Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Una admiradora: ¡Pero usted no comprende que yo no le puedo dar nombres ni direcciones de ninguna clase! Y precisamente a usted, que vive en Madrid, le ha de ser fácil enterarse dónde está el Instituto médico que desea. ¿Ha preguntado usted por la calle de la Florida? -Cariño: Por las noches, al acostarse, póngase, con la yema de los dedos, un poquito de aceite de almendras dulces, y de cuando en cuando Ib substituye por miel desleída en leche, y por las mañanas, cuando se haga usted el aseo natural, póngase la Crema Flores del Campo, extendiéndola bien con leche o con agua de rosas. -Margot: Al regresar, de un largo viaje encontré su carta; hizo usted muy bien en huir de un ambiente que no hay duda envejece y no tenga duda, que con su fortaleza de ánimo y excepcionales condiciones encontrará lo que desea y las puertas se le abrirán. Trataré de complacerla, y encontrará usted ¡a distracción del espíritu que necesita; pero... ¿llegará la carta con poner sólo Margot y señas? Espero me lo confirme, para enviar su dirección. -Flor de olvido: Es de buena educación el hacerlo. Hoy día se ve muy a menudo, puesto que la mujer sale sola. Eso depende de la confianza que usted tenga con él; pero... no corra usted demasiado, que muchas veces suele ser contraproducente. ¡Viva España! ¡Viva Floralia! E n esas materias... la mujer no se equivoca nunca. Campoamor dijo: En materias de amor y diplomacia, cualquier niña es la mujer eterna conque... siga usted el plan que su cabeeita le aconseje. Para enviar el libro, necesito una dirección; lo haré en seguida que la reciba. CordoDesita: Se evita mucho dándose fricciones cada tres o cuatro días con la solución siguiente (calentando medio vaso de ella cada vez) Hidrato de doral, 30 gramos; Licor de van Sw. eeten, 15, y agua de rosas, 700. Lávese con el agua fría o ligeramente templada, echando en ella una cucharadita de ácido bórico; usando después, en fricción, una vez seca, el agua de azahar, glieeriha y tintura de benjuí, a partes iguales, y procurando que los polvos sean buenos, porque infinitas veces son la. causa de que la piel sé resquebrajo y se manche; por eso yo recomiendo tanto los Freya, porque sé que son completamente puros. Esa rubicundez de los párpados suele ceder a lavados frecuentes de agua boricada, y untarlos, por las noches, con vaselina neutra. -IT. V. J A. ¿Pero usted no comprende hija mía, que son infinitas las que me dWen eso mismo ¡Y qué le voy a contestar a usted... Que para eso no hay recetas ni consejos; es una misma la que puede dar con el quid, y eso que en el caso de usted podría tener mucha culpa esa tercera persona. -L a IHarina: E l porqué no lo sé; pero sí que se pueden limpiar empieando un líquido compuesto cié cinco gramos de jabón verde y 200 centímetros cúbicos de alcohol; se frota con la esponja a medida que se da el lavado. ¡Cualquiera sabe a lo que yo me podía referir! Cbmo no fuera a la greda disuelta en agua. Rubina de ojos profundos: A juzgar por los detalles, yo me inclino a creer en él interés por usted; pero si. a usted también le gusta, no me explico esa actitud, que siempre resulta molesta, y que no es la que más incita a que él se arranque Consulte usted consigo misma seriamente, y obre conforme le dicte el corazón, aprovechando esas ventajas de verdadera amistad, eontíanza, etc. etc. que por muy retraído que él sea... acudirá al trapo, si usted lo ánima con los ojos. ¿Ha usado usted la Crema al jugo de rosas? A mi es la que más me gusta, y puede también usar, con entera tranquilidad, el Humo de Sándalo, y el Pastímel- para las pestañas- enviándome una dirección podré mandarle todo a reembolso. Antonio: Con mucho gusto complaceré a usted, en cuanto tenga una dirección; pero o- s creaciones si usted reflexiona un poquito, comprende- I r á que no sé de ellas m á s de- lo que sé de ustedes y, por lo tanto, mo limito a, i dar el nombre y dirección que me dan sin i otro objeto quo el proporcionar a los que en África estar; lejos dol hogar y pasando las privaciones que aquella vida impone, ratos de distracción para el espíritu. -ÍTna admiradora: Vea lo que subrayo anteriormente; guardo su carta para poder complacerla cuando