Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 27 D E M A R Z O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 19. también por ios intensos servicios que puede prestar. España mantiene relaciones cordiales con todos los países civilizados. Además de haber firmado numerosos Tratados de Comercio, hemos concluido trece Convenios de arbitraje y neutralidad, y queremos perseverar en esa dirección. Repito que nuestras relaciones son inmejorables con todos los EsEl siguiente artículo, destinado especial- tados que respetan el derecho de gentes; mente a la gran Prensa de todo el Nuevo sin embargo, se comprenderá fácilmente que Continente por conduelo de la News Paper sean particularmente cordiales con aquellos Alliance, y que esta Agencia nos transcribe a los cuales estemos ligados por vínculos de en el servicio de exclusiva, concedido a nues- raza, de idioma o de cultura. Aparte de las ro periódico para España, lleva una sencilla Repúblicas hispanoamericanas, me refiero firma que, en realidad, es más bien media en primer término a Portugal y a los defirma. Porque su autor es nuestro ministro más países latinos, y a nuestra vieja amiga de Estado, el señor duque de Alba. Tiene, la Gran Bretaña. pites, el artículo, además de su mteres geLa política internacional de los Estados no neral, el valor de una declaración qzte rati- depende de los hombres ni de los regímefica las orientaciones de cordial pacifismo nes, sino que es poco menos que invariable, que inspiran nuestra política de convivencia puesto que está determinada por la situainternacional y el designio, cada año más ción geográfica y las necesidades económicas. Ahora bien; España hállase situada definido, de intensificar el intercambio espiritual y mercantil con los pueblos hispanos en el rincón SO. de Europa, entre este Continente y África, por una parte, y por de América, otra, entre el Atlántico y el Mediterráneo, y en las grandes rutas marítimas y aéreas A l decir que la política exterior de nuesque unen a Europa con los Estados Unidos tro país es eminentemente pacífica, digo algo y la América del Sur. que corresponde por completo a la realidad, Somos, por consiguiente, un país occiy hasta temo repetir un lugar común. Sé dental (de ahí nuestra amistad tradicional que todos los pueblos dicen lo mismo y son con Francia e Inglaterra) pero no somos sinceros al afirmarlo; sin embargo, no se un país exclusivamente europeo, pues mirapuede, desconocer en la realidad que hay paímos constantemente hacia América; hacia ses con fronteras antinaturales, otros que las dos Américas. Con la gran democracia tienen problemas de irredentismo, otros que de ¡os Estados Unidos queremos mantener desean ensanchar su imperio colonial, otros, la amistad más cordial, y puedo afirmar que finalmente, que quieren rectificar Tratados los sentimientos fraternales que sentimos que consideran injustos. Resulta, pues, que, para con la América hispana, no son obsaunque todos los pueblos quieren la paz, táculos para ello. En efecto, nuestros lazos existen cuestiones que crean un ambiente con las Repúblicas hermanas de Centro y poco pacífico, independientemente de la voSuramérica son, ante todo, culturales y ecoluntad de los pueblos. nómicos, y pueden armonizar perfectamenAfortunadamente, España no conoce nin- te con los intereses particulares de los Estados Unidos. Sé que en los Estados Uniguno de estos problemas. Pocos países en el dos tenemos muy numerosos amigos; hasta mundo poseen fronteras tan definitivamente propagandistas de las bellezas naturales y trazadas por la Naturaleza como España. artísticas de nuestra Patria, así como de No tenemos, además, problemas de minonuestra vida cultural, y deseamos sincerarías, y nuestros connacionales que viven mente que esos y todos nuestros amigos masa en otros países se encuentran entre contribuyan a estrechar nuestras relaciones germanos. No aspiramos tampoco a reconseconómicas, a base de reciprocidad, porque tituir un imperio colonial, ni pensamos en deshacer Tratados. Vivimos y queremos se- ya sabemos que, sin bases reales, los sentimientos suelen marchitarse. guir viviendo, a base del statuo quo, que es la posición más pacífica. Para terminar este breve artículo quiero ¿Y Marruecos? se me preguntará. En decir algo de la decadencia de Europa el Norte de Marruecos cumplimos una mi- tópico tantas veces repetido, que se ha consión eminentemente civilizadora para el in- vertido en una frase banal. Es indudable que una de las consecuencias de la guerra terés universal. Sin esa acción nuestra, es mundial fué el desplazar el centro de graprobable que aquella región, poco extensa vedad de la política internacional y de las en la superficie de kilómetros cuadrados, finanzas hacia América. Europa, sangrada pero muy importante desde el punto de vista y empobrecida, ya no tiene en la política de comunicaciones, se convirtiera en un foco mundial el peso específico que tenía antes peligroso de agitación, no sólo para el resto y lo que ella ha perdido lo ha ganado, casi del Imperio xerifiano, sino también para los totalmente, América. Lamentamos ese desEstados que tienen intereses especiales en el Mediterráneo. Con grandes sacrificios cum- plazamiento como europeos; pero como españoles, consideramos compensada la pérplimos en la zona española de Marruedida de la influencia de Europa por el auge, cos una misión pacificadora, manteniendo cada día más señalado, de los pueblos que allí el sosiego e incorporándola a la civihan nacido de nuestro tronco. 