Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. EN EL TEATRO DE LA PRINCESA MADRID. EN EL TEATRO FOXTALBÁ La compañía de Camila Quiroga ha estrenado en la última semana la comedia, de D. Ángel Custodio, Una muchacha de vanguardia, que obtuvo lisonjero éxito. lera. L a inmensa urbe ha quedado casi desierta, y, sin embargo, el teatro Imperial Narodni D o m seguía funcionando por orden de las autoridades sovietísticas. Las noches no conseguían apaciguar la batalla que en plazas y calles rugía hacía ya varias semanas. U n a de esas noches el cartel del Narodni D o m anunciaba Eugenio Oneguin, de Tschaikowski, y allí fuimos todos los artistas, desafiando la muerte. Nuestro director, el Sr. A x a r i n nos anuncia que no se ha vendido ni un solo b i llete, pero que la función hay que darla, pues así lo exige el delegado del Gobierno rojo, fundándose, en la peregrina razón de que una suspensión de un espectáculo significaría una inquietud en la capital Eramos en total una docena de espectadores, artistas todos, que, como yo, no actuaban aquella noche. Empero, l a representación en la inmensa sala vacía fué algo profundamente conmovedor, trágico. E l fragor de la batalla, pistolas, ametralladoras, gritos de odio o de muerte, no llegaba hasta nosotros por estar lejos del centro de la revuelta, pero de vez en cuando el estruendo espantoso de los cañones de la escuadra soviética, anclada en el vecino jSíeva, que disparaba por elevación sobre la Escuela de Cadetes, conmovía el teatro hasta sus cimientos, al par que nuestros angustiados corazones. T e r m i n ó la representación trágica, recuerdo imborrable, pesadilla que a ú n hoy, después de tantos años, evoca espantada m i subconsciencia. A ú n veo a Tatania, sonriente y coqueta; a Oneguin, decidido y apuesto; a todos, coros, orquesta y partes, cantando una ópera para un solo espectador, el delegado rojo, que, repantigado en un palco, observaba, ceñudo, el espectáculo. A ú n recuerdo el s i lencio y el vacío a la caída del telón en aquella sala, testigo de clamorosas ovaciones. F u é imposible reintegrarse a nuestros hogares la batalla continuaba, implacable, y, ante el peligro mortal de salir, pernoctamos todos en el escenario como en un campamento. N i una risa ni una brema, parecíanos estar en un vivac de soldados heridos feor la vergüenza y la derrota. Joss L A S S A L L E En Luis F. dé Sevilla y Guillermo Hernández Mir han estrenado, con buen éxito, el saínete Los naranjales con música del joven compositor Balaguer. (Foto Alfonso. BLANCA ALONSO DE LOS RÍOS breve saldrá para la Argentina, donde ya es. conocida y a dmirada, esta excelente actriz española, que ha conquistado aquí merecidorenombre. (Foto Dixio v Castialione.