tenga la ocasión. -RoseMay: No olvido su petición; pero espero la ocasión para poder complacerla. -Una nuiy ignorante: H o y día ya no se observan con ese rigor ninguna de esas cosas; la naturalidad es lo mejor, y a todos esos cumplidos se responde dando las gracias m á s o menos expresivas; ahora se doblan por l a mitad. Aproximadamente, 60; pero, ¿n o se h a b r á usted equivocado en los centímetros? Enamorada y sin esperanza: E n ese caso especialísimo, por mucho que usted haga, no le importe, pues seguramente que la causa de su retraimiento es l a desgracia que sobre é l pesa, y únicamente viendo en usted, con toda claridad, correspondiendo su cariño, se a t r e v e r á a insinuarse; es un caso, repito, tan especial, que está perfectamente admitido parta de usted el primer avance, y s e g u r a m e n t e- q u é él se lo agradecerá con toda el alma. Miss Xiilian: E n un Tratado, de gimnasia seguramente e n c o n t r a r á usted algún ejercicio adecuado a su deseo, y t a m b i é n el masaje, ayudado con las pomadas yoduradas, reduce y combate excesivas turgencias, pero practicado por mano experta por el pronto, que le friccionen a usted; con lo siguiente: Tintura de yodo, dos gramos; lanolina, 20, y manteca de cerdo, 30. Con l a higiene: el agua fría, echándole algunas gotas de benjuí, es lo que m á s le conviene, y si no. usa crema, locionarse, antes de ponerse el Arrefeol, que es lo. mejor que yo conozco para dar a las mejillas ese lindo sonrosado natural, con agua de azahar, gllcerina y tintura de benjuí, a partes iguales, y por las noches, lavarse otra vez, y pasarse los dedos, impregnados en aceite de almendras dulces; pida usted el Arrebol para cutis secos S i usted me da una d i rección, yo se lo podré enviar a reembolso. Dígale que necesito un sobre franqueado y con dirección para complacerle. Recuerdo haber contestado a l seudónimo que usted dice. -San Hermenegildo: Y o no conozco nada en esas condiciones que usted desea, y respecto a l consejo que le dan, an- i tes de seguirlo, yo consultaría con un médico amigo por si acaso y que fuera él mismo quien se lo hiciera. A juzgar por las pruebas que se hacen a diario, el resultado es bueno, y, desde luego, con la ventaja de l a seguridad de sus ingredientes. -fias siete mujeres de Barba A z u l E l procedimiento m á s rápido y práctico es el de la electricidad, rayos violeta, lavado eléctrico, etcétera, etc. L a casualidad hace que nó pueda complacerlas a medida de sus deseos; les envío los que tengo, pero guardo la dirección para cuando se me presente la ocasión; de Marina son. rasos, y la explicación es sencilla. -Una andaluza muy triste: É s a condición es mala cosa para el m a ñ a n a y n- ellas se ha logrado re- puesto que su cariño es verdadero, m a n t é n producir el delicioso aro- gase usted en una actitud sentida, triste ma de la flor en prima- pero sin dar un solo paso para hacerle vera. El JABÓN ACACIAS comprender que la injusticia de la suya MADRILEÑAS además de puede dar al traste con una felicidad ci sus propiedades higiénicas y de- mentada, como usted dice, en un verdadero tersivas para la tes, se distinguecariño de los dos, y teniendo usted pacien. por la originalidad y elegancia cia, yo creo que a c a b a r á pdr hacérselo comprender. de su presentación en cajas- estuches. La COLONIA ACAUna admiradora de usted: Si a usted le CIAS MADRILEÑAS es, fuera fácil, con dos o tres aplicaciones de I por su perfume, modernísima y rayos violeta le desaparecería todo por eom- ¡refinada, y denota exquisitopleto; como receta casera se recomienda i gusto. mucho el friccionarse por la noche, después de bien lavada, con: Azufre lavado, agua destilada, alcohol puro y agua de roPrecio del jabón: Pastilla, 0,35 y 0,75. sas, a. a. 20 gramos. U n a gota, del zumo Caja- esttwhe de tres, 1 pta. y 2,25. de. naranja mandarina los limpia y hace Precio de la colonia, 1,40, 2 50, 4,50 y 10 ptas. brillar, y es inofensiva. Y a he dtelio envíen a usted un prospecto. -S. É R G Dentro de muy poco podré recomendárselo o usted, porque Floralia tiene uno en estudio que, a juzgar por las pruebas ha de resultar de gran éxito. Seis meses r i guroso y seis de alivio. rio aiía, FLORALIA E 2.2: 24 0 LreacBones a eriumeria