1 odo lo que lización occidental. contribuye a queganen en importancia munAparte de los problemas mediterráneos, no dial las Repúblicas hispanoamericanas, es estamos interesados directamente en la mauna satisfacción y un honor para España, yoría de los problemas que se ventilan en madre común de estos pueblos, destinados Europa. No pretendo decir que nos sean in- a un gran porvenir. Y uno de los signos de diferentes, sino únicamente que podemos juzeste auge es la preponderancia incesante garlos con imparcialidad absoluta, ya que no del idioma español, como vehículo de la culson vitales para nosotros. T? or esta misma tura y del comercio. -Alba. razón, estimo que España desempeña lógicamente un papel muy importante en la Liga de las Naciones. No sólo es la primera después de las grandes potencias, sino el más importante de los países que pueden intervenir como arbitros o intermediarios en la eloroboros 6 aicas, mentol y cocaína; boca, mayoría de los pleitos, dada nuestra absolugarganta, toses; preventivas da la gripe. ta libertad de criterio, por lo que todos pue 40 a ñ o s da éxito. Ve venta, farmacias. den tener confianza en nuestra imparcialidad. De lo cual se deduce que España debe estar representada constantemente en el Consejo de I Í l a 1 J E S P E 0 Í? I O O DEL PALUDISMO la Liga, no sólo por su dignidad y prestigio; 1 m mmmsm ÍSYECTABLES L CÍ ¡a LA POLÍTICA EXTERIOR D E E S P A Ñ A ES E M I N E N T E M E N T E PACIFICA DE ECOS SOCIEDAD D I VERSOS Para u n nuevo Diccionario Finura. -Cualidad espiritual y no corporal, como piensan algunos. Distinción de espííitu, y no de cuerpo. Que existen personas que ro creen, ingenuamente finas por el Hecho ser delgaüas. Despertador. -Reloj cuyo mecanismo se complica con un timbre que suena estridentemente ante una persona dormida a la hora fijada por ésta de antemano. En general, el despertador propiamente dicho 1 0 sólo des 1 pierta al durmiente, sino también a su mal hufeior, que, excitado por aquel desagradable ruido, acaba por estrellar el despertador contra la pared, arroparse debajo del embozo y... continuar durmiendo nuevamente. Enamoramiento. -Raro malestar que experimentan combadísimas personas y que les fuerza a poner a toda, hora esa estúpida mirada bovina de los ojos, que miran sin mirar. Los casos de enamoramiento van siendo ya tan raros en el. nutrido, que para dar con el verdadero enamorado habría que ir a buscarlo donde los fenómenos en las barracáis de feria. Otorinolaringólogo. -Médico especialista de la gargarita, que, por propia conveniencia, se ha inventado un nombré profesional, que, al solo hecho de ser pronunciado, ya presta ciertas facilidades para convertir a una persona sana en un posible cliente. Escritura cruzada. -Aquella con que llenan algunas mujeres las cuatro carillas de sus cartas, ele tal modo y manera, que el resultado gráfico es una especie de reja barroca. Generalmente, el hombre que recibe carta semejante se siente atacado Jpor una sensación de jeroglífico indescifrable y por un deseo lógico: el de no leerla. Espinilla. -Especie de proa de la pierna con que toda persona corta el aire al avanzar, y sobre la que, cuando se recibe un golpe, se piensa si el hombre no viviría mejor, aunque avanzara menos y contra toda regla de navegación, con la proa a la espalda. Civilización. -Biombo detrás del. cual sé ocultan la ambición de algunos hombres para llevar a otros primitivos, y que poseen tierras ricas y sin explotar, el veneno de sus alcoholes y el germen de sus enfermedades. Acento. -Signo gráfico sobre el que se apoya la voz para salir del mal paso de pronunciar una determinada palabra. E l acento en Ja escritura es más necesario de lo que parece; que, en ocasiones, puede ocurrir lo que aquel señor que escribía a otro acompañándole en la pena, por la pérdida de su esposa. ¡Y se le olvidó poner el acento en la palabra pérdida Retirada. -Ciencia suprema en todo aquello que signifique batalla. Lo mismo para la guerra que para el amor. Todo el que lucha persigue al cabo un fin: triunfar. Y para triunfar, aunque parezca mentira, en muchas ocasiones es preferible al ataque la posesión de esa cualidad, que le fuerza a uno a retirarse a tiempo. -Gil da Escalante. En el día de ayer ha sido firmado el contrato de esponsales entre la bellísima señorita Lolita Arbizu y Pro, hija del comandante de Artillería D. Julio Arbizu, y don Antonio Sabater, hijo del director del Banco Borrero de esta plaza. La- boda ha sido concertada para los primeros días del próximo mayo. Pastillas B O N A L D flBffifnPALUDiii ion
 // Cambio Nodo4-Sevilla