Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. ¡VIERNES 28 D E M A R Z O D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G íg. I y la ovación estalló rotunda para premiar; LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA Manifestaciones del comisario regio, señor Cañal. Llegada del ministro de El Salvador. Elogios del ex ministro francés señor Loucheur. Las charlas castellanistas del señor Mendizábal. Los delegados ibero americanos celebran un interesante acto en La Rábida. Manifestaciones del comisario regio, señor Cañal dad hace varios años, ha declarado que cuanto ha visto constituye un magnífico acierto, y añadió que esfuerzos de esta magnitud son necesarios para los pueblos que- -Pocas noticias- -dijo ayer el Sr. Cañal a los periodistas- -tengo hoy para ustedes. progresan, y a los que benefician con seguPor la mañana he celebrado una entre- ridad absoluta. Dedicó frases de cálido elovista cordialísima con el nuevo rector de gio a los monumentos de Sevilla, a las nuela Universidad, Sr. Carande, con quien he vas obras y a las soberbias instalaciones departido- ampliamente sobre la aportación de la Exposición. universitaria al Certamen, representada tan En términos parecidos se expresó acerca brillantemente por el Laboratorio de Arte. del progreso admirable notado, tanto en MaAdemás heñios hablado de la asisten- rruecos español, cuyas carreteras y adelancia futura a la obra del iberoamericanismo, tos le han asombrado, como en todos los dentro, naturalmente, del marco del Cole- pueblos y ciudades recorridos en Andalucía, gio Mayor, creado por Real decreto, alrede- y en particular elogió la organización del dor del cual podrían desenvolverse iniciati- Patronato Nacional del Turismo, considevas y proyectos, habiéndome prometido el rándolo digno de ser copiado en otros paíseñor Carande estudiar los asuntos referi- ses, y entre ellos Francia. L a limpieza y dos en unión de sus compañeros del Claus- ornato de las aldeas, pueblos y ciudades que tro Universitario. ha visitado le han causado gran admiraMe ha visitado el ministro de E l Salvaa a Frandor, Sr. Peralta, a quien he tenido el gusto ción, y ha, dicho que los su regreso más imcia hará periódicos de acompañar algunos momentos por la E x- portantes publicar en sincera opinión sobre de París su posición. Se ha empezado ya el reparto de invita- los encantos de Andalucía, y en particular, ciones a los obreros y sus familias, y me ha sobre la belleza y atractivo incomparables dejado tarjeta, por estar ausente cuando vino de Sevilla. a visitarme, el ex ministro francés señor Loucheur. Las charlas castellanistas del señor o la brillante labor del Sr. Mendizábal, que ayer estuvo realmente inspiradísimo. Las autoridades que asistieron al acto fe- licitaron efusivamente al ilustre cronista vallisoletano. E l comisario regio de la Exposición hubo de decirle: Excelente vocero de las glorias castellanas mandó Valladolid A l abandonar el salón el Sr. Mendizábal se reprodujeron los aplausos en su honor. Esta noche, en el expreso, marchará a Córdoba, acompañado de su distinguida esposa, el ilustre conferenciante. Los delegados iberoamericanos celebran un interesante acto en La Rábida Ayer, a las once de la mañana, salieron en automóviles, desde la plaza del Cid, con dirección a la Rábida, los delegados de los países concurrentes a la Exposición, con objeto de cumplir un acuerdo de la Junta que tienen organizada entre sí, relativo a celebrar una sesión en los lugares colombinos, como sencillo homenaje preliminar de otros en preparación, a la gloriosa memoria de los descubridores del Nuevo Mundo. Los cinco carruajes que componían la expedición fueron ocupados por las señoras de Torre Rebello, de Lastarria, de Orozco, de Hammond, de Campbell, de Montero de Leyva, de Martínez Castells y de Sánchez Latour; y los señores Lastarria, Orozco, Martínez Castells, Torre Revello, Jácome de Castro, Sánchez Latour, Campbell, Griffin, García de Paredes, Branyas y Oliveres. Por la Prensa de Madrid y Sevilla asistieron, especialmente invitados, los señores Blanco Belmonte, San Miguel, Resa, Risquet, Sánchez del Pando y Vázquez (J. A. Los expedicionarios fueron recibidos, al llegar a La Rábida, por el guardián de aquella residencia franciscana y prestigioso historiador de los lugares colombinos, padre Ángel Ortega, quien les acompañó en la detenida visita hecha al evocador monumento, pletórico de las emociones de la gran