Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
01 PflM flíffl V 9 fiílH BTJIQ rbH Hw UUIl WilffUU I CivUIf B 0 M V i para oficiales y auxiliares en el ministerio de E c o n o m í a Oficiales: E d a d veinte a ñ o s y t í t u l o bachiller o similar. Aiudliares: Dieciocho a ñ o s N o Be exige t í t u l o P a r a los dos cargos se admiten s e ñ o r i t a s E x á m e n e s en mayo. Instancias hasta el 25 de marzo. P a r a el Programa oficial, que regalamos, Nuevas contestaciones y p r e p a r a c i ó n en sus clases o por Correo, diríjanse al antiguo y acreditado I N S T I T U T O 3 RETJS P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L S O L 13, y M A Y O R 1, M A D R I D BACHILLERATO FINCAS rusticas en toda E s p a ñ a compro. J M Brito. A l c a l á 94, Madrid. P r e p a r a c i ó n para los dos Institutos a cargo de licenciados c o m p e t e n t í s i m o s I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 23, M A D R I D T E N E M O S I N T E R N A D O Lea usted L EXIMGOION DE AGEITES DE LOS ORUJOS DE es una Industria de grandes beneficios, practicada con una i n s t a l a c i ó n patentada P. de Gracia, grande o p e q u e ñ a perfecta, e c o n ó m i c a y dando aceites de excelente calidad y buena venta. J o s é P de Gracia, P i y Margall, 9 M A D R I D Sociedad de utensilios y productos esmaltados Se c o n v o c a a J u n t a g e n e r a l o r d i n a r i a de a c c i o n i s tas p a r a e l lunes 31 de m a r z o a l a s cinco de l a t a r de, e n e l d o m i c i l i o social, S a n A g u s t í n 2, t e r c e r o derecha, p a r a el e x a m e n y a p r o b a c i ó n en s u caso, de l a M e m o r i a y b a l a n c e correspondientes a l e j e r c i c i o s o c i a l de 1929. L o s l i b r o s y d o c u m e n t o s e s t a r á n a d i s p o s i c i ó n de los s e ñ o r e s a c c i o n i s t a s desde el d í a de l a f e c h a de diez a doce de l a m a ñ a n a Se p r e v i e n e a los s e ñ o r e s a c c i o n i s t a s que, c o n f o r m e a l a r t í c u l o 14 de nuestros E s t a t u t o s p a r a e j e r c i t a r e l derecho de a s i s t e n c i a p r e c i s a n proveerse de l a c o r r e s p o n d i e n t e t a r j e t a de e n t r a d a que les s e r á entreg a d a h a s t a l a m a ñ a n a de a q u e l d í a d e p o s i t a n d o p r e v i a m e n t e en l a s Cajas sociales de M a d r i d o C ó r d o b a las acciones que posean o sus resguardos de d e p ó s i to e n e s t a b l e c i m i e n t o s b a n c a r i o s M a d r i d 12 de m a r z o de 1 9 8 0 -E l presidente d e l Consejo de A d m i n i s t r a c i ó n J M Torroba. y estereotipia, b u e n uso, deseo a d q u i r i r Ofertas a R o t a t i v a A p a r t a d o 40, MADRID. que es UN P O R T F O L I O por ta diversidad de sus fotografías, UN LIBRO por la abundancia texto, de su ALMORRANAS- VARICES C u r a c i ó n infalible con Venta: Gayoso, Arenal, 2, Madrid. P í d a s e en farmacias y mayoristas, y en la del autor, en M A N Z A N A R E S (Ciudad Real) previo e n v í o de 5,50 pesetas. PILDORAS PIBHA D E G. PDANCHUELO UN MUSEO por la belleza de sus planas a r t í s t i c a s y UN REGALO PARA Compagnie SALIDAS EDUARDO NEW- YORK Glc. Tiansatlantique. DE l ¡A- -OOEÜÑA DA CORUSA por la baratura de su precio. Para toda clase de Informes: Apartado de Correos n ú m 3. FARIÑA. UNA pía, ejemplar. F E R N A N D E Z Y GONZÁLEZ -Muy bien, señor don Rodrigo. -Y esto al instante, señora Marta. -A la hora, señor don Rodrigo. E l alcalde se entró en su despacho. -Señor Pedralva- -dijo a su secretario- en el momento en que mi ama de llaves tenga preparados ciertos muebles y utensilios, los llevaréis con