Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 19 DE ABRIL D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 25. LOS D U E N D E S D E S E VILLA E N MADRID Autocrítica H o y e n l a p r e s e n t a c i ó n de C a r m e n Díaz, en el teatro L a r a se e s t r e n a r á l a c o m e d i a L o s d u e n d e s de S e v i l l a c u y o s a u tores nos e n v í a n l a siguiente autocrítica: Todavía hay quienes creen- -a pesar de las vanguardias existentes- -que el teatro es un callejón sin salida, una cárcel, un cepo donde los movimientos son difíciles y el horizonte limitado: un marco estrecho, para decirlo en l a frase vulgar. Nosotros, por el contrario, creemos que es un campo abierto a todas las miradas de los hombres y a todas las palpitaciones del espíritu: donde cabe, en suma, cuanto pueda hallar expresión en otro género literario. L a única l i m i tación que reconocemos es l a de que, forzosamente, l a producción dramática se ha de oír en tres horas. Porque aunque haya excepciones en nuestros días de óperas y de dramas, que se presentan en dos o tres noches, esta modalidad, francamente, no v a con nosotros; no encaja en la psicología nacional. U n entreacto de un día entero no hay obra española que lo resista, y un estreno de dos noches o tres... ¡no lo resistimos nosotros! N o siempre ha de ser protagonista de una comedia una mujer o un hombre; ¿por qué no ha de serlo una bella ciudad? Este es el caso de Los duendes de Sevilla. Y a en otra ocasión anunciamos en los carteles del teatro Español Madrid, castillo famoso comedia ofrecida a María Guerrero, en l a cual nos proponíamos pintar las excelencias, los defectos, las costumbres sobresalientes de la tierra nativa de la insigne actriz, en una época determinada; sus fiestas palatinas sus antesalas en los ministerios, sus pintorescas covachuelas, su mundo aristocrático, su resignada clase media, su pueblo bullanguero. Artistas y poetas, políticos y periodistas, títulos, -burgueses y empleados, usureros y pródigos, modistillas, gente de tablado y gente del bronce; cuanto pulula y le da- -aun más, le daba entonces- vida, carácter y simpatía a Madrid, pretendíamos evocarlo y encarnarlo en cinco actos de una comedia, en los cuales había de respirarse l a gentileza como brisa acariciadora, como luz envolvente de este espíritu abierto, acogedor y generoso de l a capital de España. L a comedia quedó sin hacer, ¡a y como tantas otras... como tantas otras, ¡ay... que se v a n a quedar en el tintero. P o r fecundo que sea un autor dramático, siempre sueña muchas más comedias que las que escribe. N o sabemos si será un mal o un bien. Probablemente, será u n bien. Pues Los duendes de Sez illa. es eso: el estudio concreto de una ciudad en sus aspectos de mayor relieve y calidad artística; el canto apasionado de su espíritu cautivador; la expresión dramática de sus bellezas y, como contraste, l a de sus errores, l a visión de las cuales velan siempre. E n todos los tiempos ha merecido Sevilla el férvido homenaje de admiración de literatos y poetas; pero en estos últimos veinte años se ha significado esta admiración en muchos libros excelentes- -ensayos, novelas, relatos de viajes, etc. por una cierta exaltación lírica nacida del hechizo de la ciudad, de su gracia, de su poder de captación, de su embrujamiento, de su misterioso e inefable atractivo, al que se han dado infinitos nombres. A h o r a le ha tocado la vez al teatro, por medio de nuestra pluma pecadora. Y he ahí Los duendes de Sevilla. Con cuánto amor está escrita l a obra, dígalo l a dedicatoria a la ciudad que va al frente del libro impreso: A Sevilla, l a ciudad de l a gracia, l a de l a E L REGRESO A FRÍEGiralda y el Guadalquivir, l a orgullosa y la humilde, la apasionada y l a indiferente; l a D R I G H S H A F E N D E L que medita y sueña; l a de los días de oro y las noches de plata, l a blanca y l a rosa, la CONDE D E ZEPPELÍN inolvidable desde que se la vé, l a que se envuelve en un velo tejido de leyenda y de Impresión acerca del vuelo historia; la que hace de l a verdad quimera y de la quimera verdad; l a de los inefables he- jFriedrichshafen 17, 11 noche. (De nueschizos y la de las redes invisibles; l a de los tro enviado especial. Después de volar somisteriosos duendes, la que siempre sorprenbre Portugal y el cabo Finisterre, el Conde, de y cautiva; l a que descansa cantando y de Zeppelín se internó en el mar, volviendo trabaja riendo; l a del piropo, l a guitarra y a tierra en las costas de Francia. Voló sobre el vino y l a copla; l a que suspira de amor la región del L o i r a y entró en Suiza por. en las sencillas rejas de sus casas y de fe Basilea. Atravesó sobre