Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 22 D E M A R Z O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16 Í actuación del Directorio, deteniéndose principalmente en lo referente al problema de Marruecos y la toma de Alhucemas. Dice que, hallándose en Tetuán al finalizar las operaciones de repliegue, Dios le inspiró, a la vista de aquellas marciales fuerzas, el pensamiento de que con ellas había de terminar definitivamente la guerra, y que su! teoría expuesta en Cádiz era errónea e i m practicable porque ya no había opción, pues! elevado al máximo el prestigio y el poder deAbd- el- Krini, puesto éste- en combinación con aventureros europeos que le facilitaban dinero, armas modernas y técnica, interesados en el problema los musulmanes del mundo entero, que veian en el caudillo un reivini dicador del islamismo, si España abandonaba aquellos territorios, podría ser objeto de agresiones corsarias en sus propias costas y mares y ejercido el corso hoy posiblemente por submarinos en las ocultas radas de Marruecos, podían encontrar albergue, y por aviones que desde sus valles remontasen el vuelo para lanzar sus bombas sobre nuestras bellas ciudades del Mediodía. L a v i sión me espantó, y decidí llevar al Rey y a mis compañeros de Directorio el programa del desembarco en Alhucemas, para herir al enemigo en el corazón, en su torre de homenaje, donde se consideraba invulnerable, y luego ocupara toda l a zona de Protectorado señalada a Esgaña poi los tratados, para que n i Francia n i nadie, pudiera sobre esto hacer objeción alguna n i acuciarnos. -Estando usted en Barcelona, ¿no pasará nada? -le preguntó un informador. Yo voy a estar allí poco tiempo. ¿Vendrá usted a Madrid? -N o lo sé. Sólo sé que voy a estar poco tiempo en Barcelona. A dónde iré, lo ignoro. Ecco U problema, -S e decía que vendría usted a la Casa Militar del Rey. -N o lo creo: a la Casa Militar, de ninguna manera. Pero, en fin, no sabe nadie a dónde ya nadie; las cosas suceden por sorpresa. U n día sé destapa el cajón, y surgen. compenetradas con estos propósitos, los lleven a eficaz realización. N o existen prisioneros españoles en M a r r u e c o s E n la Presidencia facilitaron, a mediodía, la siguiente nota: A fines del pasado año se presentó en distintas poblaciones un individuo, llamado Antonio López Expósito, que manifestaba haberse fugado del cautiverio, en zona insumisa del Protectorado francés, en donde, según manifestaciones, había un crecido número de prisioneros españoles, oficiales y tropa de los desaparecidos en nuestra campaña de Marruecos durante los años 21 al 27. Pocos visos de realidad presentaban las manifestaciones hechas por el que decía haber sido prisionero, pero ante la ansiedad despertada entre los familiares de los desaparecidos en campaña, por haber dado, algunos datos, que revelaban que el citado i n dividuo conocía a alguno de éstos, el Gobierno, aprovechando la disposición favorable demostrada por el residente general de Francia en Marruecos, Sr. Saint, en su último viaje a Madrid, dispuso que un enviado suyo marchara a la zona de Protectorado de Francia en Marruecos para, de acuerdo con las autoridades de dicho Protectorado, hacer cuantas gestiones condujeran al esclarecimiento de las manifestaciones hechas por el expresado Antonio López E x pósito. A tal fin fué designado un jefe del Ejército, de la Dirección General de Marruecos, y Colonias, el- que se trasladó a Rabat, recibiendo, tanto del residente general de Francia en Marruecos, como del Jefe de Asuntos Indígenas, general Nogués, toda clase de facilidades para el cumplimiento de su misión, la que ha llevado a cabo con la ayuda eficaz de los jefes y oficiales. de Asuntos Indígenas del Protectorado francés, extendiendo su acción a las posiciones más avanzadas del territorio, de los confines Sur argelinqmarroquíes- -donde ha permanecido un mes- -a las regiones del Tafilete y del Draa, residencia de las principales tribus insumisas de la zona francesa, enviando a ellas confidentes y al mismo Antonio López Expósito, permitiendo asegurar el resultado de esta gestión que en la zona insumisa del Protectorado francés no existe, no sólo ningún prisionero español, sino tampoco ningún desertor de nuestro Ejército. J E l Gobierno, que desde un principio no dio ningún crédito a las manifestaciones de Antonio López Expósito, no ha vacilado un solo momento en esclarecer por todos los medios a su alcance dichas manifestaciones, habiendo su resultado confirmado la situación de todos los generales, jefes, oficiales y tropa desaparecidos en nuestra campaña de Marruecos, con anterioridad definitivamente liquidada. E l Gobierno, al propio tiempo que ruega a la Prensa haga pública esta información, para conocimiento de los familiares, a quienes el citado individuo había llevado la i n tranquilidad con sus manifestaciones, tiene la satisfacción de dar a conocer igualmente las pruebas de gran amistad