Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 21 D E M A R Z O 1 930. SUELTO DE NUMERO 10 C T S REDACCIÓN: PRADO P E S A N SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS: MUÑOZ OLIVE, CERCANA A T E T U A N SEVILLA En ciertos países, alguno de nuestra Amé- pensa de Juegos florales en Ateneos artesarica, por ejemplo, la entrada en la guerra nos o cosa así: el buen mozo ochocentista C A T O L I C I S M O Y LABORISMO. -Leo fué querida, y llegó a ser votada por los de clencha, con su bigotito, dejando reposar; de lo dicho recientemente, en un discurso, ministros, los diplomáticos, los periódicos y el consabido martillo sobre el consabido yunpor uno de los jefes políticos del laborismo las Cámaras, y, naturalmente, con ellos, por que, entre la consabida retorta, y el libro inglés, no católico personalmente. Según él, el partido socialista del país. U n solo hom- abierto y los laureles. Sino el otro, el- eteren la actual Inglaterra, la relación normal bre se opuso a la locura y logró mantener no, el desnudo, figuración, perdurable del suentre las ideas políticas profesadas y la con- denodadamente la neutralidad. U n solo hom- frimiento, de la rebelión, -de la invención y fesión religiosa a que se pertenece queda bre, que era el presidente de la República. la profecía inmortales de Prometeo. Este establecido según la siguiente fórmula: los Solo, pero solo únicamente en apariencia; permanente, este universal tipo de humanimiembros de la Iglesia angiicana son con- pues bien sabía- -y éste fué el secreto de su- dad, que no consentirá- ¡él tampoco! -que servadores; los de la Iglesia libre, liberales; obstinación y el secreto de su fuerza, y el se tome su santo nombre en vano... secreto de su final triunfo- -que con él estalos de la Iglesia católica, laboristas. EUGENIO. D ORS ban, de una parte, la opinión religiosa del Parece que razones de orden circunstan- país; de otra parte, su opinión laboriosa, el- -I cial no son ajenas a este resultado. En al- voto implícito de los ingenieros y de los gún periódico las encuentro consignadas. agricultores. EL AFICIONADO EN Catolicismo y laborismo tienen, en efecto, dentro de la Gran Bretaña, un pleito común Esto se vio cuando la guerra, y, tras de la POLÍTICA el de la escuela, quiere decirse, el de liqui- guerra, se ha visto otra cosa. Se ha visto dar el privilegio significa para las institu- que, en los países por ella más castigados, Interpretaciones d ciones docentes auglicanas la protección ex- los hombres e oficio- ¡incluso los hombres clusiva del Estado. Conservadurismo y an- de oficio militar! -corrían más de prisa al Hay cosas que parecen paradqjales, y. son, gjicanismo forman allí un bloque en dema- olvido y perdón recíprocos que los mismos sin embargo, perfectamente lógicas. Si uno sía compacto, para que, en el extremo opues- socialistas, impotentes aun a la hora actual dice que la crisis del sistema parlamentario to y la necesidad de combatirlo, no se for- para reconstruir alguna de las instituciones se debe a que el rég imen constitucional está más o menos auténticamente internaciona- llegando a su plenitud y a su máxima normen soldaduras de coincidencia. malidad no puede faltar quien proteste Mas, por debajo de estos motivos circuns- les arruinadas por la guerra. Para todo esto hay también. una razón de que se hagan bromas sobre cuestión tan tanciales, tiene el hecho u: ia justificación profunda. La posición fundamental del an- profunda. Ecuménico en su origen e inspi- seria o casi sagrada. Pero a los protestanglicanismo es y tiene que ser forzadamente ración primera, el socialismo h i manifesta- tes he de advertir que yo soy la menor cannacionalista; el anglicanismo representa, en do en cada país una facilidad desconcertan- tidad posible de político, menos siquiera suma, un dialecto confesional. La del libe- te para dejarse secuestrar por las fuerzas que aficionado, y esto ha de valer come ralismo no puede menos de asentarse en pos- políticas liberales, bajo cuyo poder ha per- excusa a la especie de blasfemias que temo tulados individualistas: lo liberal conduce dido fatalmente todo color laborista, toda que sean los párrafos que van a continuasiempre a la atomización. Pero el laboris- fidelidad al espíritu de las organizaciones de ción. En otras diversas partes del mundo pomo, fundado en las unidades sociales del tra- trabajo... Un Lloyd George ha podido así bajo, fundado en la observación capital de representar el equívoco del socialismo en drán envanecerse los hombres de poseer que la Humanidad se clasifica primordial- Inglaterra. Un Lloyd George que, cuando una política liberal y democrática, pero creo mente, no en grupos de ingi. eses, alemanes, dejaba el Parlamento, era para cantar, ves- que Francia tiene motivo para exigir en esto italianos o españoles, sino en grupos de agri- tido de un regional