algunos mozos de cuerda y con una- orden mía para el alcaide, a la cárcel, y al encierro de Gabriel de Espinosa; os llevaréis con vos al alguacil Lirón y al alguacil Tribaldos, y dejaréis dentro a maese Lirón, para que se quede de guardia junto al preso dentro del calabozo; maese T r i baldos se quedará fuera, de ordenanza, para traer, y llevar recados del preso para mí únicamente; relevaréis de cuatro en cuatro horas, por vos mismo, a los alguaciles Lirón y Tribaldos, con los alguaciles Arnedillo y Coscoja, que estarán, respectivamente, de guardia el uno y de ordenanza el otro, otras cuatro horas, pasadas las cuales, volverán, a entrar de servicio los alguaciles Lirón y Tribalttos. Además de esto, preguntaréis al preso a qué horas quiere desayunarse, comer, merendar y cenar. Os iréis a seguida a la hostería de la Pasiega, la daréis orden de que sirva para Gabriel de Espinosa lo que éste pidiere de comer y beber, y que me pase la cuenta cada seis días. Extended Jas órdenes necesarias y llevádmelas arriba, a mi cámara, para que las firme. Apenas había subido a su cámara el alcfalde, cuando se le presentó el ministro Arnedillo, que; ¡inclinado como un arco de violín, por respeto, le entregó un pliego cerrado, y se retiró. Don Rodrigo abrió el pliego, y vio que era de puño y letra de doña Ana de Austria. Decía a s í Señor don Rodrigo de Santillana: M i muy estimado alcalde: Me he enterado de que tenéis pre- So por sospecha de hurto, por haberle encontrado tinas joyuelas que son mías, a Gabriel de Espinosa, pastelero de esta villa, a quien yo se las di para que las vendiese, y en quien tengo una gran confianza, porque me sirve bien. Sírvale, pues, de descargo esta carta mía, y no habiendo ya razón para que esté preso, soltadle, en lo cual me haréis merced, porque él es un buen servidor, a quien apre- E L PASTELERO D E M A D R I G A L 435 ció mucho. Devolvedle además las alhajas, y no se hable de esto, no sea que se levante algún ruido injusto y malicioso que pueda perjudicar a mi dignidad y a mi buena fama. Guárdeos Dios. De este convento de Nuestra Señora de Gracia la Real de la villa de Madrigal, a siete de octubre de mil quinientos noventa y cuatro. Doña Ana de Austria. Guardó don Rodrigo esta carta, tomó un pliego de papel y escribió lo siguiente: Señora doña Ana de Austria: M i muy respetable señora: Holgárarrre mucho de poder obedecer lo que vuestra excelencia me manda en una carta suya que tengo a la vista, -referente a la soltura de Gabriel de Espinosa, a quien puse en la cárcel, y a quien no puedo soltar hasta que por un proceso se descubra, como espero, su inocencia. Guarde Dios la preciosa vida de vuestra excelencia muchos años. De Valladolid, a siete de octubre de mil quinientos noventa y cuatro. Señora: besa a vuestra excelencia las manos el alcalde de casa y corte de la Real Cnancillería de Valladolid, don IRodrigo de Santillana. ¡Arnedillo! -rdijo el alcalde, í Presentóse al momento el corchete. ¿Está aún ahí- -dijo el alcalde- -el que ha traído esta carta? -Sí, señor- -dijo Arnedillo- y espera la contestación. -Pues dadle este pliego y que se vuelva al momento a Madrigal. Arnedillo salió. Cruzóse con él María, que entró en aquel momento en la cámara. ¿Por qué no me habéis buscado, padre, en el momento en que habéis venido? ¿Traéis malas noticias? -Muy malas, María, muy malas- -contestó don Rodrigo, que estaba del peor humor del mundo- a cada momento voy creyendo más que ese hombre no es pastelero- ¡Oh! Y a lo decía yo que era el Rey don Sebastián. -No diré yo tanto. pero si no es el Rey don Sebastián, es por lo menos un gran príncipe.
 // Cambio Nodo4-Sevilla