Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B G. J U E V E S 13 D E M A R Z O D E 1930. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. 7 sonalidades más distinguidas de Coimb Nuestra visita a la Universidad ha sido como una expedición espiritual a la Atenas Rapsodia ibérica de Pericles. ¡Qué emoción la nuestra paA l ausentarnos de una ciudad que nos seando en la mañana luminosa por aquellos claustros! Portugal, como todo país de granha sido grata, sobre todo si nos tuvo de des tradiciones culturales, ha hecho sentir huéspedes corto tiempo, rara vez la despesu influencia sobre todas las artes. Tiene dimos resignados. ¡Qué lástima! ¡Tener su música, su pintura y su arquitectura. De que marcharnos tan pronto. Pero luego la ésta lo predominante es el estilo manuelireflexión nos tranquiliza con éste o pareno, que equivale al barroco con adyacencido razonamiento: E s mejor que te vayas L o que se frecuenta y se conoce de- cias platerescas. L a portada de la Universidad pertenece a aquel estilo. E l salón de acmasiado acaba por causar fatiga. L a intitos, construido en el reinado de D. Juan I I I midad constante con los seres y las cosas se recomienda a nuestra admiración por la nos despega de ellos. E l hombre que estuvariedad de los azulejos que decoran el i n viese coiu enado a vivir entre los muros de terior de sus muros y por la fastuosa poliim Museo concluiría por desear la vecincromía de sus artesonados. De allí pasamos dad más humilde de unas paredes adornaa l a biblioteca, de una opulencia ornamental das con unos cromos. N o hay nada tan ocasionado al aburrimiento como el trato que deslumhra, ¡Qué contraste entre aquel derroche de oro y la austeridad, casi monade una sola persona, aunque sea dechado cal, de la biblioteca de la Universidad de de perfección. Salamanca! E s posible que alguien encuenHemos pasado en Coimbra horas breves tre este decorado, de una magnificencia asiáy por lo mismo inolvidables. E l prestigio tica, impropio de un lugar de recogimienromántico de la ciudad nos ha hecho soñar. to intelectual. Desde el balcón del hotel nuestros ojos dominaban un paisaje de una poesía que Pero, ¿cómo negar que es una muestra debe tanto a la Historia como a la Natu- del amor que tuvieron otras generaciones a raleza. Esta de por sí puede ser bella, y la cultura? E n aquellas épocas en que la con eso habrá cumplido su fin, que es d i- ciencia estaba localizada en pocos cerebros vertir y satisfacer una parte de nuestras y en que el saber tenía el valor de una ejenecesidades estéticas; pero la nobleza de cutoria, el libro era una joya. Los privileun lugar 110 reside en sus atractivos de línea giados de la fortuna lo encuadernaban con y de color, sino en lo que puso la Humalas precauciones meticulosas que ponen acnidad en él. A l otro lado del río, sobre tualmente las mujeres ricas en la elección su margen menos poblada, veíamos el con- de sus vestidos. Poseer una biblioteca era ser vento de Santa Clara, tumba de una dama dueño de un tesoro. Por qué maravillarnos, insigne, doña Isabel, esposa del Rey don pues, de que se prodigase el lujo en la resiDenis, a la cual ha sobrevivido; su repudencia de los libros... Por la noche, el C o tación de santa, y la Quinta de las Lágri- mité del Turismo portugués, del que es animas, morada de los amores de doña Inés mador inteligente el señor conde de F a l de Castro que. ha inmortalizado nuestro Végueira, obsequió al marqués de Quintanar lez de Guevara E n el monasterio. Dios con un banquete, al que tuvimos el honor de vencía al amor humano, y en la quinta l a asistir. Se habló de España y de Portugal pasión afirmaba sus fueros. Ese contraste con acentos fraternales no empañados por entre dos episodios históricos demuestra que la más ligera desconfianza, y todos los preel mundo está- regido moralmente por l a sentes convinieron en que el turismo es la ley de las compensaciones. forma más amable de comunicación entre Divergiendo la mirada hacia l a derecha dos pueblos que, sintiéndose unidos por la la espaciábamos sobre la campiña, que pa- Historia, no han hecho lo bastante por corecía esponjar su verdor al sol en la dulce nocerse. Los portugueses reconocieron que paz matinal. E l Mondego, que es, como el España se les ha adelantado en ese terreK h i n un río legendario que ha sugerido no, creando el Patronato Nacional, que premás de una imagen bella a los poetas porside, con singular acierto, el señor conde tugueses, no tiene el caudal n i la opulencia de Güell, pero, como estar seguros de la aborrascada de las orillas que singulari- bpena oluntad ele su Gobierno, 110 desconzan al río alemán. Debe ser un río comefían de emparejar pronto con nosotros en dido, bien educado, que, aun en sus períola organización del turismo. E s realmente dos de crecida, no rebasa sus riberas. H e una lástima que un país tan favorecido por mos deambulado por l a ciudad, en la sela Naturaleza, en el que el clima y el trato lecta compañía de un gran poeta, amigo social son de la misma bondad, enriquecido personal de Quintanar, D Eugenio de Caspor tantos recuerdos artísticos, no dispontro, admirado en todo país de estirpe latiga de vías de comunicación