Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A y a l a- -p r e s i d e n t e del C o n g r e s o y t o d o- -fallaba l a tradición de entre b a s t i d o r e s e l a recoger los aplausos, porque los estreno t e n i a que ser u n e x i t a z o aplausos sinceros y entusiastas de un p ú A l levantarse el telón, unos calaveras y. ll ico enardecido valen más que todas las sus musas asaltan el estudio del p i n t o r de P r e s i d e n c i a s pero salió solamente esa n o- m o d a y d e s p i e r t a n a éste, que d o r m í a en he, y él solo, d i c i e n d o a los actores, que, u n a habitación c o n t i g u a y a l que los a s a l según costumbre, se aprestaban a a c o m p a- tantes no se h a r t a b a n de p i r o p e a r l l a m á n sarle dole, a más de p r o d i g i o s o en su arte, h é r o e N o, esta noche y o solo. M a ñ a n a vosotros de n o v e l a y a r b i t r o de elegancias. P u e s sesolos ñor, p o r fin se decide a s a l i r el ídolo, y J. SÁNCHEZ- GUERRA j u n a c a r c a j a d a h o m é r i c a en l a s a l a E n c a r n a b a el d i f í c i l personaje u n barítono, que luego h a hecho c a r r e r a pero entonces r e L a c o s a fué en E s l a v a cién descubierto p o r P e n e l l a en l a h u e r t a F u é en E s l a v a hará cosa de unos diez v a l e n c i a n a y que salió con u n p i j a m a de l a mos. calle de T o l e d o Y ante l a risa, el m u c h a c h o D u r a n t e u n a ausencia de C a t a l i n a B á r c e- se desconcertó, acometiéndole u n t i c n e r v i o so, que consistía c: i u n frenético a b r i r y cer r a r de ojos, seguido de u n tartamudeo c o n gallos... B u r l a s chistes, bastonazos, pateo, u n p a r a g u a s que se abre en u n palco, d i s c u r s o s uno de P e n e l l a l a intervención de l a P o l i cía, segundas tiples desmayadas. E n el c o r r e d o r de los c a m e r i n o s se representaba estupendamente el d e s c a r r i l a m i e n t o de u n t r e n salió Ferfcrico García Sattchis. Casariego. (Foto Díaz ¿QUÉ N O C H E D E T E A TRO H A DEJADO E N USTED MAS VIVO RECUERDO? H e m o s hecho esta pregunta, a v a r i o s aficionados, ilustres o anónimos, a l teatro, pertenecientes a e s a c a t e g o r í a e s p e c i a l de a f i c i o n a d o s m a d r i l e ñ o s que cae d e n t r o de l a d e n o m i n a c i ó n de e s t r e n i s t a s P ú b l i c o de e s t r e n o s a c o s t u m b r a d o a dar su fallo inapelable, con discreción o bulliciosamente. L a c l a se s o c i a l y a n ó n i m a de l o s e s t r e n i s t a s desfilará Junto a los afic i o n a d o s e m i n e n t e s T r e s de éstos, notorios estrenistas don Josó Sánchez Guerra, Federico G a r c í a Sanchiz y el maestro L a s salle, i n i c i a n hoy las contestaciones c o n s a b r o s o s r e c u e r d o s p e r sonales. A l otro día, u n telegrama p a r a m i V e n í a de M e d i n a del C a m p o donde, p o r causa de u n a crónica que publiqué en L o s lunes de El Imparcial unos cuatro años antes del suceso de E s l a v a estaban enojados c o n m i go, por no haber encontrado yo l a i l u s t r e c i u d a d castellana c o n su esplendor de los tiempos de Isabel l a Católica. D e c í a el teleg r a m a Celebraremos qv. e siempre le pase lo mismo. Varios medinenses ¿Q u e por qué v e n í a el despacho d i r i g i d o a m i nombre N o es n a d a lo del o j o S e n cillamente porque y o era el autor de l a o b r a como Azorin lo es, p o r ejemplo, de BrarJ. y, mucho brandy. E a dos incomprendidos! FEDERICO GARCÍA SANCHIZ E n plena revolución roja U n recuerdo i m b o r r a b l e p a r a mí, el de u n a representación de Eugenio Oneguin, en el teatro I m p e r i a l N a r o d n i D o m de R e t r o g r a d o E s t á b a m o s en pleno caos de l a revolución r o j a L a c a p i t a l del inmenso I m perio m o s c o v i t a a g o n i z a b a h e r i d a por e l h i e r r o el fuego, el f r í o el hambre y el c ó- E r a yo joven... como ahora D e todos los estrenos de obras teatrales a los que he asistido en m i v i d a y f u e r o n muchos, n i n g u n o q u i z á dejó en m i m e m o r i a recuerdo tan v i v o n i en m i espíritu h u e l l a tan h o n d a c o m o el de Consuelo, la obra m a e s t r a de A y a l a estrenada en el teatro E s pañol, i n t e r p r e t a n d o los dos p r i m e r o s p a p e les l a M e n d o z a T e n o r i o y A n t o n i o V i c o E s t a b a y o recién llegado a M a d r i d y c o m e n z a b a m i s andanzas estudiantiles, s i m u l taneadas c o n m i s aficiones l i t e r a r i a s y m i s f e r v o r e s p a r l a m e n t a r i o s que me hacían a c u dir diariamente al Congreso. A d m i r a b a 3 conocía de v i s t a a l autor de 3 a o b r a que presidía por entonces l a C á m a r a p o p u l a r y sabía y a y recitaba de m e m o r i a algunos de sus hermosísimos sonetos a m o r o s o s hechos, como él m i s m o p r o c l a m a b a donosamente, p a r a el gasto del día. E l estreno fué emocionante y el éxito g r a n d i o s o A l t e r m i n a r l a o b r a las o v a c i o nes f u e r o n estruendosas. R e c u e r d o a d o n F r a n c i s c o S i l v e l a él tan frío y no m u y amigo de A y a l a de pie en el pasillo central fde butacas, aplaudiendo frenético y g r i t a n d o e n t u s i a s m a d o Ha resucitado C a l d e r ó n D. José Sánchez Guerra. (Foto na y Martínez S i allí u n a c o m pañía de opereta. L a dirigía el maestro P e nella, siendo sus p r i m e r a s figuras B l a n q u i t a P o z a s y V i c e n t e M a u r i P a r a u n estreno, del que se esperaba u n g r n éxito, se había v e n d i d o en contaduría casi todo el teatro. E n s u m a asistíamos, dentro del g é n e r o a u n a solemnidad. L a obra, que constaba de tres actos, se i m p r o v i s ó en u n a mesa de l a sala de J u n t a s del Círculo de B e l l a s A r t e s a c u y a D i r e c t i v a pertenecía el autor del l i b r o Y se deshizo s i n m á s t a r d a n z a en el s a l o n c i l l o de E s l a v a pues el músico, que era P e n e l l a n e g a b a al l i b r e t i s t a e x p e r i e n c i a escénica. L o s ensayos se s i m u l t a n e a r o n c o n l a fijación de bandas en las esquinas. Y cómicos y a m i g o s de l a E m p r e s a s a l i e r o n del general frotándose Izs m a n o s T a n desdichado resultó, ¡que, si no El maestro LassaVe. (Fofo Bohanr.
 // Cambio Nodo4-Sevilla