el Constanza y, por en las dobles rejas de sus conventos, l a de último, se dirigió a Friedrichshafen, donde descendió felicísimamente a las siete (horalas imágenes sublimes que aun a los incréde l a Europa central) dulos conmueven; l a de los silenciosos patios 3 las calles que hablan; la de los claveles que E l comandante Lehmann elogió l a laboí; coronan e incendian azoteas y balcones, y l a de las fuerzas militares que cooperaron e t l de los jazmines que nievan y aromatizan los el descenso y salida del dirigible en Sevilla, muros ruinosos; la del aliento de mujer... E l viaje se realizó muy felizmente; pero, en general, atravesando entre muchas n u Con toda la pasión de la juventud, que pabes, regiones lluviosas y nevadas, especial ra quererla es perenne en sus corazones. mente al entrar en Francia y Suiza. S i hay escrita en alguna lengua una coL a mayoría del pasaje era español. V i a media consagrada a una ciudad famosa, l a jaban en el Conde de Zeppelín l a señora der desconocemos. S i no la hay, concédasenos, a Fernández Duro, el general Kindelán, e l lo menos, l a originalidad del intento. -5 y J. comandante Ga llarza y los señores O r t i z Alvares Quintero. Sesé y P i c o (D. Benito) este último gentil- mente invitado por l a Casa Zeppelín. Durante l a travesía se han recibido bastantes despachos de saludos al zeppelín, entre ellos uno, muy afectuoso, del trasatlántico español Alfonso XIII. También duran- i te el vuelo se dirigieron varios radios a Sttí Majestad el Rey, dándole cuenta del v i a je. -P. E L DOUflMG 20 FÚTBOL Emocionante partido de C A M P E O N A T O D E E S P A Ñ A entre el Detalles del aterrizaje. Manifestaciones del comandante Friedrichshafen 18, 2 madrugada. E l d i rigible Conde de Zeppelín, que aterrizó en esta base aérea a las siete de la tarde, fuéintroducido en el hangar veinte minutos; después. E l comandante del dirigible ha declarado que tripulantes y pasajeros fueron colmados, ele atenciones en España. H i z o grandes elo- j gios de los preparativos realizados para el: aterrizaje de l a aeronave y expresó su r e conocimiento hacia los soldados españoles que durante l a estancia del zeppelín en Sevi- ¡lia (cerca de dos horas) aseguraron el ama rre de la aeronave. j E l Conde de Zeppelín, que marchó a S e villa con buen tiempo, encontró cerca de la costa francesa fuerte viento Norte y, aunji en l a Francia central, chubascos y nieves Ha recorrido unos 5.000 kilómetros en si ¿viaje a España. E l martes próximo, el zeppelín realizará! un viaje a Bonn, donde hará escala, si e $i tiempo lo permite. en e l S T A D I U M D E L A E X P O S I C I Ó N P a r a este e m o c i o n a n t e p a r t i d o l i a n s i do invitados SS. M M L O S R E Y E S P R E C I O S P O P U L A R E S 3 pesetas entrada general E l partido e m p e z a r á a las cuatro y cuarto V e n t a de localidades: B a r Americano, calle V e l á z q u e z Servicio especial de autobuses y tranvías. RAFAEL DÍAZ EMPRESA D E AUTOMÓVILES S e r v i c i o d i a r i o de a u t o m ó v i l e s d e S e v i l l a a H e r r e r a y P u e n t e G e n i l por P u e b l a ¡Je Cazalla y Osuna. S a l i d a de S e v i l l a a l a s siete d e l a m a n a ría (P u e r t a d e l a C a r n e) L l e g a d a a P u e n t e G e n i l a ias once y cuarenta y cinco minutos. S a l i d a de P u e n t e S e n i l a l a s tres y treinta de la tarde. L l e g a d a a Sevilla, a las ocho de la n o che. LOS PERIODISTAS EN ESPAÑA HIS; PANOAMERICANOS, Excursión a M o n t s e r r a t Barcelona 17, 12 noche. Esta mañana marcharon a l a montaña de Montserrat los ¡periodistas americanos que se encuentran! en Barcelona. Visitaron allí el monasterio y ¡luego fueron obsequiados, al mediodía, con un banquete, en el restaurante de la expía- nada. P o r l a tarde estuvieron en l a parte superior de la montaña; siendo de nuevo agasajados en el restaurante de San Jerónimo. A l anochecer regresaron a B a r c e lona. E n l a excursión acompañaron a los periodistas algunos diputados provinciales, por ser l a Diputación l a que les agasajó coni el citado viaje, 1 EXOIUSIOÜES A ARACENA P a r a visitar la F A M O S A G R U T A D E L A S M A R A V I L L A S el p r ó x i m o domingo. A l m u e r z o e n t r a d a a l a gruta, y billete de i d a y v u e l t a 25 p e s e t a s P a r a i n s c r i p c i o n e s e i n formes, E M P R E S A C A S A L Oficinas, M a r q u é s de P a r a d a s 37. T e l é f o n o 25.339. D e 8,30 m a ñ a n a a seis t a r d e Empresa Automovilista Internacional VENTA DE BILLETES A d m i n i s t r a c i ó n C B a r c e l o n a 1. T e ¡6 f o n o 22272 y e n l a s p r i n c i p a l e s A g e n c i a s de T u r i s m o SEVILIA- USBOA