiiirtínMíií: íini rTi: nTTYínTnirFiníi! iFrrr 3 iiTiírtrniriTi iriTE: riTi; íTí i La próxima temporada le u n IcSosIco e n e! r e c i n t o ele l a E x p o s i c i ó n f r e n t e a l Parque d e Atracciones. P a r a detalles, diríjanse p e r s o n a i m e r a i l e sa l a s o f i c i nas ale e s t e d i a r i o c a l l e de l a E n r a m a d í l l a H u e r t a de l a S a l u d! H o r a s d e d i e z a u n a y d e cuatro a siete de l a t a r d e San Fernando 10, 5 tarde. E n breve quedará ultimado el cartel de inauguración de la temporada taurina en ésta, que será el día 13 de abril. En Madrid Inauguración de la t e m p o r a d a M a d r i d I O 2 tarde. Con una espléndida tarde, impropia de la fecha en que nos encontramos, se inauguró el domingo en la plaza madrileña la temporada novillera del año 1930. Como el público estaba realmente ávido de toros, llenó el coso hasta el te- Llegada a Sevilla, a las peno de l a no che. EMPRESA D E AUTOMÓVILES S e r v i c i o d i a r i o d e a u t o m ó v i l e s de S e v i l l a a H e r r e r a y P u e n t e G e n i l p o r P u e b l a de Cazalla y Osuna. S a l i d a d e S e v i l l a a l a s siete de la mafiaua (P u e r t a de l a C a r n e) L l e g a d a a P u e n t e G e n i l a las once y cuarenta y cinco minutos. Salida de Puente Genil, a las tres y treinta de la tarde. C o m i e n z o de Ja t e m p o r a d a M a d r i d 10, 6 tarde. L a chata ab ri 5 jdf domingo sus puertas, inaugurando l a temporada, que, según dicen, va a ser, en poder de una nueva empresa, cosa buena de veras. N o nos apresuraremos a echar las campanas a vuelo, por si luego la cosa se quedara en promesa, pero hemos de reconocer que el cartel de la función inaugural nos hace concebir alguna esperanza. Buen cartel, hemos dicho, y una esplendída tarde, casi de verano; pero todo el o no fué suficiente para llenar más de media plaza. P o r lo visto, l a afición carabanchelera está fría aún. ¡Hace tan poco tiempo qaé ha nevado! Los novillos lidiados pertenecían a 3 a g a nadería de D Domingo Polo, qué envió na corrida terciada y muy bien presentada, en cuanto a tipo. Desigualó el novillo lidiado en segundo lugar ¿que anduvo huido y mostró muy mal estilo. Formaban l a terna de matadores Nacional Chico, Vaquerín y el debutante García Encinas, U n joven espigado, que cambió ha ce muy poco el aula por el ruedo, donde cuesta mucho más trabajo alcanzar los so bresalientes y es peligrosísimo salir suspendido. E l menor de los Añiló salió rabiosillo de palmas y saludó a su primer enemigo con un cambio de rodillas, de mucha exposición, saliendo empujado. Y a de pie toreó valentón, aunque no pudo poner lucimiento por vencérsele mucho el novillo en cada cajíes