dadas por las autoridades francesas de la zona del Protectorado en Marruecos, en la misión desempeñada por el citado jefe, que ponen una vez más de relieve la sincera cordialidad francoespañola en la misión civilizadora encomendada a ambos países en Marruecos. T o m a de posesión del señor M a r tínez A c a c i o E n la tarde de ayer tomó posesión de la Dirección General de Obras Públicas e i n terinamente de la de Ferrocarriles el ex subsecretario de Gracia y Justicia D. José Martínez Acacio, cuyo nombramiento firmó por la mañana Su Majestad el Rey. L o s ex ministros de la Dictadura A l terminar el novenario de la muerte del general Primo de Rivera se reunirán los ex ministros de la Dictadura para adoptar acuerdos en relación con la actitud política que seguirán en lo sucesivo. Conferencia autorizada E l ministro de la Gobernación ha autorizado la conferencia que en la Sociedad Económica de Amigos fiel País tiene anunciada D Emilio Novoa, sobre los Comités P a ritarios. Visitas al presidente E l jefe del Gobierno recibió a los generales Cavalcanti y Soriano y almirante Carranza. También recibió al general Barreiro, que presidía una comisión de generales; al auditor de la Armada Sr. Arsenio y al presidente de la Diputación de Madrid. L a incompatibilidad de los cargos municipales y provinciales para los oficiales del Ejército E n una Real orden del ministerio del Ejército, se dice: Que la de 16 de diciembre de 1895, manteniendo la doctrina seguida de antiguo en el Ejército y reflejada en numerosas disposiciones, declara que el em- pleo de oficiales generales o particulares de cualquier escala y en cualquier situación, es incompatible con todo cargo provincial o municipal. L a publicación de los Estatutos municipales y provinciales confirma esencialmente lo antes establecido al declarar la i n compatibilidad para ios cargos municipales y provinciales de las personas que desempeñaran cualesquieras funciones públicas retribuidas pero posteriormente y en atención a circunstancias especiales, se dictaron disposiciones en virtud de las cuales pudieran ejercer los mencionados cargos municipales y provinciales militares de la escala activa que seguían percibiendo haberes ccri cargo al presupuesto. Desaparecidas las circunstancias que dieron lugar a la publicación de las Reales órdenes que se acaban de indicar ha llegado el momento de afirmar de nuevo la doctrina tradicional respecto a esta. materia, sin más excepciones que las absolutamente justificadas, con arreglo al espíritu y a la le- tra de los expresados Estatutos y a aquellas otras que, por circunstancias extraordinarias, considere oportuno el Gobierno acordar, dictando al efecto Real orden especial. E n su virtud Be dispone: De acuerdo con lo dispuesto e r i l a mencionada Real orden de 16 de diciembre de 1895 y con los, artículos 85 y 79 de los E s tatutos municipales y provinciales, los generales, jefes y oficiales y asimilados de la escala activa no podrán desempeñar ningún; cargo provincial o municipal a menos que se encuentren en situación de supernumerarios sin sueldo, o que el Gobierno lo acuerde expresamente por medio de una disposición especial. Los generales, jefes y oficiales de la escala de reserva o situación de reserva podrán desempeñar dichos cargos, sierriaré que no tengan destino militar. 1 E l personal expulsado de la T e l e fónica Para hablarle del expediente de la Compañía Telefónica Nacional en relación con el personal expulsado de la misma, visitó hoy al ministro de Trabajo D Eduardo Urbano. E l ministro le ofreció estudiar el asunto con todo interés y resolver con la posible urgencia. l i n a reunión de elementos tradicionalistas Se nos ruega la publicidad para esta nota: Elementos representativos de la comunión tradicionalista de la mayor parte de las regiones de España, reunidos en el domicilio de D. Víctor Pradera, penetrados de la evidente necesidad de actuar en los críticos momentos presentes, han acordado: Primero. Mantener una vez más la i n tegridad de sus doctrinas, como normas ideales de actuación política. Segundo. Apoyar resueltamente a las instituciones tradicionalmente fundamentales del pais, y oponerse a toda clase de tendencia o propaganda que so color de serena defensa de principios entrañan, en las circunstancias actuales, propósitos prácticamente disolventes. Tercero. Pedir a sus correligionarios i n tima y constante compenetración y excitarles a colaborar con los grupos afines, orientando la acción hacia ia formación de un frente que mantenga los supremos principios de la Religión y de la Patria. Cuarto. Invitarles a constituir sin demora organizaciones locales y regionales que, Constitución y labor del D i r e c torio Con este. título se ha publicado el segundo artículo de los cuatro que escribió el general Primo de Rivera antes de morir. Después de afirmar que el Rey ignoraba el movimiento, detalla a grandes rasgos la
 // Cambio Nodo4-Sevilla