Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. bAJá ADÓ. 29 DJ M A K Z O D E 1930. JSDICION D E A N D A L U C Í A P A G 10 cfc o a la misma merced por parte de las Empresas? E n los lejanos tiempos de Moratín, los autores no tenían derecho más que a una luneta cuando la comedia que se representaba era de eüos; en los demás días habrían de pagar su localidad, como cada hiio de vecino. E n los de ahora, salvo en algún teatro cuya Empresa es puramente comercial, los autores tienen carta blanca en la petición de vales. Uno de los actores y a la vez empresario más simpáticos de Madrid, referíame h a r á pocos días cómo entró en una camisera a comprarse unas corbatas. E l comerciante le conoció y se esmeró en servirle, in dolé la mejor que había en su casa; eligió nuestro hombre lo que le convenía y, a tiempo de satisfacer el niroorte. oreguntó si, en gracia a la importancia del pedido, tendría derecho a que le hiciera alguna rebaja. -No. señor- -respondióle el mercero- es precio fijo. Y mientras empaquetaba la mercancía vendida, díjole: -Y a sé ciue es muy bonita esa comedía que hace usted ahora. L a ha visto usted? -preguntó el cómico. -No, señor- -respondió el tendero- A ver si un día que no tenga usted mucha gente rae envía usted un par de butanuitas, porque no quisiera quedarme sin verla. -Ahora mismo- -exclamó el gran simpático. Y sacando una tarjeta, escribió: V a l e por dos butacas para la función de esta noche ¿Y con esta tarjeta me dejarán pasar? -preguntaba el comerciante. -Indudablemente- -respondió el actor- Usted va a contaduría, entrega esto y e l i m E L- R E C I É N ¿Y si a ú n te o f r e c i e r a A R R E B O L a l j u g o de R o s a s (1) para a n i m a r tus m e j i l l a s? LA RECIÉN. -Continuaría lo m i s m o EL RECIÉN. ¡Torpe de m í ¡Son celos! ¡Sí; no m o lo n i e g u e s c e l i t o s! ¡Mujerc i t a de m i c o r a z ó n q u é t o n tina eres... ¡Te j u r é el d í a do n u e s t r a b o d a q u e a c a b a ba de enterrar m i pasado, y así fué... P a r a mí, hoy, y m a ñ a n a y siempre, no h a bía o t r a i m a g e n q u e l a t u y a Te contaron, sin duda, u n a v i e j a historia, totalmente equivocada, porque nadie s i no yo la conoce c o n certez a ¡A h no sabes c u á n t o c u á n t o c u á n t o he sufrido... E r a u n secreto t r á g i c o e l do mi ruina, que era preciso o c u l t a r p a r a- que t u s p a d r e s n o s e o p u s i e r a n i l o q u e hube de hacer, los p r o l o n g a dos i n s o m n i o s que hube de pasar. L o s que me veían volver de madrugada me creían un juerguista empedernido, y, s i n embargo, e r a n trozos de v i d a que s a crificaba por ti... LA RECIÉN (rompiendo a llorar) ¡Qué pena tan grand? EL RECIÉN (colmándola de m i m o s) ¡S o y un egoísta! ¡Y o tío lie debido n u n c a decirte esto... ¡No llores más, que me partes el a l m a! L A R E C I É N -B u e n o dej a r é de l l o r a r pero has de c o m p r a r m e u n vestido c o m o el que v i m o s ayer en casa d a la m a r q u e s a (1) E l m á s discreto c a r m í n E n e n v a s e c o r r i e n t e 2,50, -De l u j o 5 MALAS COSTUMBRES D E L TEATROLos billetes de favor tia sido menester que me asomara a la? baterías del teatro para. que me diera cuenta de la mucha gente que existe aficionada a concurrir gratuitamente a los espectáculos públicos. Ya tenia entendido algo de esto, por oir quejarse constantemente a las limpresas, las cuales, como epidemia incurable, lian. de sufrir en su negocio el tifus, pero no pensaba que llegara a tales extremos de gravedad. Todo ciudadano, habiendo in ¡amigo autor o cómico, cree tener derecho para asistir de balde a ver tas comedias, siendo lo más notable que la mayoría de los que piden esta merced están en condiciones para sufragar se el gusto de pasar un par de horas admirando el ingenio del comediógrafo y el arte de- los cómicos. Estrené vo hará poco una- cbnlia v desde mucho antes deJ día- del estreno pesaba sobre mi tal demanda de localidades que, si hubiera tenido cue atender a todos los pedigüeños, con tres locales como el del viejo coliseo de lovePanos. donde tuvo lugar el suceso, no hubiese habido bastante. Gente para mi desconocida en absoluto, a título de ser consocio de un Círculo o conocido de algún pariente rmo. pedíame