Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S i D E M A R Z O DE 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 43 valentones, macheteando alJoroA que áchür cha miicho. La faena. es inteli enfeV aunque igualada para una estocada entesa, que básta. (Más palmas? y algunos, pitósf) Segundo. -Lo? fija Cagancho con cincoi verónicas de su más puro estilo. (Ovación grande. E n su primer quite, repite coij unas verónicas inimitables. (Ovación. B a rrera y Lalanda cumplen y Cagancho vuelve a quitar con lucimiento. Cagancho trast tea de muleta cerca y valiente, pero con ud ¡estilo que no es el suyo. Uncís cuantos pa- t ses más sin nada de- particular, y, tirandq a abreviar, deia una estocada entera, que; basta. (Palmas. Tercero. -Barrera veroniquea valiente y ceñido. (Ovación. Después, Barrera, en su quite, se lleva al toro, galleando, hasta el tercio de enfrente. (Ovación clamorosa. C a gancho se enrosca el toro a la cintura. (Ovación. Barrera intenta el pase del estribo y el toro no acude, y entonces comienza lá faena con un pase por corto, estatuario, a l que siguen otro de pechoi URO de la firma, tres naturales, otro en redondo- y otro de pecho. (Ovación y música. Más- pases excelentes y un pinchazo. O t r o s molinetes y uit afarolado y, entrando bien, deja una buena estocada, ligeramente. atravesada. -Remata con un descabello á- la jrimérá. (Ovación y vuelta al ruedo. Cuarto. -Lo ¡fija. Lalanda con unos lances regulares, sin nadá: de particular erólos p r i meros. -Marcial pasa a entedérselas con el de Angoso, realizando una faena verdadero prodigio de dominio, en la que- hay rodillazos, tocamientos de pitón y algunos pases por alto, tranquilo y reposado. (Ovación. Con pases de tiró- n se lo; lleya a losímedios; donde continúa la faena. Se deshace del morlaco de un- pinchazo y inedia buena. (Ovación y salida, al tercio. Quinto. -Cagancho. torea bien de capa. (Muchas palmas. Después hace- una faena aceptable y comenzada, -muy valiente, -conpases por alto y de pechoíy- continuada con un eficaz trasteo por bajo. Mata de una estocada, bien puesta. (Muchas palmas. -I Sexto. -Barrera veroniquea con excelente, estilo. (Ovación. Después cita muy ¡yalien- í te y vuelve; escuchar palmas. E l valenciano! realiza una faena muy valentona, en la c u a l intercala, algunos pases por alto, lucidos. Se lleva; el enemigo a. los medioslyiallí con- tinúa la faena por alto, tranquilo syMomjna- dor. Mata de media, buena y descabella Vlá primera. (Muchas palmas. Aparte algunos aciertos aislados, lá corrida decepcionó la g r a n expectación qué había despertado. K- 5? INFORMACIONES Y NOTICIAS TAURINAS En Madrid. La mariposa que voló sobre el mar E n Valencia. E n Madrid L a mariposa que Y O I Ó sobre el mar Analizando la novillada celebrada el domingo, con tiempo desapacible y una mala entrada, en cuyo festejo logró Jaime Noara un triunfo más que estimable, he recordado sin querer el título de una de las mas famosas obras del más famoso comediógrafo contemporáneo, título que, con el máximo respeto, he tomado para encabezar estas líneas. Porque Jaime Noain, modesto artista que luce su valor de continuo en infinidad de cosos asomando al de M a d r i d tan de tarde en tarde que en el pasado ano n i lo piso siquiera, realizó la proeza de despachar seis novillos, poniendo en el fortuito empeño la mejor voluntad y la decisión más firme; y cuenta, lector amable, que los tales, de l a vacada de doña Carmen de Federico, eran grandes, bien criados, y con poder, como cumple a los opulentos dueños de la divisa encarnada y negra. Los seis derribaron con estrépito y se arrancaron con ímpetu, destacando, a m i juicio, los que abrieron y, cerraron plaza. Puen bien. Noain no se inmuto siquiera, mucho menos amilanarse, ante la perspectiv a de tener que apechugar con la corrida entera, y se mostró en todo momento valiente, voluntarioso y decidido, sobre todo en l a hora suprema. Se le aplaudió mucho, se le ovacionó con calor, suficiente para que el mozalbete, si no tuviera tanto amor propio- -que soy el primero en aplaudir- hubiera dado la vuelta al ruedo en casi todos los toros y tío lo hizo más que en et quinto, y eso tras habérsele otorgado, por unánime sufragio, la oreja del bicho y claro es que al terminar la- fiesta el diestro fué paseado triunfalmente por el ruedo, entre justos y merecidísimos aplausos. S u éxito fué grande más en conjunto que en detalle; pero será l a verdadera mariposa que voló sobre el mar si no confirma, en su primera actuación madrileña, las fundadas esperanzas que el domingo prendió a su nombre la. afición taurina de la villa y corte. U n inconveniente, y no pequeño, h a de tener, sin duda, el triunfo de Jaime Noain, y sospecho que cuantos miren de cerca el cotarro de las fiestas de toros sabrán ya a qué inconveniente me refiero. Mas, como todos somos hijos d e D i o s bueno