Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS OBRAS DE LA DÁRSENA DE SEVILLA E n los comentarios que oportunamente h i cimos al conocer los propósitos atribuidos a l Gobierno, de revisar el plan de Obras públicas heredado de la Dictadura, de los que se desprendía la posibilidad de una interrupción en los- trabajos de l a dársena, recalcamos la conveniencia para Sevilla de despejar la situación creada por las declaraciones de! ministro de Fomento, Sr. Matos. E l alcalde de Sevilla, señor conde de H a l cón, acogió nuestro requerimiento, y, con actividad plausible, convocó una reunión de fuerzas vivas, para organizar l a defensa de los intereses sevillanos, amenazados de grave quebranto. Versiones posteriores, m á s optimistas que las primeras, detuvieron l a realización de este propósito e indujeron en los ánimos el convencimiento de que era innecesaria esa reunión. Por lo que respecta al ministerio de F o mento, creemos, efectivamente, que no hay motivos para que se alarme Sevilla: los deseos del Sr. Matos, como suponíamos y como declaramos oportunamente, coinciden con los de nuestra ciudad. Pero existen dificultades y se evidencian obstáculos de carácter económico de tal importancia, que influyen en las decisiones de- la administración, puesta en ineludible trance de. reducir gastos y de ahogar los innegables deseos de no detener ninguna de aquellas obras, indispensables para la mayor prosperidad de la nación. Como indispensable, es la de la dársena en construcción, pues sobre constituir la única defensa eficaz y definitiva contra los estragos de las avenidas frecuentes, resuelve ele plano el problema del puerto interior, al que está unido el porvenir de Sevilla; el ministro de Hacienda, Sr. Arguelles, se re- EL PUERTO SU D E SEVILLA, IMPORTANCIA HABITUALMENTE ABARROTADO Y L A NECESIDAD D E MERCANCÍAS, DESARROLLO REVELA D E FOMENTAR SU EL PUERTO DE SEVILLA EN UNA DE PUEDEN LAS PERIÓDICAS INUNDACIONES, Q U E TANTO DEFINITIVAMENTE CON LAS OBRAS DAÑO LA CAUOA DÁRSENA L TRAFICO, Y QUE ROLO EVITARSE DE