suficientes, ni na. Su docta palabra nos ha guiado con una fidelidad superior a la de los libros. Castro es un poeta igualmente abierto a la sugestión de los sentimientos y a la seducción de las cosas. E s íntimo y panteísta, y su musa presta l a misma atención a los latidos del espíritu que a los rumores de l a vida universal. Su arte señala un período de plenitud gloriosa en la lírica de Convocadas 12 plazas fiscales. Inmediata su país. Otros poetas son más limitados, y, jueces, de 50 a 100 plazas. Programas, al traspasar los linderos de su inspiración Nuevas Contestaciones y p r e p a r a c i ó n en el temperamental, se extravían en la oquedad 5 MSTÍTÜT 0 REÜS verbalista. Castro es el poeta por antonomasia que lo recoge todo, las voces de los P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L S O L 13, y M A Y O R 1. M A D R I D T E L 13619 elementos y las ansiedades secretas de los E n las de fiscales, los dos alumnos prepacorazones. Su genio creador nos recuerda, rados obtuvieron los nflms. 3 y S, y en las por la variedad de sus riquezas, esos clide jueces celebradas en 1929, de 22 aprobamas privilegiados en que se dan, en el misdos, nuestros alumnos y suscriptores obtumo espacio, el castaño y el limonero, la vieron las plazas n ú m s 1, 2, 4, 8. 9, 12, 9 y flor aspestre y la rosa de estufa. E l gran 20. é x i t o no igualado por ninguna Academia. poeta nos ha abierto su hogar, en el que se respira felicidad; nos ha presentado al rector de la Universidad, a quien debemos deferencias que hicieron ostensible l a hidalguía de carácter del humanista esclarecido que gobierna aquella población estudiantil, X nos ha puesto en contacto con las per- POR ESOS CAMINOS... de hoteles cómodos más que en dos o tres poblaciones. L a Prensa portuguesa, una de las más cultas d Europa, se preocupa de e esos problemas del tránsito y del alojamiento con tanta toridad como entusiasmo, pues es raro el escritor de por acá que no t n o al respecto l a experiencia que se coneg, trae en los viajes. A l despuntar el día siguiente partimos para Lisboa. Atravesamos el puente sobre el Mondego, que viene crecido y turbio por las lluvias, y desde unas lomas contemplamos, por última vez, la encantadora ciudad, sementera de la cultura portuguesa. E l tiempo está desabrido y el. camino lleno de barrizales. A l doblar un recodo, un nuevo paisaje nos oculta el panorama de Coimbra. pero todavía tenemos a la vista, durante largo rato, la sierra de Labrao, que le sirve de espaldar y de dosel. Sobre el dorso azulado de las montañas se pasean las nubes como turistas privilegiados del infinito... MANUEL BUENO Lisboa, marzo, 1930. A B C E N BERLÍN Nuevos partidos Dos nuevos partidos políticos- -ambos de tendencia conservadora- -se han constituido en Alemania desde que empezara el año. Dos partidos más en un país donde lo que falta no son precisamente partidos políticos. Puede decirse, al contrario, que sobran. E n tre glandes, menos grandes, medianos, pequeños y más pequeños, habrá en Alemania sus veinte partidos, por lo menos. ¿Hacían falta otros dos? ¿E r a necesario o conveniente introducir nuevas divisiones en l a masa política? P o r vivo que sea el impulso inicial a contestar estas preguntas en sentido negativo, no es posible, en el caso presente, dejar pasar la constitución de estos nuevos partidos sin comentario que explique y ponga de relieve lo que uno y otro son- -y, sobre todo, significan- -en la vida política alemana. Unión Nacional Popular (Volksnationála Rciclis? ereinigung) se llama el primero de estos partidos, y decimos primero porque nació a la vida pública veinticuatro horas antes que el otro. Más que de un nuevo partido se trata, sin embargo, en este caso de un nuevo nombre. L a Unión Nacional Popular no es, en realidad, otra cosa que la antigua Orden de la Joven Alemania una de las numeíosas Ligas patrióticas con programa y propósito de regeneración n a cional formadas a raíz de la guerra. Entre todas estas Ligas la Orden de la Joven Alemania se distinguió siempre por su moderación, la corrección de sus métodos polémicos, su aversión a l a violencia, tanto de palabra como de obra, y, sobre todo, por su disposición fundamental a considerar compatible el régimen republicano con l a realización de una política nacional. Bajo la presidencia de Arthur Mahraun- -personalidad interesante, en l a cual se funden un exaltado idealismo y dotes poco comunes de organizador y director de masas- -llegó la Orden. de l a Joven Alemania a reunir bajo su bandera, sobre todo en las regiones centrales, grandes núcleos de la clase media, funcionarios y empleados de industria y comercio, en primer término. Los principios de solidaridad nacional y social, de oposición a la plutocracia y a la desmesurada concentración de los grandes intereses capitalistas fueron siempre las bases ideológicas de l a Orden de la Joven Alemania y. haciendo de estos principios el nervio de un programa de realizaciones, se disponen ahora Árthur Mahraun y sus huestes a intervenir en la política activa. J U D I C A T U R A Y MINIST E R I O FISCAL HOTEL SffiüJESTIG. -SEVILLÜ Habitación con baño y pensión completa, desde pesetas 25
 // Cambio Nodo4-Sevilla