será explicarlos para conocimiento de los que puedan ignorarlo. Olvidado está ya que el que no tiene padrinos njo se bautiza, y en los menesteres taurinos ocurre lo mismo exactamente. Pues bien, Jaime Noain tiene de padrino, desde que se echó a torear moruchadas en capeas pueblerinas, a. un aficionado tan inteligente como voceador estentóreo, que se llama Victoriano Santisteban, Y ya pareció el peine o, mejor expresado, el i n conveniente de marras. Los gritos de Santis- -así le llaman cariñosamente sus innúmeros amigos- -durarán probablemente toda la temporada. Así, pues, yo os prevengo que, aunque encontrándoos en los sitios más apartados de la corte escuchéis algo como un zumbido horrendo o amenazador, desechéis todo temor de una riña o de un tumulto, pues ocurrirá simplemente que en la terraza de cualquier café de la calle Alcalá o en los sótanos. de Bellas Artes se encontrará E n Barcelona. Santisteban, explicando cómo y por qué Jaime Noain es mejor que Lagartijo. L a terna de espadas formábanla, con el susodicho triunfador, Sidney F r a n k l i n y José Royo (Lagartito I I) E l diestro norteamericano, poco hizo, y poco pudo hacer en la jornada a que me refiero, pues al en trar por segunda vez a su primer toro, fué perseguido por éste, que lo alcanzó frente al tendido 6 enganchándolo por k parte posterior del muslo derecho y lanzándolo seguidamente sobre la arena. E n brazos de las asistencias pasó a l a enfermería, con una grave cornada, para reconocer y curarla cual hubo de ser cloroformizado el herido. M u y valiente estuvo durante el bien poco rato que permaneció en el ruedo L a gartito I I que escuchó en diversas ocasiones grandes aplausos, pero al iniciar la faena de muleta en su primer enemigo, fué- derribado, teniendo que ingresar en la enfermería, al parecer conmocionado. Y con dejar aquí sitio para los numerosos partes facultativos, y aplaudir sinceramente a la autoridad que presidió la fiesta, por lo bien que obligó a que se castigase a los toros, habida cuenta de que un solo espada tenía que despachar los seis, hago punto y concluyo. -E. P. Parte facultativo. Durante l a lidia del segundo toro ha ingresado en esta enfermería el matador Sidney Franklin, con una herida de asta de toro, situada en la región perineal, extendiéndose desde la extremidad d e l c o x i s hasta la raíz escrotal, con lesión del esfínter y del elevador del ano. Lesión de pronóstico grave. Parte facultativo. Durante la lidia del tercer toro ha ingresado en esta enfermería José Royo (Lagartito I I) con una contusión en el hombro derecho. Pronóstico leve, salvo accidenteParte facultativo. Durante l a lidia del cuarto toro ha ingresado en esta enfermería Antonio González, espontáneo, con contusión y erosiones en diversas partes del cuerpo. Pronóstico leve, salvo accidente. Durante lá lidia del quinto toro ha i n gresado en esta enfermería Darío Martín (Pontonero) con una contusión en l a columna vertebral (región dorsal) Pronóstico leve, salvo accidente. ftevertito en Alcalá En Barcelona Seis toros de A n g o s o para L a l a n d a Cagancho y B a r r e r a Barcelona 17, 10 mañana. Con un lleno grande se celebra esta corrida, primera del ano. L a tarde, primaveral y ligeramente nublada. Primero. -Sale con pies y Marcial le fija con unas verónicas excelentes. (Ovación) Quita después Lalanda muy bien, también por verónicas. Cagancho espera. la salida del toro con los pies juntos y lo agasaja con cuatro lances magistrales, verdadero prodigio de suavidad, de temple y de quietud. (Ovación grandes. Barrera quita con lances aceptables y Lalanda cierra el tercio con unos lances ceñidos y suaves. (Ovación. Lalanda coloca después, tras vistosa preparación, dos grandes pares de garapullos. (Ovación. Después, Marcial comienza la faena con unos muletazos por bajo, E n Alcalá del Río se celebró ayer una encerrona, lidiándose un toro de Saltillo. La res se prestó a que Revertito i luciera su arte ante los paisanos. Se le aplaudieron- cuantas suertes realizó, -y, singularmente el mag- i nifico volapié con que coronó) láffaena de muleta. Manuel García obtuvo una o r e j a T L a novillada de ayer en Valencia Valencia 17, 2 tarde. L o s noyillos de Muruve fueton desiguales Los- tíés prime ros, superiores. Aldeano veroniqueó al primero lucida- mente. Con el primero hizo una faena ún poco desligada, pero inteligente y vistosa; dejando pinchazos buenos y luego una estocada superior. Segundo. -Torón estuvo brillantísimo obri el capote; clavó un par en tablas al cambio, dos dé poder a poder y otro cambiando los terrenos; los, tres últimos, magníficos. Con la muleta se fué al bicho con ambas rodillas en tierra y lo pasó enormemente. Siguió precipitado, pero en el terreno del toro, con molinetes, siendo trompicado y cayendo debaio del animal, que lo o a t e ó f u r i n s a- m p- f i f p i 7 v
 // Cambio Nodo4-Sevilla