Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 12 D E M A R Z O D E 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G acogen l a v i s i ó n constante c o n a l e g r í a n r s r ca d i s m i n u i d a A l a h o r a de comer, ¡as m i s m a s personas compuestas de diferente m o d o sí, allí e- vt; n todos, y puede que su c a m b i o de aspecto me h u b i e r a interesado, si ni i a t e n c i ó n hubiese estado captada p o r tres m u c h a c h a s Son h e r m a n a s s i n d u d a a l g u n a altas, e e i gadas, pálidas, de cabellos negros, peinados h a c i a atrás, rasgos b i e n d i b u j a d o s y b o n s r o j a s U n a está v e s t i d a de t u l negro, esposa, pesada y a n c h a red s e d o s a l a c i n t u r a b i e n ceñida p o r estrecha c i n t a y c! escote abierto delante, b á t a n t e b a j o p o r l a e s p a d a y adornado con ancho volante; l a falda recta hasta el suelo tiene u n v u e l o e n o r m e que no cohibe n a d a a l a g e n t i l m u c h a c h a L a segunda viste t r a j e de encaje n e g r o el cuerpo, alto, m o n t a d o sobre o t r o escotado, queda t r a n s p a r e n t e c o n discreción, como la f a l d a que desciende a l suelo, s i n v i s o desde m e d i a p i e r n a centímetros de a l t u r a ¡V a y a usted a p r a c t i c a r deportes de i n v i e r n o en estas c o n d i c i o n e s! L a pista parece u n a p i s c i n a y las p a t i n a d o r a s están consternadas. S i n embargo, a l g u n a s a l m u e r z a n vestidas p a r a ponerse los esquíes. ¿P o r qué? P a r a que a d m i r e m o s sus trajes, y p a r a hacerse l a ilusión de que van a c o n q u i s t a r c i m a s nevadas, que ningún ser h u m a n o pisó j a m á s M i s v e c i n o s de mesa son u n a f a m i l i a que cada m i e m b r o h a elegido u n c o l o r c o n el c u a l se viste de p i e a cabeza. E l a r c o i r i s compuesto en f o r m a e n c a n tadora. G o r r o s de p u n t o c o n pompones o borlas, destinados a proteger c o n t r a el frío l i n d a s c a b e c i t a s pero que e n una. habitación muy caliente, a u m e n t a n l a t e m p e r a t u r a de los cráneos. Las chaquetas de punto, con cuello alto a r r o l l a d o t e r m i n a n en el talle c o n a n c h a banda, sobre l a cual se abotonan los c a l z o nes a n c h o s de punto, que se ciñen de r o d i l l a a abajo, hasta las botas. G u a n í e s f o r r a d o s de piel penden del cinturón, m i e n t r a s d u r a el a l m u e r z o y s u a c t i t u d m e parece reflejar la l a n g u i d e z de las a l m a s A m i derecha h a y u n a i t a l i a n a p r o v o c a t i v a deseosa de l l a m a r l a atención, p o r q u e está v e s t i d a de raso encarnado. E n f r e n t e una p a r e j a de a m e r i c a n o s c o n su nieto, s i n d u d a n o cesan de p r e g u n t a r ÍVIicrc isthe snow? i D ó n d e está l a nieve? L a t e r c e r a l l e v a vestido de raso n e g r o con infinitos volantes en f o r m a con línea descendente p o r d e t r á s su busto, a p r i s i o n a do estrechamente p o r el raso, y l a finura Ce su talle me h i z o t e m e r que, si se dobla. -e aquella c r i a t u r a se rompería. U n c h a! i g u a l al vestido rodea el cuello, y cae en dos poll a e s p a l d a hasta el b o r d e de l a f a l d a S i n saber cómo, este artículo, que no t r a taba de ¡a m o d a t e r m i n a de m a n e r a que m u E l público, que no piensa m á s que e n l a cho se a p r o x i m a a ella. nieve, se m u e s t r a h o r r i p i l a d o al escuchar T Í I M E S E C L E M E N CE A U esta p r e g u n t a en tono de reproche. M á s lejos veo u n trío c u r i o s o u n a señoP a r í s m a r z o 1930. ra m u l a t a c u b i e r t a de j o y a s m a r a v i l l o s a s y dos señores, a quienes el t i e m p o h a b l a n queado las cabezas, beben champaqne; están alegres, y me parecen i n d i f e r e n t e s a l d r a m a que o p r i m e los corazones. A q u í y allá m a t r i m o n i o s j ó v e n e s entre ellos u n o me encanta, desde el ¡junto de v i s t a- moda: -l a m u j e r viste de r o s a f a l d a de crespón plegada, m u y l a r g a casaca irescuarlos, sobre c a m i s e t