Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 27 DE M A R Z O D E 1930. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. P A G 10 del Comercio español en Ultramar S e v i lla, octubre, 1929) que ambas orientaciones (la de prohibir la emigración de braceros y la de establecer enseñanzas profesionales en las comarcas de emigración) se intensifiquen y desarrollen en todas sus derivaciones. Una- -de carácter prohibitivo- -debe ser prohibir la emigración de los analfabetos; Méjico y Guatemala se nos han adelantado, impidiéndoles la entrada. Otra- -de carácter positivo- -debe ser la creación de escuelas de enseñanza agraria en el Norte de España. Esto por ahora; en adelante, planes mucho más vastos. Porque- -repetiremos- mientras no se atienda como es debido la instrucción general y profesional del emigrante, no servirán para nada las disposiciones que se adopten para protegerle. FLORENCIO S Á N C H E Z M R I V A S ABC EN BIARRITZ O t r a tempestad. N o t a s d e p o r t i vas y mundanas Después de unos días, de temperatura p r i maveral, otra tempestad ha barrido la cost a afortunadamente, esta vez no hubo desgracias que lamentar en Biarritz, y ahora ha vuelto el sol. Pero todo el Mediodía de Francia está de luto por la terrible catástrofe que han causado las inundaciones en doce departamentos que atraviesa el río Garonne. Colectas y fiestas benéficas se han organizado en toda la comarca para aliviar a tantas desgracias. Todas las ramas deportivas siguen impe- rando, y, como los días van alargando, los aficionados lo aprovechan para estar más tiempo en el Golf. Las cacerías de F o x Round, el tennis y el baile, que los ingleses consideran como deporte, ocupan el día entero, y la gente pacífica se entrega al bridqe, mientras que el mah- jong va pasando de moda, quedando aún muy pocos aficionados. Algunos cultivan también el juego de pelota y las armas; pero ahora son pocos. A medida que el calendario nos va acercando a Pascuas de Resurrección, la vida mundana aumenta de intensidad, y cada día van llegando familias inglesas ilustres, que con constancia suelen venir a Biarritz cada año. E l duque de Westminster, que tiene fincas en el departamento inmediato de Las Landas, hr. venido a pasar allí una temporada con su esposa, con la cual acaba de casarse. E l aristocrático matrimonio viene con frecuencia aquí, y ha hecho también una excursión a España. L a marquesa de Headfort y su bella hija, lady Mi icent Taylor, han llegado hace poco para permanecer una larga temporada; lady Smiley, sir Theodor y lady Brinckmann, sir Robert M a c Alpine y su hija, la baronesa de Belabre, y muchos otros, están aquí para bastante tiempo. Cada semana, turnando, hay una comida muy elegante el lunes, sea en el Palais, sea en el Miramar, después de la cual se baila. Algunas sorpresas amenizan siempre esos saraos, que resultan tan animados como selectos y que tienen el aliciente de reunir personas que se conocen, lo, que da a esas reuniones una homogeneidad que no se logra durante el verano, por ser demasiada numerosa la concurrencia. Españoles siempre hay en Biarritz. L a marquesa de Villavieja está pasando una larga temporada con su hijo para arreglar la nueva villa que adquirió hace poco; su hermana, la vizcondesa de Portocarrero, que. tiene una villa en el jardín Público, la está transformando, dándole un estilo moderno. E l marqués de Salamanca, viniendo de París, se ha encontrado aquí con su hermanó, el conde de Bahía Honda, con quien seguirá hasta Madrid por la carretera. Procedente de Suiza, el marqués de M o ratalla se detiene algún tiempo aquí antes de regresar a Madrid. E l conde de Clavijo se ha detenido aquí unos días, yendo de Madrid a París. Los señores Granzow. de la Cerda, que acaban de llegar de Varsovia, han pasado unos días con su madre antes de ir a París. Entre las notas artísticas más salientes descuella el concierto en el Casino, en el cual tomó parte la Martinelli, que posee una voz hermosa y una escuela excelente. E n el programa, que fué aplaudido en todas sus partes, figuraban obras muy interesantes de Schumann, Debussy, Ravel y Osear Strauss. L a pianista madame Dixmier hizo también alarde de gran talento. E n seguida que se supo aquí la muerte tan inesperada del marqués de Estella. un grupo de personalidades españolas decidió organizar un funeral en la iglesia San Carlos, dentro de unos días. MADRIZZY Biarritz, marzo, 1930. un
 // Cambio Nodo4-Sevilla