atavío, para cantar a la primacía. Es la nación en cuya vida púcultores, ingenieros, curtidores, marinos y boca abierta y al son de patrióticas corna- blica parece haber cuajado decisiva, inexorable, absolutamente la doctrina constituciomecanógrafas, toma por base consiguiente- musas, el himno gales. mente, no entidades locales, sino entidades El nuevo estilo de la política, el estilo cuya nal. Con todo, desde hace algunos años, universales, y encuentra en ello una relación función se. cifra en el servicio de los va- en Francia los Gobiernos viven una exisnatural con el Catolicismo, universal por lores permanentes y universales por los tencia azarosa. Suben y bajan con una radefinición. otros valores locales e históricos- -el detalle pidez impresionante. Apenas se presenta un nuevo Gobierno al Parlamento, cuando in. Vocación local o vocación universal; esto de semejante estilo y sus muestras expues- mediatamente necesita afrontar el ataque a va a dar la clave de la división ideológica tos han quedado en Santander, en ocasión de fondo, la maniobra combinada y la zancade los campos en un ya cercano mañana. inaugurarse la cátedra Menéndez Pelayo- dilla, hasta que la prirnera votación bien orUna política noble y elevada casi no cono- puede encontrar ocasión predilecta de ma- ganizada obliga a los ministros a cerá otro principio, según el cual se establez- nifestar; e y de imperar en las actitudes sin- a sus domicilios particulares. Esta retirarse frecuencan las actitudes de recíproca oposición. ceras de laborismo, si éstas no reproducen cia de las crisis adquiere una alarmante la triste evolución del socialismo y permaPronto habrá que estar o con las Naciones puede recurrirse, en el caso, o con las Supernaciones, como a fines de necen fieles al espíritu de las agrupaciones velocidad. -Bienprecipitación. la Edad Media habia que estar con los se del trabajo. Como el criterio de ecumenici- a la palabra Es un fenómeno que está repitiéndose en dad, siempre triunfa en éstas, a la postre, el ñores feudales o con los Reyes. criterio de tradición, Y a mí nunca me ha distintos países, y que en determinadas naciones ha solido acarrear el remedio simplisS O C I A L I S M O E I D E A L L A B O R I S T A parecido indiferente, antes lo elevo a la ca- ta, el de los grandes apuros: la franca dictegoría de simbólico, el hecho de que, en InEl socialismo a la antigua, el socialismo partadura. En semejantes casos hay la costumlamentario, el socialismo marcado con el glaterra, puesto que de Inglaterra hemos bre de decir que ha sido bastardeado él áisempezado hablando, una de las figuras más sello del siglo xxx en que nació, suele cotema constitucional, que ha sido viciado o meter, en cada país, el error de adaptarse, destacadas del laborismo- -hasta el punto de adulterado el Parlamento, que se hace un en la lucha, a la estructura de partido polí- haberse dicho de él, cuando el triunfo do la uso indigno de la libertad. ¿Y si fuera tico, o, lo que es lo mismo, su organización causa, que iba a ser designado como emba- todo ai contrario? ¿Y si ocurriese, al revés, localizada. Nunca se vieron tan claro, como jador de su país en. Norteamérica- sea el que el liberalismo en toda su integridad y el efl la ocasión de la Guerra Grande los re- grande helenista Gilbeit Maurray, uno de régimen parlamentario llevado a sus últibultados de esta actitud. E l ideal auténtico los hombres que mejor, a beneficio de su raas consecuencias son, por necesidad, incade las mecanógrafas, de los. marinos, de los gran saber filológico, viven la antigüedad, paces de producir más que un fruto, la curtidores, de los ingenieros y de los agri- que- ya es sabido ser, desde el Renacimiento, crisis? cultores se vio, desde el comienzo del con- una de las mejores maneras de vivir la eterLa objeción a esto es muy fácil, naturalflicto, sumergido, arrastrado, ahogado, en nidad. mente. Durante gran parte del siglo x i x un día, en unas horas, por la marea credeii- Siempre he crexlo que el protagonista de y a principios del xx, muchas naciones, y te de los que pretendían ser (ideal inglés, la nueva civilización, romo el de la política de las más cultas y prósperas, han vivido el ideal francés, el ideal alemán o ruso, y nueva, nodia ser el trabajador. Pero no el en un normal régimen parlamentario. Por que hó eran, en realidad, sino intrigas de que he llamado alguna vez el obrero de la donde se habría de deducir que la felicidad, gobernantes, torpezas de diplomáticos, o- orla es decir, el que lautos malos dibu- o la más aproximada felicidad civil, no sólo ciferaciones de Prensa y juegos Cctüpidps jantes dibujan en las- orlas de los diplomas no está reñida, sino que acompaña diré de comido, ¿flüe sirven para premios al mérito recom- tamente al parlamentarismo. E l ejemplo ds ABC DIARIO DO. SIMO N 8.497 ILUSTRAVIGÉ S SEXTO AÑO GLOSAS 1