a de o r g a n d í del m i s m o c o l o r V E S T I D O D E U A R O C A I N B L A N C O MODELO con doble c h a r r e r a que cae sobre l a f a l d a P L A N C H E D E TSOUVIER E l s o m b r e r o no es s o m b r e r o sino u n g o r r i t o de crespón r o s a c o n g r a c i o s o b a r b o q u e j o E l m a r i d o viste de a z u l pantalón l a r g o y PAGINA D E MODA a n c h o de tono suave, c o n chaqueta de color más o b s c u r o c a m i s a r a y a d a en blanco y a z u l y u n a c o r b a t a de las que se a d m i r a n Vida de hotel en los escaparates, pero no en el sexo fuerte. L o s médicos m e h a n d i c h o E s preciso L a seda es i n c o m p a r a b l e p o r el t e j i d o la v i a j a r porque l a depresión g e n e r a l que usted padece e x i g e c a m b i o de aires y de v i d a l i g e r e z a y el reflejo de p l a t a a z u l a d a ¡D i o s mío, qué b o n i t o! E s t a pareja permanece E n t o n c e s s i n l a m e n o r protesta, he tomado m u d a p i e n s a en el efecto que p r o d u c e en u n t r e n que h a r o d a d o sobre los rieles doce h o r a s s e g u i d a s cuando se paró, descendí p a r a sus vecinos, e s t u d i a sus gestos, sus posturas, s u b i r m e en magnífico ómnibus, que en p o c o s sus m i r a d a s y s u s u r r a el c o l m o de l a prem i n u t o s m e dejó a l a p u e r t a de inmenso tensión bajo aparente, sencillez. P r e f i e r o o t r a p a r e j a m u y desenvuelta, bash o t e l c u y o decorado es, en verdad, s o r p r e n tante m a l v e s t i d a y que se sienta a l a mesa dente. L o s arquitectos n o h a n seguido d e t e r m i- sin i m p o r t a r l e u n bledo cuanto l a rodea. n a d o estilo, según c o s t u m b r e p a r a demos- A m b o s son demasiado a l n a t u r a l pero hay t r a r su a u d a c i a v su g e n i o c r e a d o r h a n u n i d o en ellos tanta j u v e n t u d y tanta e s p o n t a n e i l o s estilos L u i s X I V X V y X V I D i r e c t o r i o dad, que resultan encantadores. E s e v i d e m e M o d e r n o L u i s F e l i p e y R e n a c i m i e n t o las que el siseater verde de ella n o a r m o n i z a c o n paredes rebosan de pastelería c r e m o s a c o n la f a l d a a z u l m a r i n o y los c u a d r o s del t r a j e cabezas de t a n sonrientes, que parecen b u r- del m a r i d o son demasiado grandes p a r a ser l a r s e de aquel c o n j u n t o o, s i m á s p r o s a i c a- e l e g a n t e s p e r o están c o n s a g r a d o s a su m u mente, sonríen esperando p r o b a r los m a n j a- tuo c a r i ñ o y n a d a f u e r a de ellos m i s m o s les interesa. r e s a z u c a r a d o s que l o s r o d e a n L a tarde d i s g r e g a a todo el m u n d o el lago H e m e y a en m i c u a r t o ante el balcón, c o n t e m p l a n d o u n o de esos paisajes de ensue- v sus barcos tienen m u c h o s a d m i r a d o r e s a ño, c o n los cuales no se sueña n u n c a U n lago música atrae a o t r o s los autos o los modestos a z u l celeste, m o n t a ñ a s n e g r a s c o n l a c u m b r e t r a n v í a s s i g u e n l a r u t a bordeando el lago. n e v a d a sol de o r o que se m i r a en el agua, T a m b i é n las casitas se d e s g r a n a n a l borüe a i r e p u r o v i v i f i c a n t e y suave, me d e v o l v e r á n del paseo. l a s a l u d rápidamente, g r a c i a s a m i médico. L a s g a v i o t a s y los cisnes acechan a los A l día siguiente hago c o n o c i m i e n t o c o n el paseantes, y les r e c l a m a n el p a n que ellos p ú b l i c o del h o t e l E l a l m u e r z o s e r v i d o en la no hacen desear m u c h o tiempo. P o r último, serré, a o r i l l a s del lago, no tarda en hacerme- las meridianas- acogen a las t u r i s t a s l a r g a saber que el c i c l o alegre p a r a mí, desespe- das, que, bajo los cobertores de pieles, r e c i r a b a a los deportistas. L a m o n t a ñ a no tiene ben el c a l o r suplementario d e l s o l A s í p a s a V E S T I D O DE C K E S I O N A R R A S A D O U L A K C O M O D E L O ii- Di 2 n i e v e donde existe a l g o n o a l c a n z a veinte el di. a en u n c u a d r o t a n b o n i t o que los o j o s
 // Cambio Nodo4-Sevilla