epopeya. Después de la visita, los expedicionarios hicieron honor a un bien servido almuerzo, en el delicioso comedor improvisado en las galerías del primer patio. L a sesión. Discurso del Sr. Lastarria En el expreso de Madrid llegó ayer mañana el ministro de la República de E l Salvador, D. José María Peralta Lagos. Le recibieron en la estación el cónsul y delegado de aquel país, D. Francisco S. Apellaniz y otras personalidades. E l ministro visitó la instalación de su país, que encontró en perfecto estado. Por la tarde asistió con el comisario re, gio, Sr. Cañal, a la conferencia del cronista de Valladolid, Sr. Mendizábal. E l ministro marchará a Madrid, posiblemente, mañana sábado. Llegada del ministro de El Salvador Mendizábal Ayer por la tarde, en el salón de actos de la Plaza de España, el ilustre cronista de Valladolid, D. Francisco Mendizábal, dio la última charla del curso castellanista. Brillantez, variedad, amenidad: he aquí las características del discurso del señor Mendizábal, que supo prender de su palabra, plena de lirismos y exaltaciones, al auditorio, compuesto de aristocráticas damas, escritores, delegados americanos y regionales, que llenaba totalmente la amplísima sala de conferencias. L a provincia de Valladolid en las páginas más gloriosas de su historia, enlazadas a las de la de Castilla, en los siglos en que ésta encarnaba a España Tema sugestivo, que nuestro ilustre colaborador desarrolló magistralmente. Peñafiel, con el señorío del infante; el A r chivo de Simancas, Tordesillas, Olmedo, Medina del Campo, Villalar, donde terminó la jornada de los Comuneros; todos los lugares castellanos, altamente evocadores, fueron descriptos y cantados por el con- ferenciante, trasmitiendo al auditorio sus emociones devocionales. Como final unas poesías a Castilla, de! padre Olmedo y del poeta andaluz Pemán, Elogios del ex ministro francés señor Loucheur Ha llegado a Sevilla, acompañado de su esposa e hija y del Sr. Georgcs Forret, jefe de su gabinete político, M Luis Loucheur, ex ministro de la República francesa y representante de Francia en la Sociedad de Naciones. Para disfrutar de un bien ganado descanso, el Sr. Loucheur acaba de realizar un viaje por Marruecos francés, y luego por Marruecos español, Algeciras, Málaga, Granada y Sevilla, saliendo en la noche de ayer para Madrid y París. Acompañado del subdelegado del Patronato Nacional del Turismo en Andalucía, Marruecos y Canarias, D. Luis A Bolín, los señores de Loucheur y sus acompañantes estuvieron visitando los principales monumentos de Sevilla y la Exposición Iberoamericana, quedando encantados de cuanto han visto, y maravillados del esfuerzo enorme realizado en la ciudad de Sevilla para la celebración del Certamen Iberoamericano. E l Sr. Loucheur. persona singularmente capacitada para apreciar la magnitud y la importancia de lo que se ha hecho en Sevilla, desde que visitó nuestra ciu- De la Compañía Iberoamarlcana de Publicaciones, S. A. Libros, Revistas y Figuri. nes nacionales y extranjeros PILLA Y C Próxima apertura Los delegados se trasladaron a la histórica celda del padre Marchena, y, constituídos en Junta, comenzó la sesión, que en otra anterior habían acordado celebrar aquí. Presidió el representante de la República de Chile, Sr. Lastarria, que hizo uso de la palabra en primer término para excusar la ausencia del comisario regio de la Exposición, Sr. Cañal, que no había podido atender la invitación que se le había hecho, por impedírselo inaplazables ocupaciones. Declaró el Sr. Lastarria que para los iberoameticanos eran sagrados estos lugares, que tienen tan primordial significación en la vida de los pueblos del otro lado del mai Colón- -dice- -encontró aquí calor para su idea, y con hombres que supieron comprenderle, unos, animándole, y otros, siguiéndole, venció al mar y desvaneció los terrores del mito tenebroso, arrancando al misterio de la inmensidad ignorada, con la fuerza de su espíritu, el hechizo del continente virgen, del mismo modo que los esforzados príncipes de los cuentos de hadas, logran, cqn su audacia, la libertad de las princesas encantadas. Ahora- -continúa- -el mar dejó de ser un monstruo. E l genio ibérico y la cultura europea en general le domesticaron y el progreso humano acortó las distancias. Y por ese camino despejado y luminoso fué al continente occidental lo mejor y más puro para forjar la raza nueva que cumple su misión civilizadora sin trabas ni prejuicios. Ahora