un par de butacas, cuando no un palco Para ir a aplaudirme: porque ha de saberse que los tíficos de profesión no se conforman con pedir menos de un par de bulacas: por lo visto, la butaca es la unidad monetaria, del gorrón teatral: -nunca pide un anfiteatro ni aun una delantera, ha de ser forzosamente un par de butacas, y sobre ello cree prestar un favor, porqi p hace bulto en el teatro. ¡i ¡j i j i 1 i I i! i! j i Y no es que en, realidad les importe la obra ni que admiren al autor; lo interesante para ellos es ir gratis, hagan lo que. hagan y sea de quien sea la comedia. Uno de estos individuos asestóme un día el consabido sablazo: le dije, como era verdad, que por haber aquella noche un concierto no se representaba mi obra; a lo que me respondió: -Bueno, lo mismo da; ya me la dará otro día para ver su zarzuela; también me gustan los conciertos; yo soy un gran entusiasta de! a música... L a lucha contra el vale en las contadutías es tan enconada como la emprendida contra el cáncer (al fin y al cabo, es un cáncer del teatro) Para conseguir un billete de favor, los profesionales ponen en iuego desde la -simpatía personal hasta la infiuencia del presidente del Consejo de ministros, si es menester; de suerte que ios consabidos cartelitos que de algún tiempo se ven en las ventanillas de los despachos v en las puertas de los escenarios no son precisamente las murallas de la China. S i viene usted a pedir un vale- -dicen unos- no siga adelante, y nos evitará la violencia de negársele. Suprimidos en absoluto tos vales, aun para ios amigos ele la casa y las familias de los artistas rezan otros, Y sin embargo, ias Empresas no tienen más remedio que claudicar ante la solicitud del periodista, la recomendación del comísario del distrito, la orden envuelta en sú- plica del conceial feste microbio- tíSco es exclusivo del teatro español) Muv bien me parece que los autores y los cómicos tengan acceso gratu; to en los teatros al fin. ellos son del oficio; pero la gente totalmente extraña al arte farandulero, ¿per qué Iv de entender nw tiene rlere- i Iléi e s tr ir ¡ra ínSií. iü EL RECIÉN CASADO. ¡No quiero verte así, esposa mía! Que ha podido ocur r i r p a r a q u e e s t é s t a n seria LA RECIÉN CASADA. -F i g u r a c i o n e s tuyas, E L R E C I É N -N o no son figuraciones. T ú deseas algo que no m e dices, y y o he de a v e r i g u a r l o E i o t r o d í a demostraste vivo i n t e r é s por s a b o r c o n q u é izaba sus pestaña. J u a n i t a y a u n q u e tus o j o s son de s o b r a bellos y n a d a tienen que e n v i d i a r he s a b i d o que lo que a r q u e a y engruesa 1 a s p e s t a ñ a s de Juanita es PAST 1 MEL al II u n i ó de S á n d a l o (1) LA R E C I É N ¿Y h a b r á s sido c a p a z de a d q u i r i r l o EL R E C I É N ¡Aquí lo tienes... Qué. ¿e s t á s ya contenta 7 L A R E C I É N -T e lo a g r a dezco, pero, sigo igual. EL RECIÉN. ¡No comprendo... ¡Ah! ¿Será porq u e a d e m á s t e a g r a d a b a un irasco de OMH LIA (2) p a r a la m a r a v i l l a de tus r i zos... V ¡P u e s a q u í tienes la sorprendente loción! L A R E C I É N -T a m b i é n te lo agradezco: pero no v a r i a r é de a c t i t u d U) C a j a c o n espejo y eep i l l í t o o,51) 2) Mantiene i n d e f i n i d a mente l a ondulación. Precio, 8,50, Loción higéníca. S U P R I M E L A S 5 K 3 r? j: i: 2 A 3 D E L S autos del baile, del tennis o de otra ciase de sport tiene la p r e c a u c i ó n de u t i l i z a r til e s p e c í f i c o ñ o r a b u n d a n t e que f u e re su t r a n s p i r a c i ó n no s é e m p a ñ a r á n sus s e d u c c i o n e s E s de efecto r á p i d o y p u e d e a p l i c a r s e e n c u a l q u i e r m o m e n t o d e la t o i k tte P a r a ello, basta c o n i m p r e g n a r u n a l g o d o n c J t o en S U D O R A L y ¡r o t a r s u a v e m e n t e los luí? ares c o n t a m i n a d o s S U D O R A L es u n l í q u i d o i n c o l o r o y transparente, que n o m a n c h a ni i r r i t a d e s i n f e c t a n d o las r o pas a f e c t a d a s S F D O R A L l i a o b t e n i d o G r a n D i p l o m a de H o n o r e n el T e r c e r C o n g r e s o N a c i o n a l de S a n i d a d 1 paita, 2,50, 4,50, S, 50 y 1 S, 50. Frscio: Madrid F L O R A i i A, S A Creación sSe Afléji co