Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 20 D E M A R Z O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 22, Madrastra. -En el sentido suspicaz de la palabra, toda mujer que, ante un niño jjue no es su hijo, se pone inútilmente una careta de madre. Inútilmente, porque, aunque el instinto del pequeño no acabe nunca por. conocer a aquella mujer, reconocerá, -ga guida la suplantación. D E SOCIEDAD ECOS DIVERSOS Para un nuevo Diccionario Lazada. -Procedimiento manual por el que quedan sujetos y unidos los dos extremos de una cinta o cordón. La lazada de los zapatos, por ejemplo. Por cierto que, al deshacer esta lazada, si se tira de uno de los extremos se deshace, en efecto; pero si se tira del otro, lo que se hace es un nudo. E l que esto escribe, por Jo menos, ante tal pequeño problema cotidiano, cuenta ya con su resignación anticipada. Porque irremisiblemente tira del otro Es decir, del extremo que hace en lugar de deshacer. Si quiere usted estar al corriente del movimiento artístico y literario nacional, compre siempre senta le sería más fácil aprovecharse de los valores de todos los demás. Calcetín. -Estuche de abrigo donde los Pudor. -Sobresalto que experimenta un hombres han metido siempre sus pies desespíritu cuando se ve sorprendido en algo nudos y en el que bastantes mujeres ínctea que pertenece exclusivamente a su intimiahora los suyos con media y todo. dad. Ahora, que, cuando de este algo se tiene una propia idea muy elevada, el pudor Castellana. -Paseo de Madrid donde algudeja de ser pudor para convertirse en or- nas muchachas creen jugar a la distinguida gullo. En el fondo, y bien analizados, los por- el hecho pueril de cambiar de acera. seres más pudorosos son aquellos que no tienen un gran concepto de sí mismos. Moda! -Quimera, mejor que realidad, que Bondad. -Cualidad que, paradójicamente, la mujer persigue, más que sigue, eternamenresulta intolerable cuando recae en una per- te, y que no llega a alcanzar nunca. PorDentadura, -Arma que la Naturaleza puso sona aburrida en exceso. Se aprecia y se reque la moda suele ser tan efímera, que, al en la boca del hombre para que éste se deir a entrar en posesión de ella, es cuando conoce la bondad en aquella persona, y, sin fienda de las indigiestiones. Comida bien acaba de dejar de ser moda precisamente, embargo, no se podría vivir con ella. En masticada es, generalmente, comida bien Gil de Escalante. ocasiones la sinceridad lleva a la vergüendigerida. Esto en cuanto, a los hombres, porza: en amor, por ejemplo. Cada cual que que la dentadura en las mujeres viene a ser elija- entre la posibilidad de un engaño de Por los señores de de una especie de termómetro de su sonrisa. parte de una mujer no demasiado buena o- juda familia andaluza; Díaz Catena, hijo linay para su don A sonrisa franca, dentadura perfecta, y a la seguridad de una mujer buena que le Ramón, ha sido pedida a los señores, de leve sonrisa, dentadura mediana. Cuando a aburra. Benavides la mano de su encantadora íhjja una mujer no se la vea nunca sonreír hay Anita. que desconfiar, en seguida, de sus dientes. Indeseable. -Adjetivo exclusivamente diplomático, que, cuando califica a un extranLos marqueses de Casa Villarreal, condes Cuna. -Especie de barco, donde todo hom- jero en el país que fuera, sirve para quie de Cazalla del Río, han pedido para el tebre efectúa su primera travesía, rumbo al aquél sea trasladado inmediatamente a la niente coronel del regimiento de Asturias país de los sueños. frontera, con un amable encargo el de que y gentilhombre de cámara de Su Majestad no vuelva. D. Luis Trocharte, la mano de la encantaRelaciones exteriores. -Frase, al parecer dora señorita María de la Soledad SL íie afectiva, que han ideado los diplomáticos, Conduciendo. -Aquel que va por la carre- Villapadierna y Gamarro. y que pudiera representarse por un table- tera, al volante, entre los dos faros de un La boda se celebrará en el próximq majao. ro de ajedrez, sobre el que se colocan todos automóvil. los valores iñternacibnale- j. Y aquel que mueve en un momento determinado los peoConducido. -Ese otro que va también por E l ilustre director del Museo del Prado, nes estudia, naturalmente, el procedimiento la carretera entre dos tricornios de la GuarSr. Alvarez de Sotómayor, ha regresado lie para ver cómo con el valor que él repVedia Civil. La Coruña.