Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
las concepciones arquitectónicas herrerianas. F u e te Concejo de L u a r c a apunta la región de ¡a pizarra y aflora también en pequeñas zonas el granito, cerca de Boal, materias que darán origen a sendas industrias, cuyo consumo lia de ser interior. Los tejados de todas las bellísimas cünstruceioneí, desde aquí hasta F e r r o l serán de pizarra, pero la mayor parte sin elaborar, sin darl; ¡por la mano del hombre la regularidad geométrica que exige su presencia en el mercado, para poder competir con la importada del extranjero; cada Concejo se especializará en la transformación de sus productos naturales, con grandes ventajas para la economía nacional. A l g u i e n que había hecho cálculos sobre las condiciones económicas de explotación de este ferrocarril por una Empresa particular, suponía que el dinero invertido en él produciría un 5 por ico, pero que este interés, con el fin de amortizar los capitales empleados, en cincuenta años había de reducirse al 4. N a d i e se atrevió a emprender la obra, y el Estado la realiza, más que como negocio, como un servicio. S i hubiera de llevarse de la Fábrica de Armas de Oviedo o de la de Cañones de T rubia, o de las fábricas de pólvoras de la M a n j o y a sus productos a F e r r o l por León, harían un recorrido de más de 600 kilómetros, y se reducen a menos de la mitad d, esde Gijón a este último punto por la costa. T o d a nueva vía lleva aliento a las almas emprendedoras. Claro que el carro del progreso no avanza sin causar victimas, que el naviero y el dueño de la Empresa de automóviles se creerán perjudicados, pero ésta es la ley general. Ellos desplazaron el coche y la diligencia de tracción animal, en la que nadie se aventurarla hoy a emprender un viaje que e x i g a para llegar desde el extremo occidental de la región asturiana (Castropol) hasta Oviedo, dos días con las correspondientes paradas en las fondas, a las que también enterró el automóvil al hacer el recorrido en pocas horas. E l personal también perece si no se adapta. A l mayoral de la diligencia le hemos visto transformado en chófer, y no cabe duda que ahora se ejercitará para ser maquinista, con sus ribetes de aviador, que de todo han de necesitar él y el viajero en estos acrobáticos tramos elevados de los viaductos. L a vía pasa por N a v i a la bellísima v i lla patria de Campoamor; desde aquí hasta llegar a la costa gallega, la cordillera que decíamos formaba el primitivo acantilado de la costa huye hacia el interior y deja de crear conflictos a los ingenieros, o se esconde en la profundidad del mar. T a pia queda algo lejos de la vía. Pero al llegar a Castropol apareció la máx i m a complejidad: la Naturaleza, la política, el sentimentalismo, claro que apoyado éste en poderosas razones locales, retrasan! a solución que ha de darse para pasar la ría del E o Tres se presentaron: la del paso directo de Figueras a Ribadeo, sin contornear la ría ni poco ni mucho; otra, la del paso por el cementerio de Castropol al- de Ribadeo, y otra la del paso por Vegadeo, contorneando l a ría y alargando el trazado 14 kilómetros. L a primera se desechó por dificultades de construcción; parece que también la última, que exigía un puente en Porto de poca seguridad, y hacer el trazado junto a la marisma, costos o de ejecución, pues había de llevar un revestido para evitar hundimientos. P a r a el paso por Castropol se propone l; i construcción de 27 tramos de 10 metros de luz- para dar solución a l a navegación con Vegadeo se establece que en el puente haya un tramo basculante, dándole una anchura de 16,60 metros libres. También hay paso para peatones a cada lado del tramo, cons. tituído por chapas estriadas, apoyadas en ménsulas fijas a cada montante de la vía diagonal. BESITO CASTRILLO amplios, como el de L u a r c a con más carácter agrícola. L a nueva arteria pasa a vista de pájaro por muchos ríos, dando saltos de más de 300 metros de longitud y 40 de altura, por viaductos cuyo estudio ha pesado bastante en l a ingeniería; pues el lecho de los ríos, muchos de ellos afectados por las mareas, no ofrecieron bases consistentes para la fundación de las obras, que deben ser sólidas, como para resistir unidades de carga de cien toneladas. A l g u n a s de estas construcciones tienen el aspecto de
 // Cambio Nodo4-Sevilla